Sygma + Diatriba + Marfil @ The Roxy Live | 16.07.17

Fría se presentaba la noche del domingo 16 del corriente mes, día en el que los chicos de Sygma decidieron presentar su flamante EP, titulado “La Inercia Del Presente”. En estas humildes palabras trataré de reflejar lo desplegado en el escenario esa noche, en la que el frío se vio opacado gracias al calor de la inercia creada por gente que ama lo que hace: Marfil, Diatriba y el plato principal, Sygma.

El domingo es el día del descanso, y si a eso le sumas que este 16 además fue uno de los más frío del año, podríamos aprovechar esa afirmación para no movernos. Adelantar esa serie que tenías atrasada, tomar un café mientras leés el libro que dejaste a la mitad o estudiar para el parcial que te tiene a mil. ¿Pero si hacés algo distinto? Dicen que salir de la zona de confort te lleva a donde suceden las cosas importantes. El trío conformado por Alan Mezger (bajo y voz), Octavio Benzaquen (guitarra) y Alexis Mezger (batería), tomó la decisión de que uno de los peldaños más importantes de subir para una banda, como lo es tocar en The Roxy, sea ese día. Hace meses sabíamos que este sería un show al que, si sos seguidor de la banda o un simple amante de la música, no te podías perder.

La música siempre nos acompaña, haga frío o calor, llueva o caiga granizo, siempre está, por eso es que apoyar a las personas que crean ese arte es la mejor forma de agradecerles. Qué mejor lugar que el Roxy de Palermo, por el cual han pasado incontables músicos antes de llenar otros grandes escenarios, qué mejor que ver a bandas emergentes, las cuales sabemos que se lanzan a hacer esto porque lo hacen con pasión, con el corazón, porque tienen cosas adentro que necesitan decirse y no se quedan esperando a que otro las diga. La primera de estas bandas sería Marfil, un trío con claras influencias noventosas, acompañada con algunos tintes progresivos. La banda sigue presentando su disco “Estadios”, podemos destacar momentos como el que nos dieron con “Fotografías De Un Espejo”, del cual anticiparon que están grabando video, éste es una tema lento que por momentos explota gracias a un gran labor en voz y en guitarra. Más adelante, harían una pausa para anunciar una gira por Neuquén y Río Negro, siendo esta su última vez en Capital Federal por un tiempo. Lo que podemos resaltar en la mayor parte del show, son los potentes riffs, los cuales acompañan en la mayoría de sus temas y la potencia con que la batería resalta como gran base. “No queremos que nadie se duerma, como Ana” exclamó Tonga, cantante de la banda, y así sonó “Ana No Duerme”, cover que también forma parte de su disco, en la que una visual de Spinetta acompaña de fondo, y un gran solo de guitarra se apodera del escenario.

Pasada una hora desde el comienzo, el telón se abrió por segunda vez y en esta ocasión, una banda tan diferente a la anterior como igual de satisfactoria. Diatriba es un grupo con mucho power, en el que podemos encontrar influencias como Divididos, sobre todo en la voz, pero con un estilo muy propio, parte de esto es gracias al teclado de Karel Kees, del cual luego anunciarían que saldría de ese rol en la banda, pero seguirá acompañándolos desde otro lado. Luego de comenzar con “Sobre El Mar”, siguiendo con un tema más lento como “Poco Es Todo”, presentarían un tema nuevo, en el que se dispusieron a tocar con hasta 3 guitarras sobre el escenario. Este sería “Espejo”, si bien se puede creer que las 3 guitarras podrían chocar entre ellas, el buen entendimiento entre los músicos demostró lo contrario. Su lista seguiría con los temas de su disco “Estado Alfa”, sonando temas como “Malas noticias”, “Mundo De Hoy” u “Hora Zulú”. Pero en el medio también habrían covers, “Un Ángel Para Tu Soledad” de Los Redondos, dándole un tono distinto al estilo que venían tocando, y “Amapola del 66” en el que las influencias se vieron claramente reflejadas. “Rimbaud” llegaría con el Tonga, cantante de Marfil, y Alan Mezger de invitados, este último aprovechó el momento como precalentamiento, antes de salir con su banda. Con “Gritaré”, todo parecía concluir, pero al pedido de “¡otra, otra!” del público, sonaría “Esclavo”, con cadenas en el video de fondo acompañándolo.

