Octafonic @ Elvis Rock and Bar (Río IV, Córdoba) | 07.10.16

Un Mini Buda en “la esquina”

octafonic_elvis

Alrededor de las 12 de la noche del pasado viernes la gente comenzaba a congregarse en la mítica esquina del rock de Rio IV esperando a Octafonic que, después de su presentación en Córdoba capital, regresaba a la ciudad para dar lo que sería su segunda presentación en Elvis.

Sin bandas teloneras y apenas pasada la una y media de la madrugada, Nicolás Sorín, Hernán Rupolo, Ezequiel Piazza, Leonardo Paganini, Francisco Huici, Cirilo Fernández, Mariano Bonadio y Leo Costa, subieron al escenario para dar los últimos retoques. A los pocos minutos comenzó a correrse el telón y a subirse la pantalla para descubrir el escenario.

Comenzaron a sonar ‘Welcome to Life’ seguida por ‘Mistifying’ y ‘God’, canción con la cual la banda invito al público a que se pusiera de pie y se acercase al escenario. El ambiente se comenzó a animar cuando llego el turno de ‘Plastic’.

Un interludio en los Sintes le dio paso a ‘Love’ y con el anuncio de Nico Sorín “vamos a bajar un cambio y meditar un rato” el público se preparaba para escuchar ‘Mini Buda’, canción de su reciente disco. El público alzo los brazos y adopto la típica posición buda imitando a la banda.

A la lista le siguieron ‘Wheels’ y ‘Nanana’, al final de la cual  Hernán Rupolo interpretó un solo de guitarra aplaudido y festejado por todos. Llego el turno de ‘Monster’ y el público comenzaba a moverse un poco más al ritmo de la música. Al final de esta canción el Chino Piazza se lució, aplaudido por todos los presentes, con un impecable solo de batería.

Comenzó a sonar ‘I`m Sorry’ y seguido del “vamos a bailar un rato” de Sorín sonó ‘Sativa’. La banda repaso canciones de sus ambos discos en su segunda presentación, como dijeron, en el “lugar con el mejor camarín del mundo”.

Nico Sorín comenzó a jugar dirigiendo a la banda, dándoles turnos y niveles a los músicos lo que provocó aplausos y risas en el público y entre ellos mismos.

Al canto de “aguante Octafonic” la banda acompaño tocando cuarteto lo que provocó aún más risas en el lugar. ‘Over’ y ‘Slow Down’ le daban cierre a la noche y los músicos se juntaron al medio del escenario para saludar. Al canto de “No se va, Octafonic no se va” la banda retomo su lugar y sonaron las últimas dos canciones, ‘That`s Ok’ y ‘What’.

“La banda es caracterizada con mucha locura, delirio pero con polenta” fueron las palabras utilizadas por el diario local, donde se anunció su fecha en Río Cuarto.

monsterbuda

Crónica: Guada Barrera

Comentarios