Las Ligas Menores @ La Tangente | 08.02.18

Comenzó el año sobre las tablas para Las Ligas Menores, y la vuelta al ruedo tuvo lugar el pasado jueves 8 de febrero en Palermo. En el marco del primero de dos shows consecutivos en dicha locación, la banda liderada por Anabella Cartolano le dio rienda suelta al material de su primer disco homónimo (2014), y adelantó también parte de lo que será su próximo trabajo discográfico, para ir redondeando también, la despedida de su último EP: “Ni Una Canción” (2016).

Cada vez son más las bandas en nuestro país que se proyectan un camino desde que inician su carrera, y casi sin darse cuenta, comienzan a caminarlo y recorrerlo mucho antes de lo que lo habían pensado. Podrá ser un caso como estos el de Las Ligas Menores, un quinteto oriundo de la localidad de Caballito, que empezó a juntarse a tocar allá por 2011, y hoy en día son un conjunto sólido y explosivo, que lleva agarradas bien fuerte las riendas del género indie, acompañándolas con la dosis de rock necesaria y un desparpajo propio que le da el toque justo para llamar la atención ante el público. A lo largo de estos años han participado de festivales a nivel nacional e internacional (Perú, Estados Unidos, México) y arrancan este nuevo año con la mente dispuesta en afrontar más desafíos.

En el marco de su primera presentación del año, el escenario elegido para iniciar este 2018 fue el de La Tangente. Con una gran cantidad de gente poblando las inmediaciones del lugar desde temprano, las puertas se abrieron alrededor de la 1 de la madrugada, y minutos más tarde, la jornada comenzó de la mano de La Venganza De Cheetara. Este particular trío conformado por Angie Rojas Aguilo en teclado, Angie Cases Bocci en guitarra y Federico Miyashiki en batería, se encuentra presentando su primer disco de estudio: “Valles” (2016) y durante su tiempo en el escenario desplegó su repertorio de canciones instrumentales, pobladas de matices intensos y cambios de tempo y de intensidad sonora repentinos, que mantuvieron
en vilo a todos los presentes. Tras cuarenta minutos de show sin casi mediar palabra con el público presente, los primeros aplausos de la noche sonaron en la sala y el trío proveniente de Parque Patricios dejó el escenario agradecido.

Casi 20 minutos después, y tras intensos preparativos, llegó el turno de lo que la mayoría estaba esperado. Con la sala ya repleta y la expectativa al límite, Las Ligas Menores subió al escenario, en medio de una gran ovación, para darle inicio a su primera presentación del año. “Gracias por venir”, exclamó tímidamente Anabella Cartolano (voz y guitarra), y sin perder más tiempo, el show comenzó con “Accidente” como tema inicial de la noche.
Con “El Baile de Elvis” y “Tema 7”, la impronta de la banda se dio a conocer cada vez más. Las alegres melodías se acoplan efectivamente a bases con diversas influencias de rock. Otra de las particularidades de la banda, es cómo se reparten las voces entre tema y tema. Así, María Zamtlejfer (bajo) le pone su voz a canciones como “Europa” y “Miércoles”, mientras que Pablo Kemper (guitarra) también aporta desde lo vocal en “Avenida Principal”, “Hoy me espera” y “Tibet”.

Con el ambiente enardecido por la reciprocidad presente entre banda y público, los ánimos se calmaron con la llegada de “Movimiento”. La suave voz de Zamtlejfer y los acordes tenues de la canción se ven adornados con los rasgueos de guitarra y los arreglos de teclado y percusión de Nina Carrara. El clima de armonía se rompe cuando suena “Gran Ciudad”, un tema más movido y con una alegre mezcla sonora. “Sigo buscando mi oportunidad, tantos años de verte pasar”, repite Kemper en el estribillo, dando alusión a un amor que no llega, no sin antes regalar un solo de guitarra impecable, digno del aplauso aparte del público.

“Fotos” es la primera canción en sonar del material más reciente de Las Ligas Menores en la actualidad. Ésta transita una serie de acordes y notas que la asemejan a una marcha, que da lugar a efectos en guitarra y teclados, a la hora del estribillo y la parte instrumental del final.

Otra de las características de la banda son los comienzos. Las canciones varían en su forma de arrancar constantemente. Por ejemplo, promediando la mitad del show, en “Hoy Me Espera” y “A 1.200 Km”, la baterista Micaela García se une a Zamtlejfer para iniciar la base en dos de los temas más rockeros de la banda, y en uno de los puntos máximos de pogo en la sala. Sin embargo, en el tema siguiente (“Tibet”), el inicio corre por cuenta de Kemper, y en el que le sigue, el puntapié inicial corre por cuenta de Cartolano.

Promediando ya los últimos temas, la intensidad del público comienza a aumentar. “Renault Fuego” es el tema más aclamado por la gente. Las luces se encienden y el pogo no se hace esperar, mientras la pegadiza canción con aires de pop rock retumba en los parlantes a más no poder. Otra vez acoplándose de a poco unos con otros, la banda da comienzo a otro de los temas más recientes: “Mis Amigos”, un tema poblado de matices y nostalgia, que da lugar a recordar los buenos momentos compartidos con las amistades.

Hablando de canciones recientes, Cartolano anunció: “Vamos a hacer una canción nueva”. Ante la algarabía del público por la reciente novedad, la banda ejecuta “La Paciencia”, otra canción con mucho ritmo, y valiendo a la redundancia del nombre del tema, la vocalista expresó: “Este tema va a estar en el disco nuevo. Lo estamos haciendo esperar, pero es porque lo estamos haciendo con mucho amor”. Cabe destacar que Las Ligas Menores va por su segundo disco y su cuarto trabajo de estudio, ya que cuenta con dos EPs y un LP.

Con la última declaración de la cantante, el recital empieza a tocar su final, y lo hace con la particularidad de ejecutar un tema reciente (“Ni Una Canción”) y uno que forma parte del primer material del grupo (“De La Mano”). Con la nostalgia a flor de piel y el estallido final que produce esta combinación, el show llega a su fin. Envueltos en una ola de aplausos inmensa, la banda agradecen a su público, y se retira ya pensando que al otro día la historia se repite en el mismo lugar.

Con una trayectoria meteórica, participaciones en shows a lo largo del país y del mundo, sólo resta saber qué se propondrán ahora estos jóvenes. Sabiendo que esta tanda de shows en La Tangente formarán parte de la despedida de “Ni Una Canción”, habrá que ser pacientes y esperar para ver qué nuevos sonidos traerán estxs talentosxs músicxs a nuestros oídos en los próximos meses.

Crónica: Alejandro Jerez
Fotos: Carolina Pedace

Comentarios