Sobredosis De Soda @ Groove | 09.02.17

Que la música siga sonando:
Sobredosis De Soda en Groove

Cuando cierta banda o artistas dejan un legado musical muy importante a la humanidad, es muy importante que su arte se perpetúe en el tiempo. Uno de los casos más emblemáticos es el de Soda Stereo, banda que ha indefectiblemente marcado un antes y un después en la historia de la música latinoamericana.

Frente a la imposibilidad de que la banda alguna vez vuelva a presentarse en los escenarios como tal, resulta imperativo que su música siga sonando por su relevancia a nivel internacional. Mariano Albergoli, Ezequiel Perez Casas y Pablo Gillari Ces comprendieron esta necesidad, y por eso decidieron formar Sobredosis de Soda, una banda tributo a la previamente mencionada. Desde el 2005 que la agrupación rinde homenaje a los consagrados artistas, llevando adelante shows idénticos a los que Soda Stereo solía dar, destacándose principalmente en la fidelidad de los arreglos y la puesta en escena que brindan.

El pasado jueves 9, el trío se presentó en el barrio porteño de Palermo para llevar adelante un show especial dedicado a grandes hits y a aquellos Lados B que sonaron muy pocas veces en vivo. A las 20hs se dieron puertas y, paulatinamente, Groove se fue llenando hasta alcanzar su punto máximo de convocatoria, llegando a ocuparse tres cuartas partes del local.

Con una rigurosa puntualidad, el trío llega al escenario a las 21:30hs, abriendo su performance con “Juegos de Seducción”. La primera parte del show transcurre tranquila, bajo distintos tonos del azul marino. Se suceden al hilo entonces “Sin Sobresaltos”, “Imágenes Retro” y “Ángel Eléctrico”.

“Buenas noches y bienvenidos a las canciones raras y no tan raras.” Mariano juega a ponerse en los zapatos de Gustavo Cerati e introduce a la audiencia en la performance de la noche. Las luces decaen en un rojo lúgubre, en la sala suena “Un Misil en Mi Placard” y la gente fuerza la voz para seguir al frontman en su canto.

“Ahora vamos con una que no conocen ni en pedo.” Y mientras se proyectan imágenes de la ciudad en pantalla, empiezan a sonar los primeros acordes de “En La Ciudad de la Furia”. Estallando así, el primer pogo de la noche.

Son infinitas las subidas y bajadas en el dinamismo del show, los matices y los climas que se generan. “Disco Eterno” y “Cae el Sol” se suceden con calma mientras las luces amarillas y una proyección solar en pantalla simulan un atardecer que da calidez a todo lo que toca.

“Los vemos con ganas de mas y eso nos pone muy contentos, pero quedan un par de temas y nos vamos a casa.” El vocalista se adelanta en la despedida, ya que aún quedaba un buen rato de show. Para inquietar los pies de los espectadores llega “Sobredosis de TV”, la cual actúa como antesala para el hit “Persiana Americana”, el que es pogueado y cantado por toda la audiencia.

Invitan a escena a Aimé Cantilo, Pablo Manlio y Javier Torrecillas para llevar a cabo un segmento de 6 canciones de uno de los shows que brinda el trío, el llamado “Gracias Por Venir”, una presentación exclusiva de la discografía de Gustavo Cerati en su carrera como solista. Para el mismo la reconocida cantante se acopla en los coros y ambos jóvenes se cuelgan una guitarra eléctrica cada uno. El resultado de estas incorporaciones terminaría por ser la emotiva interpretación de “Fuerza Natural”, “Magia”, “Te llevo para que me lleves”, “Lago en el Cielo”, “Jugo de Luna” y “Deja vu”.

Las músicos se retiran del escenario, llevándose consigo la luz. El público comprendió que se trataba de un encore y esperó el retorno de la banda. Instantes luego, el trío regresa para hacer estallar el baile y la escenografía con “Nada Personal”.

El cierre inefable de la noche llega cuando el público suplica el típico “una más y no jodemos más”, que se les concede con una última canción de forma tal que el final se vive como el clímax de la velada. De la mano del clásico “De Música Ligera”, los espectadores sufren un ataque de euforia único en el show: saltan, poguean y bailan como si este fuera el primer tema de la jornada y las dos horas y media de show previas nunca hubiesen existido.

Sobredosis de Soda se retira invitando a los presentes a su próximo show, el 11 de marzo en Auditorio Sur y se despide al grito de “gracias por venir”, llevándose consigo un mar de aplausos.

La música de Soda Stereo es universal, y gusta. El disfrute que le dan dos nenas de casi 12 años saltando abrazadas en la tarima del boliche al ritmo de “Prófugos” es tan llenador como el que le da un adulto mayor que mira y aplaude encantado desde la barra al término de “Imágenes Retro”, repitiéndose a si mismo “¡Muy bueno!”.

Sobredosis de Soda logra generar el sentimiento movilizador que tenía Soda Stereo a través de su música, y comprenden que lo importante es que esta suene y perdure para siempre.

Setlist:

  1. Juegos de Seducción.
  2. Sin Sobresaltos.
  3. Imágenes Retro.
  4. Ángel Eléctrico
  5. Un Misil En Mi Placard.
  6. En El Borde.
  7. Final Caja Negra.
  8. Secuencia Inicial.
  9. Coral.
  10. En la Ciudad de la Furia.
  11. El Tiempo es Dinero.
  12. Mi Novia Tiene Biceps.
  13. Dietético al Hilo.
  14. En el camino.
  15. Cae El Sol.
  16. Claroscuro.
  17. Fuerza Natural.
  18. Magia.
  19. Te llevo para que me lleves.
  20. Lago en el Cielo.
  21. Jugo de Luna (medley con Circo Beat de Fito Páez).
  22. Deja vu.

Encore:

  1. Nada Personal.
  2. Prófugos.
  3. Sueles Dejarme Solo.
  4. Vita-Set.
  5. De Música Ligera.

Crónica: Maite Córdova
Fotos: Javier Abbas

Comentarios