Bigger @ The Roxy | 19.12.15

Bigger despidió el 2015 ante un Roxy colmado

1

Minutos antes de las 21hs, el telón descubría a Manu Fernández en batería, para que luego, con la exaltación del público tan entusiasta, Oliver Knox, Pablo Inda y Luciano Villacé se sumaran junto al primer invitado de la noche: Orestes Di Vruno en sintetizadores. Dieron comienzo al show con una intro que daría lugar al, tan bien elegido, primer tema de la noche: El Juego, una canción que invita al público a sumarse a la “locura” de la banda, advirtiendo, “apostamos el corazón”, y declarando que esa era “una noche más para sentirse vivo”.

Mientras el tiempo avanzaba a lo largo del show, también lo hacían los discos “Humano” y “Contraviento”, los cuales sonaron completos en la noche del Sábado 19 en Palermo. (Un único tema fue partícipe de la excepción: “Despierta La Flor”, proveniente de “Humano”). “Fuegos Cruzados”, uno de los temas más fuertes del último disco, tanto por su ritmo como por su letra, provocó una euforia aún mayor en el público, donde más gente se sumaba al pogo y donde algunas frases eran cantadas con una pasión realmente admirable, justo como si “los Casi-Humanos” llevaran las estrofas tatuadas en el alma.

Un segundo músico fue invitado al escenario, Pedro Chalkho, para sumarse a la noche de Bigger como segunda guitarra en “Al Final” y “De Sol A Sol”. Luego los siguió “Contraviento” (canción que dio el nombre al último disco de la banda) que tuvo su tinte único y especial, ya que su musa inspiradora, la mamá del cantante y guitarrista de la banda, estaba esa noche presente. Y aunque para esta etapa del show, el clima ya se había aquietado, tenuó aún más, cuando “el Negro” Villacé quedó solo en el escenario, acompañado por una acústica y su voz, y pidiendo al público que lo ayudara con los coros. Así fue como comenzó a sonar “Amanecer”, que luego se acoplaría con “Best Of You” de Foo Fighters, de la mano de un juego de luces increíble, donde se volvió a sumar el resto de la banda. Pero este no sería el único cover de la noche, ya que luego de que sonaran algunos temas propios más, Chalkho volvió a sumarse, Oliver y el Negro se despojaron de sus guitarras para darle absoluto protagonismo a la voz, y Bigger sorprendió totalmente con un gran medley que dejó enloquecidos a los allí presentes. Éste constó de “Sacate La Mierda” de Carajo, “Loco Pro” de A.N.I.M.A.L. y “Una Vela” de Intoxicados, habiéndose logrado unas exquisitas versiones que el público festejó hasta quedarse sin cuerpo y sin voz, incluyendo a aquellos que fueron para “ver desde atrás”, todo el Roxy estalló de entusiasmo.
La noche tuvo su cierre con “Mi Devolución”, último corte de la banda (elegido por el público) y con una lluvia de aplausos y ovación hacia los músicos sobre el escenario, y al staff incondicional.

En la física, se define a lo analógico como lo que representa de manera continua en el tiempo la evolución de una magnitud, y así es como podría definirse al público de Bigger, que cada vez se acrecienta más y más, haciéndoles notar a “los toros” que todo lo apostado, dio y dará sus frutos, porque el crecimiento de esta banda no tiene techo, y es así como debe ser, ya que por suerte siempre existirán los amantes del arte en su máxima expresión. Ahora sólo queda esperar para ver qué nos tienen preparado para el próximo año, por el momento, sólo podemos advertir que el Sábado 06 de Febrero estarán “volando pelucas” en el Cosquín Rock 2016.

Crónica: Sol Danisa López.
Fotos: Clau Esquivel.

Comentarios