Ignacia @ Borges 1975 | 06.07.17

El 6 de Julio, Ignacia Etcheverry se presentó por última vez antes de llevarse su flamante disco “Alud” de gira por Chile y México. Deleitó a los presentes con un show íntimo en la sala del multiespacio Borges (Borges 1975, Palermo), donde tocó canciones de su disco y reversiones de temas propios y de otros artistas.

A pesar de ser una noche fría y por momentos lluviosa, a la hora citada nos fuimos encontrando, poco a poco, en el patio calefaccionado. Algunos optaron por la opción techada, las mesas del bar y una cerveza para amenizar la espera y los efectos del clima.

El lugar, ubicado a pocas cuadras de Plaza Serrano, con su estilo bien palermitano ofreció un marco particular para la velada: durante el día, Borges funciona como librería y café. Esto generó un ambiente distinto, preparándonos para una experiencia más íntima y menos bolichosa. Alrededor de las 22 hs, la sala abrió sus puertas y allí nos esperaba Ignacia con su calidez de siempre. Nos sentamos alrededor de las mesitas, muchos de los asistentes con comida y bebida. Minutos después, ella se ubicaba frente a un piano de cola y “Agua” comenzaba a sonar. El sonido era limpio y envolvente, dulce. Llenaba el aire en la medida justa.

Luego, tocó “Comunicarnos” y “Curandera”, ya pasando a los sintes e inaugurando, con esto, la parte electrónica del show. Las luces acompañaban positivamente y aportaban al ambiente con cambios sutiles y acertados, que dieron el pie al siguiente tema: una reversión personal de “Fanky”, de Charly García, en el que supo imprimir su sello.

El show continuó con “Hoy Es Eterno”, una perlita de su segundo disco “Mis Manos”. Para esto, llamó al primer invitado, Mr. Miguelius, el representante argentino de beatbox, quien antes de comenzar contó que se conocieron al compartir escenario un década atrás. Miguelius aportó la rítmica sobre la que Ignacia puso la voz, quien eligió no utilizar ningún otro instrumento. Luego, hicieron juntos una versión fresca de “Es Sólo Lo Que Veo Yo”, del EP “Salta”, ahora con guitarra eléctrica en mano. El talento y el disfrute de ambos se tradujo en una perfomance divertida y original; sin dudas, uno de los mejores momentos de la noche.

Vuelto a su silla el invitado, fue anunciada la próxima canción: un cover de “Englishman In New York”, de Sting. Siguió con “Alerta” y luego llamó a quien sería el segundo y último invitado de lujo: Leo Costa, el tecladista de Octafonic, quien participó en el disco y también en su presentación en Niceto, a finales del 2016. Fue él quien ocupó ahora el banquito frente al piano de cola, para participar en los temas “Tiro” y “Sí”, en el que además tocó sintes, con lo que le dio un matiz más futurista.

La presentación finalizó con “Alud”, el tema que le da el nombre al álbum (ya disponible en formato físico), en una versión que su autora calificó como pocket, la cual resultó igual de efectiva.

Inmediatamente después, los aplausos de amigos y seguidores llenaron la sala. Así se despidió Ignacia, previo a llevar su música a otras tierras —hasta pronto, afortunadamente—.

 

Crónica: Guadalupe Romero

Comentarios