Octafonic @ Club Paraguay (Córdoba) | 06.10.16

Música del futuro

octaclubparaguay

Octafonic, la banda de Nicolás Sorín, se presentó en Córdoba el pasado jueves para presentar “Mini Buda” que podemos disfrutar desde julio de éste año. El público que esperaba ansioso empezó a “agitar” y al cabo de unos minutos el pequeño escenario de Club Paraguay se encontró repleto por los ocho integrantes que forman el grupo.

El primer tema elegido para abrir la noche fue “Welcome to life”. Los presentes recibieron con una cálida bienvenida a la banda porteña, entre aplausos y gritos comenzó a sonar “Mistifyng”, seguido por “God” y “Plastic”. Luego fue el turno de un interludio en los Sintes, que introdujo la atmósfera para “Love”.  Nico dijo “bueno, ahora vamos a meditar un rato” y todos sabían que era el turno de “Mini Buda”, el tema homónimo del último disco, unas cuantas personas del público se pusieron sus capuchas para rendir tributo a las túnicas que usaba la banda en presentaciones pasadas.

“Nanana” terminó con un solo de Hernán Rupolo en guitarra, aplaudido por todos. Cuando fue el turno de “Moster”, el pogo se puso más violento y las cabezas se agitan al ritmo de las teclas de Sorín, a pesar de que la música es bastante ecléctica, el público no temió en bailar los compases desiguales y silencios inesperados. Al final de dicha canción el Chino Piazza tuvo la oportunidad de lucirse con un estupendo sólo en el batería, ovacionado por todos, hasta por sus propios compañeros, que fueron de a poco volviendo al escenario para continuar la presentación.

Cuando todos estaban en su lugar otra vez, Nico comenzó a jugar dirigiendo a los concertistas y turnándolos en nivel de importancia, lo que provocó risas entre ellos mismos y los concurrentes. Leonardo Paganini (Saxo tenor), y Francisco Huici (Saxo barítono) en la parte de vientos, Cirilo Fernandez en bajo, el Tano Bonadio completando la percusión con su Drumpad, y Leo Costa (sintetizadores), junto a los otros antes mencionados completaron la asistencia del octeto en ésta ocasión. Posteriormente a “Sativa”  hubo un momento de dispersión y bromearon tocando cuarteto y cumbia para los cordobeses, el líder de la banda agradeció el aguante y dejó en claro que estaban muy felices de estar de vuelta en la provincia.

La lista repasó los temas de los dos discos editados hasta ahora, “What” sería la última pieza de la noche, una vez finalizada, los músicos se juntaron en el medio de las tablas y saludaron a todos. Los seguidores quisieron hacerle saber a Octafonic el incondicional aguante y empezaron a cantar “una más y no jodemos más” logrando que los virtuosos intérpretes vuelvan sobre sus pasos para regalar un par de temas extras.

La gente pedía a gritos que toquen “Adiós” pero los músicos se excusaban diciendo que no les salía bien, finalmente la tocaron casi de manera impecable y todos festejaron. A la lista de bonus tracks se sumaron, “Full moon” y “Whisky eyes” Luego de 19 canciones finales, la banda se retiró definitivamente.

Pareciera que Octafonic es una banda del futuro que viaja a nuestros días para demostrarnos como va a ser la música y que es lo que se viene. Los viajeros del tiempo están pisando fuerte y marcan un camino al que no hay que perderle el rastro.

Crónica y Fotos: Flor Giraudo

Comentarios