Sasha @ The Roxy Live | 09.04.17

Sasha y sus invitados desataron una tormenta de rock y juventud en el Roxy

Pese al mal clima, la gente de Sasha tuvo la presentación esperada de su primer disco de estudio: “En vivo”. En una jornada dominguera con gusto a sábado, el mítico Roxy de Palermo, recibió a decenas de almas que se acercaron para presenciar semejante acontecimiento, donde también participaron Nova, Smilodon y Lemkin. Poco importó la lluvia en una jornada que tuvo mucho rock del bueno.

Mientras muchos se aprestaban a sentarse en sus sillones junto a la televisión, el mate y las tortas fritas, en las inmediaciones de Palermo, más precisamente en Niceto Vega al 5500, el ambiente era otro. , empezó a haber movimiento en los alrededores del Roxy Live. , la gente comenzó a agolparse en las puertas del local, para empezar a vivir una inusitada jornada de rock dominguera.
Pasadas las 19:30, la banda encargada de “bautizar” la fecha fue Nova, una joven banda de Zona Sur, que con apenas poco más de un año de experiencia tuvo la posibilidad de abrir el show. Con una performance llena de energía, y haciendo honor al estilo post hardcore, éstos jóvenes desplegaron algunos de sus primeros temas a pura potencia, y mucha fuerza en el sonido, pese a contar con un solo guitarrista. El agregado a la lista de los covers En poco menos de media hora de show, Nova dejó en claro que pese a su juventud tiene mucho potencial para seguir avanzando, y consiguiendo reconocimiento y metas a lo largo de su promisoria carrera.
Llegando a las 8 de la noche, y manteniendo la premisa de las “bandas jóvenes”, fue el turno de que Smilodon salga a jugarse sus fichas por primera vez en un escenario de la magnitud del Roxy. Este cuarteto, liderado por Juan Ignacio “Jano” Fernández Martínez pasó por varias mutaciones en su formación, y hace prácticamente, más de un año que encontró la paz con la llegada del último integrante: el baterista, Alan Daniels. En la actualidad, la banda trabaja en su primer disco, por lo cual una de las premisas fue mostrar algo del nuevo material a los amigos y al público presente. Por eso, tras la presentación y la interpretación de dos clásicos como “El Alfil” y “Solve your shit”, el front man aclaró: “Para la gente que nos vende humo de colores, que nunca se saca la careta, esto es ‘Ceguera'”, y largaron con una de las canciones que estarán en el próximo material discográfico. Con la ductilidad y destreza Juan Manuel Rogatky (guitarra y coros) y la técnica y el desparpajo incesante de Ionatan Struzer (bajo y coros), la historia continuó con “Mové!”, una catarata de sonidos compactos y directos y un estribillo fuerte y pegadizo que hizo bailar a todos los presentes.
El cover elegido de la noche por el cuarteto fue “Them bones” de Alice in Chains, el cual fue interpretado en gran manera, y para el final “Jano” avisó que se venía “algo de lo nuevo”, dando paso asi a “Por la cima”. Para el final, tenía que haber un clásico, y lo hubo. Explotando todo su potencial, Smilodon interpretó “Primitivo”, corte de su EP que lleva el mismo nombre, y es el tema más pedido por sus enloquecidos seguidores. Como la gente no estaba conforme, llegó el bis, con “Conflicto de ser”, y un cierre demoledor digno del aplauso. Tras poco más de media hora de show, los Smilodon se retiraron con alegrías y esperanzas, y dispuestos a seguir trabajando en el disco.
Todavía faltaban varios minutos para el plato fuerte de la jornada, y con la pista aun “calentita”, Lemkin salió a mantener la temperatura, y a tratar también de aumentarla. Mientras se encuentran presentando “Anagramas”, su nuevo disco, los oriundos de Zona Sur aprovecharon la ocasión para mostrar algo del nuevo material en el Roxy. Apostando siempre al estilo post – hardcore, con el uso de guturales y voces melódicas a la vez, y alternando bases lentas y veloces a cada rato, pero con el mismo nivel de potencia elevado al máximo, los Lemkin abrieron el show con la canción que da nombre al disco nuevo: “Anagramas”, y para no centrarse solo en el más reciente trabajo, regalaron “El cobarde”, un tema de “Todos tus cuentos”, el primer Ep de la banda, recibido con mucho cariño por la gente que saltaba para todos lados por la pista del Roxy. Con el repaso de más temas del último disco, y algún guiño más con el material mas “viejito” (“Nunca lo olvides”, otro tema del EP que sonó antes del final del show), fueron la premisa de Lemkin que cerró el show con “Siempre fuimos”, de “Anagramas”, un final intenso, que fue vitoreado por todo su público.
El plato fuerte llegó ya bastante entrada la noche, cuando Sasha salió al escenario para despertar el clamor de toda la gente que se acercó a disfrutar con ellos de la presentación del nuevo disco. Con un estilo bastante propio y particular, mezclando diferentes ramas musicales más allá del rock, como el pop, o la música electrónica, este particular quinteto inició la noche de presentación de “En Vida”, con “No Digas Nada”, una balada triste de amor endulzada por punteos de guitarra y la voz acaramelada del vocalista Luciano Racana. Manteniendo la tónica, el siguiente tema en lista fue “Lo siento”, y ya para dar vuelta la historia, los riffs se aceleraron y las bases de batería empezaron a resonar con más fuerza para expresar la bronca contenida que se denota en la letra de “La herida”.
Pero en ésta noche tan especial por la llegada del nuevo disco, también hubo lugar para el momento retro de la jornada. Para los más nostálgicos, Sasha intercaló “Utopía” y “Error natural”, dos canciones de su primer EP, “Ahogando Promesas”, que fue lanzado en el año 2013. Con la intención de seguir regalando sorpresas a propios y a extraños, la interpretación de “I’m Not Okay” de My Chemical Romance, fue un pico alto en la noche, cuando todavía quedaba mucha lista por recorrer.
En el tiempo que les restaba, los Sasha continuaron repasando el resto de los temas de “En vida”, con mucha pasión y recibiendo una satisfactoria respuesta del público presente. Cerca del final, hubo otra sorpresa en la noche, con la interpretación de “Deja de llorar”, una reversión insólita del tema original de “El Polaco”, reconocido cantante de cumbia.
Con muy poco tiempo para el cierre, llegó “Perdido y sin pensar”, abrazado a una base inicial bastante rockera, y con un solo de guitarra infernal en medio de la canción. El set final con “Eterno”, otro tema con un ritmo infernal y pegadizo, parecía ya coronar una actuación digna del aplauso del quinteto. Sin embargo, la frutilla del postre llegó despúes, con un tema más del EP: “Día Gris”.
Con muchos aplausos, Sasha dejó con alegría el escenario del Roxy, luego de una lista de 17 temas que incluyeron el EP completo, el nuevo disco, dos covers, y mucha energía y potencial. Con casi 4 años de carrera, ésta banda demostró que tiene mucho para dar en todo lo que le  espera a futuro.

Con cuatro bandas jóvenes, (algunas sin material físico en su haber aún y otras estrenendo el primero) el domingo lluvioso en Capital pasó casi desapercibido. La verdadera tormenta la desataron ellos en el Roxy, sin duda.

Crónica: Ale Jerez
Fotos: Pablo Chamarra

Comentarios