Tarja @ Teatro Roxy, Mar Del Plata | 21.11.2017

Con motivo de su gira The Shadows Show, Tarja volvió a presentarse luego de dos años el martes pasado en el Teatro Roxy de la ciudad de Mar Del Plata, en un concierto de primer nivel junto a la banda marplatense Conxuro.

Las puertas abrieron al público cerca de las 20 horas, y luego de unos minutos, Conxuro salió al escenario a mostrar lo mejor de ellos, en la previa de sus 10 años de existencia. La banda de rock/metal celta dio el presente para encender al público que esperaba ansioso la presentación de la finlandesa, repasando canciones de su último disco “Fuego Interior”.

Terminada su presentación y luego de un intervalo de media hora, llegó el momento más esperado. Los músicos subieron al escenario para una breve intro seguida por la presencia imponente de Tarja Turunen. Que comenzó con “Demons In You”, “No Bitter End” y “500 Letters”.

La soprano-lírica se mostró agradecida de volver a “La Feliz” luego de unos años, y así prosiguió con su repertorio que incluyó piezas de sus discos anteriores como “Lucid Dreamer” y “Little Lies”. Continuó con “Calling From The Wild” y un gran cover de “Supremacy”, originalmente interpretada por la banda británica Muse.

Hubo un espacio para el recuerdo cuando se dispusieron a interpretar varias canciones de Nightwish, tales como “Tutankhamen”, “Ever Dream”, “The Riddle” y “Slaying The Dreamer”. Con un rápido cambio de instrumentos, dieron paso a una serie de canciones acústicas, donde se pudo apreciar con mayor nitidez las matices vocales y el talento innato de Tarja.

Volviendo a la energía de los primeros temas y con cambio de vestuario incluido, interpretaron “Love To Hate” y “Victim Of A Ritual” mientras que de fondo se podía ver el clip que acompaña al sencillo, mostrando distintas situaciones bélicas a lo largo y ancho del mundo. La oscura “Undertaker” dio por finalizada la mitad del show.

Llegando al final de la presentación, comenzó a sonar “Too Many”, una canción muy personal para la finlandesa, que habla sobre el tiempo, la vida y el deseo de todos de alcanzar nuestras metas y sueños. Otra cálida canción como “Innocence” continuó con el último tramo. Y para terminar la noche, interpretaron “Die Alive” y “Until My Last Breath” con toda la asistencia de pie, transformando por un momento al Teatro Roxy en un microestadio más.

Sin dudas, fue un lujo que tuvieron los marplatenses al poder tener a esta artista de nivel internacional y con una reconocida trayectoria, que seguirá su gira por el país durante los próximos días.

 

Crónica y fotos: Daniel Espinoza

Comentarios