Sig Ragga @ Quality Espacio (Córdoba) | 02.10.16

Música para viajar

Sig Ragga en Córdoba

Cuando el reloj se acercaba a las diez de la noche, una pista empezó a sonar, el telón se abrió, cuatro sujetos con trajes blancos y las caras pintadas se ubicaron frente a sus instrumentos. El viaje empezaba en Córdoba, un Espacio Quality repleto estaba por ser parte de la magia de Sig Ragga.

“Chaplin” fue la pieza con la que comenzó la travesía, seguida por clásicos del primer disco de la banda. El arpegio de “Pensando” emocionó y las voces de los presentes se comenzaban a oír. “Tavo” Cortés (teclados y voz) salió de su lugar para poder bailar como siempre lo hace en la outro de éste tema. El cantante invitó a todos a pararse para poder bailar al ritmo de “En el infinito” y jugar con los coros, después de una ovación unánime el público volvió a tomar asiento.

“La promesa de Thamar” es el nuevo trabajo discográfico de la banda, compuesto por ocho canciones, de las cuales cuatro fueron las escogidas para estar presentes en la lista de esa noche. “Ángeles y serafines”, “Un grito impotente”, “Girasoles” y “Arlequin”, las últimas dos fueron de las más aplaudidas por los seguidores.

Luego volvieron a repasar notables temas de sus dos primeros discos, cuando llegó el turno de “Feliz” los admiradores volvieron a ponerse de pie para bailar al ritmo del reggae. Las cabezas marcando negras y los pies acentuando corcheas, el salón se transformó en una pista de baile. En los números siguientes  y hasta el final de la lista, el público se olvidó de las butacas y siguieron disfrutando del show danzando los particulares compases del grupo santafecino. “Matatata” y “Orquesta en descomposición” fueron las dos últimas piezas del set list.

Con un sonido espectacular, unas visuales tremendas y una puesta de luces estupenda, la banda hizo que los cordobeses “flasheen” en varios momentos a lo largo de los veinte temas que regalaron en la función. La banda conformada por Gustavo “Tavo” Cortés (voz y teclados), Ricardo “Pepo” Cortés (batería y coros), Nicolás González (guitarra y coros) y Juanjo Casals (bajo) recientemente ha sido nominada a los premios Grammy Latinos como Mejor canción Alternativa” por “Angeles y Serafines”.

Sig Ragga emociona en cada presentación y las manos no se cansan de aplaudir. Un idioma diferente que deleita los oídos y una música que te transporta al lugar que desees. Que gran honor ser contemporáneos de una banda que hace y hará historia.

Crónica: Florencia Giraudo

Comentarios