“Sangre Y Fuego” de Bulldog – Reseña

Es difícil sentarse a escribir sobre una banda que tuvo mucha influencia en tu vida y a la cual se le tiene mucho cariño; es que he tenido una relación muy particular con Bulldog cuando los conocí, y de inmediato sentí una conexión con su música y sus letras.

“Sangre Y Fuego” es su nuevo trabajo, lanzado hace unos pocos meses de una manera particular, es que decidieron liberarlo en las tiendas tanto físicas como virtuales el mismo día de la presentación oficial en el Teatro Vorterix, el pasado 29/09 -si querés saber cómo fue, te invitamos a pasar por la crónica que escribió Alejandro Jerez haciendo click acá-. Antes de su lanzamiento se tuvo un pequeño adelanto con “Sangre Y Fuego” como corte del disco; con una muy buena recepción por parte tanto de los fanáticos old school como de la nueva ola.

Esta nueva placa fue grabada en Cantabria, una comunidad al norte de España, en el estudio de Fernando “Nando” Miguel, guitarrista del grupo español La Fuga -con el cual los rosarinos comparten una hermandad de música desde hace varios años-.

Es un álbum corto, tan sólo 10 tracks cargados de un Bulldog con un sonido bien actual pero con marcada base en sus raíces; es que ya desde hace varios años la agrupación mutó un poco de su clásico sonido punk a un sonido más rockero, pero que no deja de tener esa esencia de resistencia y rabia del estilo musical surgido en los ’70. Sonido que se puede apreciar a lo largo de los 33 minutos que lo conforman, sumado además a letras y melodías que transmiten mucho positivismo y buena onda, algo que suele caracterizarlos y que aquí se manifiesta en todo su esplendor.

Desde el primer acorde de “Sangre Y Fuego” (tema que, además de ser el corte, abre el disco) se puede apreciar la gran influencia ramonera -en particular aquel sonido característico de la etapa noventera en la cual la incorporación de CJ había dado frescura a los neoyorquinos-. Por otro lado tiene la impronta del sonido bulldoguero de los últimos años surgido a partir de la salida de “Salvaje” en 2007. En varios momentos de la letra sentí una perfecta descripción de la banda y cómo crean su música con amor y pasión, poniendo toda su sangre y fuego interior, con todo lo que le brindan a los seguidores en cada show donde “Sangre y fuego van, en un ritual, a un mismo lugar”.

Seguido viene “Amo El Viento”, una canción cuyo comienzo me sorprendió por el efecto en la voz al comienzo y en los estribillos, aquí se puede apreciar el aire de protesta respecto a la inseguridad, muertes y cómo cambió la situación social respecto a cuando los santafesinos eran pequeños, pero incitando a seguir adelante para cambiar la situación.

Letras para reflexionar y melodías ultra pegadizas componen este LP con tracks como “Camino A La Locura” y su excelente verso “Para encontrar la paz me tuve que alejar de la idea de ser el mejor”; y “El Dictado” con “Si escuchás qué te dicta el corazón, no le des vuelta y sigue esa intuición”.

“Mundo Enfermo” comienza con un coro que es imposible de no querer cantarlo e imaginarse en el medio de un cálido show gritando la letra mientras se salta con desenfreno; o por qué no, ir escuchándolo al palo en un ruta siendo libre y escapando de este “mundo enfermo”. Me recuerda mucho al Bulldog de “Todos los Perros Van al Cielo”, lanzado en 2004.

Este trabajo cuenta con dos invitados internacionales: Fernando Madina de Reincidentes -reconocida banda del punk español- en “Noche Gris”; y Kutxi Romero -poeta y músico español- en “Templanza”, canción que logra bajar decibeles a esta placa con guitarras acústicas y limpias, y versos que declaran ciertos principios de hermandad en la música.

Un solo tema cantado por Willy (guitarrista de la banda): “Mi Anestesia”, que tiene su clara impronta y un solo de guitarra destacable. Para finalizar se encuentra “Gritar” con su “Gritemos todos juntos para sentir lo mejor”, que sin duda será lo que suceda en cada show que brinden para presentar “Sangre Y Fuego”, como viene sucediendo desde hace 28 años.

Si bien en este disco se puede considerar que algunas “fórmulas” se repiten, no hay dudas de que el fuego interior de Bulldog y la sangre siguen intactos y lo siguen demostrando luego de tantos años.

Para despedirme, les dejo una de las frases que me más me gusta de este nuevo larga duración y que sin dudas es algo que todos debemos hacer… “Poné fuerte un vinilo que suene a rock”.

Por: Julián Castillo

Comentarios