Marilina Bertoldi @ Teatro Municipal Gregorio de Laferrere | 30.05.15

Marilina sigue pisando fuerte en el mundo de la música, ahora con un aire fresco y renovado, dedicándose de lleno a su carrera solista.

Con su set-solo, resultado de un arduo y gratificante trabajo, Bertoldi no deja de sorprender. Sintiéndose con una gran libertad y llena de energía, demuestra que nació para que la música se apropie de su talento.

En la noche fría del Sábado, una gran cantidad de seguidores de la música, esperaba afuera por sus entradas para ver a Marilina Bertoldi en escena. Muchos tuvieron que volverse a sus casas, ya que la fecha se agotó en cuestión de minutos.

Cuando Marilina apareció en el escenario, el teatro se colmó de aplausos repletos de ese fervor que llega cada vez que volvemos a encontrarnos con quien tanto extrañamos. Unos segundos después, el lugar se vistió de un silencio ansioso, que esperaba encontrarse con algo nuevo y diferente… y no sería decepcionado.

En aproximadamente una hora de show, el público fue trasladado bajo el mando de la artista, por canciones de los discos “El peso del aire suspirado” y “La presencia de las personas que se van” junto a dos covers: “Lotus Flower” de Radiohead, y con una gran carga emotiva, “Feeling Good” de Nina Simone. Todos, entre los que se destacaron “Hoy lo veo” y “Puentes”, fueron admirablemente reversionados, gracias a una loopera -que fue de gran ayuda a la hora de armar las distintas capas y matices de los temas-, pedales, una guitarra acústica, dos eléctricas, una increíble voz, pisotazos, aplausos y un hermoso y demencial talento. Gran mezcla. En “Poción” y “Sales”, Luciano Farelli (de Parteplaneta) fue invitado a sumar su magia en guitarras.

En los intervalos dados entre canción y canción, el ambiente íntimo que brindaba el teatro, dio lugar a mini diálogos entre el público y la cantante -la mayoría de ellos jocosos-, e hizo aún más mágico hundirse en el mar de aplausos felices. Marilina anunció que en Julio se estará presentando en La Trastienda, con su set-eléctrico, junto a músicos amigos que pasarán a formar parte de su nueva banda definitiva. Y también, que el show de esa noche en Morón, lo dedicaba a su sobrino Julián, nacido a primera hora de ese mismo día.

Al finalizar el recorrido por este set-solo, ocurrió lo más cálido y acogedor de la noche: tras haberse despedido, Maru lo repensó, y terminó volviendo a colgarse la acústica, esta vez deshaciéndose de los amplificadores y micrófonos, y acercándose lo más posible al público, interpretó “I’d Rather Go Blind” de Etta James, dejando a la audiencia con el corazón lleno, el alma extasiada, y la mente suspendida, volando entre la paz, el sosiego y la placidez. Así fue como finalmente Marilina Bertoldi partió del escenario, dejando su huella tan personal, haciendo notoria su presencia aunque ya no estuviera ahí.

Próximas fechas:
-Viernes 19 de Junio en Alquimia (Pilar) junto a An Espil. // set-solo.
-Viernes 26 de Junio en Mutar Bar (Avellaneda) junto a El Fondo Del Mar. // set-solo.
-Viernes 17 de Julio en La Trastienda. // set-eléctrico.

Escuchá “Puentes”:

Crónica: Sol Danisa López

Comentarios