Las Pelotas @ La Trastienda Samsung | 24.01.17

Al adentrarse en el barrio de San Telmo un sábado como el que sucedió, es posible hallar una de las movidas culturales más importantes de la ciudad porteña de Buenos Aires. Entre todos los bares y restoranes de la calle Balcarce, se encuentra La Trastienda Samsung, un emblemático local de música, donde esa misma noche la consagrada banda Las Pelotas se dispondría a desplegar todo su armamento.

Los seguidores de la agrupación vivieron la previa al show con tensión ya que, por problemas en el suministro de electricidad, La Trastienda había permanecido sin luz hasta casi las 21hs y la inquietud entre los presentes se ponía en manifiesto. Los más fanáticos aguardaban en la fila cantando canciones de cancha reversionadas, aclamando a su banda.

Pese al inconveniente, se dieron puertas a las largas filas de gente que se abrían desde la boletería y la entrada hacia ambas esquinas. Luego de cuarenta minutos, el show dio inicio a sala llena con Orugas, mientras los últimos espectadores se apiñaban para entrar.

“¿Cuantas veces diste lo mejor que hay en tu corazón?” Se preguntaba Germán Daffunchio mientras la audiencia saltaba al ritmo de El amor hace falta, y hacía vibrar el suelo del local. Entre la humareda y la humedad que flotaba en el ambiente, se podían distinguir los brazos del público que se agitaban en el aire acompañando a Tormenta en Júpiter.

Sebastián Schachtel en teclados y Gabriela Martínez en bajo construyeron un clima cargado de melancolía para ejecutar Víctimas del Cielo, la que trajo consigo el canto nostálgico de los espectadores e incluso dejó ver el primer tótem de la noche.

El público de Las Pelotas es variado, pero más allá de la presencia de algunos adolescentes y niños, quienes predominan son los adultos. La mayoría de la audiencia se mantuvo conectada con el show, sin embargo, no son como cualquier otra. Algunos espectadores se limitaban a hablar entre ellos, tomar cerveza y fumar. Otros, más al fondo, se reunían en rondas y bailaban; cada cual disfrutaba del show a su manera.

El reggae se apoderó del salón con Solito Vas, y así, bajo unas dinámicas luces verdes, la trompeta de Alejandro Gómez envolvió a todos los presentes con su magia, para que nadie dejara de mover los pies. El baile se mantuvo incluso hasta Si Supieras, donde el público cantaba en los coros: “¡Las Pelo… Las Pelotas, vamos Las Pelo!”

Transparente fue el momento perfecto para que Tomás Sussmann hiciera su gran aparición en la noche con un solo de guitarra boosteado y cargado de distorsión.

En conjunto con la escenografía a pleno, Esperando el milagro acarrea un inesperado pogo, el cual se proyecta hacia el final. “Les dedicamos este último tema, ha sido un placer tocar para ustedes.” Agradece el frontman, previo a tocar Capitán América.

Bajan del escenario unos minutos y luego vuelven con un invitado, Gabriel Dahbar, quien acompañaría a la banda aportando su voz en la performance de Cómo un Buey y Día Feliz. Se vivió entonces, el momento más álgido de la noche, la fiesta era plena.

No conformes con todo lo que habían tocado, decidieron realizar un segundo encore, se trataba del hitazo Bombachitas Rosas. La canción se abrió paso entre los oídos de los espectadores, quienes no pudieron más que dejarse llevar por la misma y saltar enérgicamente.

Pese a la monotonía que reinó por momentos, Las Pelotas logró demostrar el porqué es una banda consagrada. Su público lo vivó a modo de ritual, dejándose llevar por la música, usándolo como un cable a tierra y disfrutando del momento tanto como los músicos.

Setlist:
01. Orugas
02. El amor hace falta
03. Tormenta en Júpiter
04. ¿Qué podés dar?
05. Algún día será mejor
06. Víctimas del cielo
07. Quizás no puedas
08. El ñandú
09. Siempre estará
10. No me acompañes
11. Personalmente
12. Era
13. Solito vas
14. Transparente
15. Si supieras
16. Hasta el fondo del río
17. Escondido bajo el brazo
18. Blanca Nieves + 7
19. Como una estrella
20. Esperando el milagro
21. Capitán América

Encore:
22. Como un buey (Con Gabriel Dahbar en voz)
23. Día feliz (Con Gabriel Dahbar en voz)

Encore 2:
24. Bombachitas rosas.

Crónica: Maite Belén Córdova.
Fotos: Pablo Chamarra.

Comentarios