Luego de estas entradas, en las que podemos ver buenas apuestas al futuro del rock, llegaría el momento esperado por las aproximadamente 300 personas presentes. Sygma había tenido la oportunidad de tocar en The Roxy en dos oportunidades el año anterior, pero como show propio, este sería el primero.

Es una gran apuesta teniendo en cuenta que es una banda que viene desde lejos, más precisamente Capilla Del Señor, pero poco a poco y con esfuerzo, se han hecho de su gente y de la resistente confianza para hacer este show. Sin retrasos y en el horario ya previsto, el power trío comenzó su show, humo los rodeaba en el escenario y un pequeño instrumental daba el puntapié inicial. “Panónticos” sería el primer tema en sonar, el mismo es parte del EP que están presentando. En este tema, como a lo largo del disco, podría decirse que la banda eligió seguir un estilo más propio, saliendo un poco del progresivo que los caracteriza. Podemos ver esto en sus antiguos temas, “Doble Filo”, “Amanecer” o “Antes Del Ocaso” -todos provenientes de su anterior disco, titulado “Un Nuevo Amanecer”-, los mismos sonaron con una gran pulida, de manera más rápida quizás. Luego llegaría el momento de un cover que sorprendió a muchos, este fue “El Error”, de Carajo, en el cual el público se mostró ferviente y no se quedó en su lugar, sino que coreó constantemente.

Sobrevoló entre los presentes el aire de nuevas generaciones haciéndose escuchar, a base de grandes interpretaciones y yendo siempre “Hacia Algo Más”, nombre del tema que siguió. Luego de “Late” sonó “Plan B: Anhelo De Satisfacción”, un tema que sorprendió al igual que el de Carajo y personalmente creo que muestra para dónde apunta el futuro de la banda en cuanto a sonidos.

Pero para que la noche sea completa, no podían faltar los invitados, el primero de ellos sería Rafa, primer batero de la banda y hermano del guitarrista, Octa. “Viaje”, tema instrumental, sirvió como momento de trance para simplemente escuchar a los músicos; el humo y las luces verdes ayudaron a hacer crecer este lapso.

La lista continuó con “Apurados Pasajeros”, “Las Marcas En Tu Piel” y siguiendo a esto, encontramos el momento bisagra de la noche, “Reflejo”, llegó con Lula Bertoldi, cantante de Eruca Sativa. Es bueno ver cómo alguien de una banda que acaba de hacer un Luna Park, demuestra lo que contamos sobre esta noche, que es no dejar las raíces de lado, en ese caso apoyando a bandas en crecimiento. Con el pedido del público, también acompañó en “Bajan”, el clásico tema de Luis Alberto Spinetta que siempre es conmovedor, pero más cuando se da en estas circunstancias.

Con “Tierra De Nadie”, la banda puso broche de oro a la noche. Podría parecer una lista corta, pero hay que tener en cuenta que sus temas mayormente no bajan de los cuatro o cinco minutos, entonces podemos hablar de un show que fue tan completo como satisfactorio. Con el aplauso del público, los músicos, empapados de sudor, intentaron saludar a todos, siempre tan agradecidos con quienes los acompañan, como es su costumbre. Sygma planteó un show muy metódico en el que dejó claro que es de esas bandas que uno debe seguirle los pasos, porque hoy hacen su propio Roxy, pero les aseguro que pronto estarán para algo más grande.

 

Crónica: Federico Cárdenas
Fotos: Javier Abbas

Comentarios