Marilina Bertoldi @ Refugio Guernica | 04.06.16

Marilina Bertoldi llegó a Refugio Guernica en una de las noches más frías del año para darle a los cordobeses un poco de calor, siendo ésta su primera presentación en la ciudad luego de sacar a la luz su nuevo material discográfico Sexo Con Modelos, para concluir lo que fue la gira de ese fin de semana, tras haber estado la noche anterior en Rosario.

Las bandas soporte, Mi Primo Fosforescente y Soy, calentaron el escenario para que pasada la una de la madrugada, la chica de los rulos alborotados salga a deleitar con su talento.

Entre ovaciones y gritos, empezó el show con todo el power, el público cantó junto a Maru “A qué destino temés? Nada está realmente escrito. Las prácticas de volver son prácticas de un delirio”,primeras estrofas del tema homónimo del disco. Sonaron canciones como “Puerto” y “Poción”, pertenecientes a El Peso Del Aire Suspirado, reversionadas y con un color diferente a las originales. También del CD La Presencia De Las Personas Que Se Van, se oyeron “Puentes” y “En Mí”, ambos muy aplaudidos por los presentes.

Marilina recibió elogios, piropos y chistes. Se escuchó una voz masculina pícara diciendo “¿Marilina conoció a porro por azar?”, logrando una frase con doble sentido, debido a los apellidos de Guillermo Porro (guitarra y coros) y Daiana Azar (bajo y teclas), dos de los virtuosos músicos que forman parte del set-eléctrico de la solista. El público rió y Maru le festejó el ingenioso chasco.

Luego de “Quisiera”, los músicos se fueron del escenario, dejando sola a la imponente cantante, quien logró un momento muy íntimo con “Entendí”. Con nada más que su voz altamente maleable, un par de acordes en la viola y una puesta de luz simple, hizo emocionar a unos cuantos. Cuando volvieron todos a las tablas, Bertoldi presentó uno por uno a quienes la acompañaban, Edu Giardina (batería) y Brian Taylor (guitarra), más los dos antes mencionados.

Llegando al final de la lista, la cantante dedicó el show a sus fieles seguidores, a quienes agradeció también su presencia, y concluyó expresando que siempre le gusta terminar sus presentaciones “dejando algo” y añadió “que se vayan con ganas de… hacer otras cosas”. Empezaron los primeros acordes de “Cosas Dulces”, seguido de “Y Deshacer”, los dos cortes del flamante disco. Los aplausos no cesaban y la gente pedía “una más”. Convencieron a la banda y éstos volvieron a sus puestos para interpretar “Hoy Lo Veo”. Los cinco integrantes se juntaron en el centro del escenario y saludaron a las casi 300 personas que los estaban alabando sin cesar.

El set-list conformado por 19 temas, repasó el último disco casi en su totalidad, exceptuando “Unbreak Me”, y agregó clásicos de la carrera de la joven santafesina. Finalizado el recital, el público quedó complacido y con ganas de más, cosa que logran los shows de la, indudablemente, talentosa artista.

Crónica: Flor Giraudo.

Comentarios