Plan 4 @ Fish Disco (Paraná, Entre Ríos) | 18.02.17

El hardrock detonó en Paraná. Y claro, no podía ser de otra manera si Plan 4 regresaba a la ciudad después de muchos años. Fue el pasado sábado, en Fish Disco.


A medida que me acercaba al puerto de la ciudad podía identificar a los asistentes al show. Remeras de Black Sabbath y Motörhead, largas melenas al viento y pantalones de jean gastados se repetían entre aquellos que rondaban el lugar.

Por primera vez, asistí a un recital donde el metal y el hardcore eran los protagonistas de la noche. Sinceramente, quedé sorprendida por la movida paranaense que tiene ese estilo de rock. La pasión de los presentes se notó a cada instante.

Hueso fue el grupo encargado de abrir el evento. Mientras los primeros asistentes iban ingresando al boliche, la banda paranaense formada a fines del 2015 brindó un show con mucho power. Entre temas propios y algunos covers, la noche fue empapándose de rock.

En un par de minutos, el salón se encontró colmado. Malinche subía a las tablas para contagiar de mucho metal al público. El grupo es, sin duda, uno de los que más seguidores mueven en Paraná. Todos los conocían, todos coreaban alguna canción suya. Un gran pogo se formó al frente del escenario mientras que otros desplegaban una enorme bandera que confirmó lo que ya me habían comentado: Malinche despierta la pasión de muchos.

Entre banda y banda, los asistentes salían al patio a buscar un poco de aire fresco y fumar un cigarrillo. Afuera, el calor y la humedad típica después de una jornada de lluvia eran insaciables, pero adentro… adentro el calor humano, el pogo y el rock transformaban el ambiente en el mismísimo infierno del que todos querían ser parte, por supuesto.

La noche aún estaba en pañales cuando Against inició su espectáculo. Los de Buenos Aires vienen recorriendo varias ciudades con Plan 4, y en esta oportunidad llegaron a Fish para interpretar sus canciones frente al público local por primera vez. El grupo invitó a Pehuen Berdun, guitarrista de la banda principal, a participar en Voluntad. El lugar explotó de aplausos para el eventual músico.

Para cuando Plan 4 desplegó los primeros acordes, el público estaba hacinado delante de las vallas. Entre tema y tema, los músicos se mostraron agradecidos por el recibimiento luego de diez años de ausencia en la ciudad. El cuarteto interpretó un repertorio que recorrió su discografía; los asistentes, más que satisfechos, aprobaron cada uno de los temas con aplausos y coros.

Yo estaba a un lado, y al centro del local, miraba alrededor mío y veía cientos de cabezas moviéndose de arriba hacia abajo al ritmo de la música. Un enorme grupo improvisaba un pogo tremendo en cada canción, y provocaban que el calor se sintiera cada vez más.
Javier “Knario” Compiano, voz de la banda, anunció lo que muchos querían oir: “se viene un nuevo disco”, dijo; y ante los aplausos agregó: “sólo les puedo adelantar que Daddy Yankee no está de invitado”.

El nuevo material de estudio de Plan 4 aún no tiene nombre conocido, pero si fecha de presentación: “9 de septiembre. Teatro Vorterix de Buenos Aires. Nada más”, declaró el líder de la banda.

La agrupación siguió con su espectáculo, agradeciendo en cada oportunidad el sincero y apasionado acompañamiento brindado por todos los que allí se encontraban. “Si hacen un buen pogo, vamos a volver cuando saquemos el nuevo disco”, desafió la voz del grupo mientras comenzaba a sonar Destino.

Tras poco más de una hora, el grupo dio por terminado su show. Algunos miembros del público se acercaron hasta ellos para despedirse con un fuerte apretón de mano. Yo, por mi parte, emprendí mi regreso mientras analizaba cada momento de la noche. Fui parte de una movida rockera que no conocía y que me transmitió mucho más que música. La pasión, la hermandad, la amistad fueron mas fuertes que el potente sonido del hardcore.

Crónica: Anahí Correa

Comentarios