Juan Absatz @ Teatro Monteviejo | 26.10.17

Juan Absatz se presentó el jueves 26 de octubre en el Teatro Monteviejo. Ofreció un show muy completo, donde presentó las canciones de su nuevo material “Un elefante en el salón” y algunos temas del resto de su discografía: “Descarriado” (2003) y “Nadie Tiene La Culpa” (2011).

Ya palpitando el fin de semana, Juan Absatz será el encargado de preparar los ánimos para recibirlo. Alrededor de las 21, la gente empezará a entrar de a poco y a acomodarse en las mesitas del teatro. Quienes lo desean hacen sus respectivos pedidos de comida y bebida. Las luces del teatro aportan a crear el ambiente de un show de esos para silenciar el celular.

Minutos antes de las 22, las luces del teatro se apagan y se prenden las del escenario. Juan, en el piano, toca las primeras notas de “Dios”, el tema elegido para dar inicio a la velada. “Cambié helado de limón por mascarpone”…  Con aire nostálgico, casi de tanguero, le tocará el turno a “Todo Se Va” y luego a “Diamante Falso”, con su pegadizo estribillo popero. Las luces verdes parpadean. Un sonido nuevo comienza a escucharse y proviene de la batería: al lado del instrumento han ubicado un barril, que al ser percutido aporta su timbre característico y es uno de los aciertos de la noche.

La siguiente canción comienza: “Me compré una licuadora superstar…” y los espectadores ríen. Es el inicio de “Bloody Mary”. Su actitud y ciertos movimientos sobre el escenario por momentos recuerdan a Fito Páez. Y tiene sentido: Juan es el tecladista en su banda. El piano es, innegablemente, uno de los protagonistas de este show, y es la habilidad de Juan la que logra que así sea. En el medio de la canción, la melodía de “Los locos Adams” es un guiño cómplice que hace sonreír.

Al finalizar, se retirará la banda y subirá Josi García al escenario, una “amiga y cantante excelsa“, en palabras de Juan. “La primera parte es para el suicidio pero después todo remonta“, comenta con humor, y con esto refiere a la canción “Mientras Duró”, de su segundo disco, que cuenta con un bello solo de piano. Continuarán con una sentida interpretación de “First Of May”, de los Bee Gees, que va dedicada a su hermana. Aclara: “Esta canción no es mía; hasta que hagamos un tema así no paramos“.

La banda vuelve a entrar y el tema será “Guiso De Ayer”, una canción en la que se notan las influencias del rock and roll americano y donde hay mucha presencia del piano. Son llamativos los cambios de ritmo que realiza dentro de algunas canciones, donde también suele recitar. Las letras son, como él mismo ha dicho en otras oportunidades, agridulces. A veces exploran mundos interiores; otras veces, escenas de la vida cotidiana, y muchas de ellas son atravesadas por cierta crudeza y un humor particular.

Seguirán “Mientras Estemos Acá”, “Nadie Tiene La Culpa” y “Humo Y Espuma”, donde se levanta, recorre el escenario y toca parado. Con el barril ahora en el medio, Juan se entusiasma percutiendo en su versión de “Raros Peinados Nuevos”, de Charly García. La gente acompaña en el estribillo.

Luego de “Maruzzella”, llega el turno de “Cara Y Seca”, para la cual volverán a traer el barril, y se agregará un xilofón para el guitarrista, un tambor para Juan y una bocina de aire comprimido (o similar). Además, durante este tema, también percutirán el contrabajo. Se nota la atención y el trabajo puesto en lograr una variedad de sonidos que enriquezcan las canciones. Es uno de los momentos más entretenidos y de mayor energía.

A continuación, sube Diego Olivero a tocar el piano y, con guitarra en mano, Juan encara “Besas Porno” y “Todavía Es Tarde”. Con esto se inicia una sección del show donde sorprenden letras más descarnadas y provocadoras. El próximo en subir al escenario es Silvio Ottolini (“invitado histórico“) y ocupará su lugar en la batería. Esta vez, Juan deja todo instrumento de lado para cantar “Che Bella Idea”.

Los próximos temas son “Al Pie Del Cañón” y “Sexo”, y en este último el solo de guitarra se lleva toda la atención. Terminando el concierto, tocan “En Lo De Clodí”, una canción de “Nadie Tiene La Culpa” con alma de hit y una interesante mixtura de sonidos de distintos géneros: rock, pop y cierto aire caribeño.  En “Perra Maldita”, Juan vuelve al piano.

“Un Elefante Dentro Del Salón”, el corte de su último material, es el tema elegido para finalizar el show. El público se hará presente una vez más con un cálido aplauso, y así Juan y su banda se despedirán alegremente hasta la próxima.

Crónica: Guadalupe Romero
Fotos: Juan Paradeda

Comentarios