Todo Aparenta Normal @ Niceto Club | 07.04.16

La banda despidió “Hijos Del Mundo” en un Niceto estallado.

Después de una semana poblada de lluvias y tormentas, que nos hacían imaginarnos llegando a Todo Aparenta una vez más empapados como aquella vez en La Trastienda, el Jueves volvió a salir el sol, tal como aseguró Nicolás Alfieri (cantante y guitarrista) unos días antes a amigos suyos. Y aunque la vuelta (para quienes tardaron algunas horas en volver a casa) sí fue bajo una cortina de agua, poco pareció importarle al público “anormal”, que no podía disimular la felicidad de haber visto otra vez a una de las bandas más destacadas de la escena emergente.

Ya pasadas las 22hs, se abrió el telón a la vez que comenzaba a sonar “Detener El Tiempo”, elegido por la banda para ser próximamente el último corte de “Hijos Del Mundo” (disco al que ya comenzaron a despedir). Al terminar “Antes de Desaparecer”, se podía ver en los ojos de la banda la felicidad que los invadía por estar ahí arriba esa noche, junto a toda la gente que los acompaña siempre. Inclusive, no muy lejos de las lágrimas, Nico agradeció y añadió “esto es increíble”.

La lista siguió con más temas de su último disco y, como habían anticipado en las redes, volvieron a sonar en vivo canciones ya olvidadas en los shows habituales de la banda, como “Perdón Raíz” y “Falsa Nostalgia”.
A mitad de la noche, se hizo presente uno de los momentos más emotivos, donde Alexis Koleff, Luca Barzan, Nicolás Alfieri y Juan Pablo Alfieri se sentaron con una acústica y micrófono cada uno, bien cercanos al público, creando una atmósfera de intimidad, para interpretar “Al Intentar Destruir” y “Leticia”.
Ya nuevamente en el formato habitual, sonó uno de los más esperados, “Sol De Abril”, y el emotivo “Al Oscuro” hizo que más de una chica se subiera a los hombros de alguien más, para sentir más en carne propia la emoción.

Cuando el público pensaba que ya no podían haber más sorpresas en esa noche espléndida, en “Buenos Aires” y “Diferente” Hernán Rupolo (de Octafonic) subió a ser uno con su guitarra, destilando esa magia musical que te hace feliz con tan sólo cerrar los ojos y escuchar, y que junto a los Todo Aparenta realmente extasiaba el alma.

También, por tercera vez en vivo, sonó “La Dicha de Los Cobardes”, tema nuevo con el que la banda calma (o aumenta) la ansiedad de sus seguidores por el próximo disco.
Al terminar de sonar “Agazapado”, los músicos se despidieron de su fiel público, bajo un manto de aplausos. Recordaron a la gente que al otro día, en ese mismo lugar, se iba a estar presentando Parteplaneta (otra de las bandas que está pisando fuerte en la escena emergente) junto a Más Que Uno y Nilo. Y es que es innegable la hermandad que por suerte existe entre músicos del mal llamado “under”, hoy los ves en el escenario, y mañana entre el público de otra banda amiga de la que van a disfrutar.

Pero la noche de Todo Aparenta Normal aún no había terminado. Ellos no se habían descolgado sus instrumentos, y nosotros en el fondo sabíamos que ese tema que tantas pieles eriza no podía ausentarse esa noche. A mi parecer, una de las canciones mejor logradas de la banda, porque sabe cómo llegar a lo más profundo del corazón siempre. Con una letra bellísima, una melodía deliciosa y un solo de guitarra que destila emociones, “Como Un Faro” fue el tema que le dio el broche de oro a la noche del Jueves pasado, donde el telón se cerró con miles de aplausos que esperan ansiosos un próximo show.

Crónica: Sol Danisa López.
Fotos: Clau Esquivel.

Comentarios