Marilina Bertoldi @ Auditorio Oeste | 07.05.16

maruaudi

En la noche fría del Sábado, 12/70 Rock y DMT, las bandas que abrían la fecha de Marilina Bertoldi, calentaban el escenario mientras la gente se acercaba curiosa al Auditorio Oeste. Apenas uno entraba, se topaba con el puesto de merch, que tenía las tan esperadas copias en formato físico del nuevo disco y una nueva edición de remeras dispuestas a lo largo del stand.

A las 22:30, con una puntualidad a destacar, los 5 músicos del set-eléctrico ya estaban situados en el escenario, reencontrándose con sus instrumentos. Los clásicos aplausos y gritos ansiosos del público que se generan en ese momento de silencio, fueron instantáneamente acallados cuando, como una cachetada, comenzó a sonar “Sexo Con Modelos”, tema homónimo del tercer disco de Marilina. A mitad del mismo, se soltó la correa de su viola, y aunque de todos modos intentó hacerla sonar, prefirió dejarla en el suelo y continuar, para luego comentar con un tinte cómico: “el show recién arranca y ya rompí mi viola, este sí que es un buen comienzo”.

La lista siguió con “Puerto” y “Puentes”, ambas pertenecientes a sus dos trabajos anteriores, y continuó con canciones de su último disco. Cuando llegó el turno de “Reaccionar”, Bertoldi se situó al fondo del escenario, junto a Daiana Azar, para ejecutar su teclado, uno de los tantos instrumentos que domina la versátil artista.
Con “Poción” y “A Mi Muerte”, se hizo presente ese momento, como un degradé, donde baja el tempo y la calma toma protagonismo. Para culminar dicho lapso, llegó una de las preferidas: “Enterrarte”, donde para cualquier lugar que uno mirara, se encontraba con una persona cantándola con pasión. Luego, con un audio increíble, igual y hasta mejor que en su versión de estudio, llegó “Órbita De Adiós”, que cumplió el rol de “pico”, ya que el sosiego volvió, en especial con el clásico “Entendí”, que la situó a Marilina, sobre el escenario, en soledad.

Cada vez que uno asiste a una fecha de Marilina Bertoldi, debe saber que está siempre ante un show fresco, que no deja de renovarse con el tiempo. Anoche en Haedo, pudimos notarlo en el modo en que la cantante explora con los matices de su voz actualmente, haciendo mutar las formas a las que estábamos acostumbrados. Los temas “vintage” que sonaron, en su mayoría, fueron reversionados, y a pesar de que ya vienen siéndolo desde que la artista se lanzó de lleno a su carrera solista, nunca dejan de alterarse y variar su color. Lo mismo ocurrió con “Ladran”, que fue presentado como tema nuevo hace menos de un año, y que sin embargo fue excluido del disco, lo cual sorprendió a los seguidores de la multifacética artista. Si volvemos a aquella interpretación, en el afán de comparar, podremos percibir lo pulida que fue hasta el día de hoy.

“Volveré en pedazos a ser feliz” cantaba Bertoldi en “Rastro”, cuando la lista iba llegando a su fin. Comenzaron a sonar los primeros acordes de “Cosas Dulces”, cuando Edu Giardina (baterista), sufrió algunos desperfectos técnicos que obligaron a comenzar nuevamente el tema. Para concluir la noche, el elegido fue “Y Deshacer”, que obligó a casi todos los presentes a bailar.

Marilina Bertoldi presentó por primera vez en Bs. As. “Sexo Con Modelos”, un disco atrevido que se aventura a sonidos nuevos, donde la compositora busca diferenciarse de su propia trayectoria y precisar hacia dónde quiere ir en un futuro próximo. Y si bien esto puede parecer todavía algo extraño para su público más viejo, comprenden la inquietud musical de la artista, y parecen aún seguir buscando su lugar entre los demás espectadores, dejando de lado su rol de público “activo”, donde interactuaban con los músicos constantemente, para comenzar a disfrutar del show de una manera diferente: parándose a ver y escuchar atentamente.

La única canción del nuevo disco que excluyeron del repertorio, fue “Unbreak Me”. Pero la gira presentación de esta flamante placa recién empieza, con escasas fechas pero animándose a escenarios más grandes, Marilina, acompañada de grandes músicos multinstrumentistas, planea llevar su nuevo material a cada vez más oídos.

Fotos: Clau Esquivel
Crónica: Sol Danisa López.

Comentarios