I.D. @ The Roxy | 19.11.17

Son I.D. y pisaron fuerte en el Roxy

Foto: Nicolás Petrone

El cuarteto rockero liderado por Leandro Damiani fue partícipe de una noche de domingo pre-feriado con mucha intensidad. Presentando nuevo material, la banda mostró su estilo y su fuerte personalidad ante una gran concurrencia y decenas de seguidores. La jornada la inició Enigmáttica, con su metal sinfónico traído desde tierras santafesinas.

Hace ya varios años que pese a que los viejos rockeros de mente cerrada anuncian la decadencia del rock nacional, siguen surgiendo bandas de gran nivel día a día, no sólo en Capital Federal, sino también en Provincia y en el Interior del país. Contra estos ciegos pronósticos, la escena emergente crece cada vez más y se va haciendo lugar de a poco, pisando escenarios importantes y reuniendo grandes grupos de seguidores fecha tras fecha.

Tales son los casos de los protagonistas de esta crónica. Con motivo de empezar a cerrar el año,  Enigmáttica, de Santa Fe, e I.D. (Intérprete Desconocido) se presentaron en el mítico de The Roxy, para dar a conocer su música y mostrar por qué no, algunos temas inéditos que tendrán seguramente más lugar y conocimiento a partir del próximo año.

La apertura de la noche, a cargo de los santafesinos, tomó color y fuerza desde los primeros rasgueos y acordes que sonaron. Presentando “Frente Al Espejo”, su último disco editado el año pasado, este cuarteto de rock alternativo sinfónico con aires metaleros acaparó la atención de los madrugadores del domingo. En un intenso show de 40 minutos aproximadamente, el conjunto liderado por la vocalista Daiana Pividori mostró una innumerable variedad de sonidos, efectos y matices, aportados por la destreza de Nicolás López Soto en los teclados. Los riffs y los constantes solos de guitarras aportados por Roy Muñoz, encuentran un buen apoyo en las bases pesadas y oscuras craneadas por la dupla que conforman Cristian Giunta –bajista- y “Ricky” Tessore –baterista-. Con una lista pensada ampliamente como para mostrar los temas del último trabajo discográfico, sonaron 8 de las 12 canciones que conforman “Frente Al Espejo”, siendo “Quiebres”, “Vuelvo A Nacer” y “Encarcelar La Voz” algunas de las más aclamadas por el público presente. El cierre de la participación de Enigmattica en el Roxy, estuvo a cargo de “Nuevo”, tema perteneciente al primer EP de la banda de nombre homónimo (2011), el cual alimentó aún más el ambiente y los matices que ya habían generado con sus diversas canciones anteriormente. Con el teclado iniciando una melodía suave junto con la voz, el tema se acelera de un momento al otro y termina transformándose en una intensa balada sinfónica-metalera que arrancó la ovación general.

Agradecidos por el recibimiento, los Enigmáttica dejaron el escenario, para dar paso a I.D., aunque la llegada del cuarteto se retrasó quizás un poco más de lo debido. Pero sabiendo que era una de las últimas fechas del año y en un lugar tan privilegiado como el Roxy, la salida del cuarteto fue estridente tras la espera, y tras una tenue introducción, le dieron paso a la acción de la mano de “Nunca Desperté”, uno de los temas de su primer disco, “Intérprete Desconocido” (2016). Con el agite generalizado de unos cuantos seguidores con remeras de la banda y todo, la fiesta continuó. Con pistas y un megáfono, Leandro Damiani –cantante y guitarrista– le puso un poco de color a la jornada en la interpretación de “Quinto”, luego de una andanada de temas “viejitos” del primer EP.

El primer invitado de la banda tuvo su lugar para ejecutar “Esta Vez”. Gonzalo Pereyra, amigo de la banda, fue presentado y llamado al escenario para acompañar las melodías y bases de rock clásico con su trompeta. Promediando la mitad del show, los I.D. habían demostrado su impronta bien de la old school fundamentada en las bases poderosas y con consistencia que hacen recordar a bandas como Led Zeppelin o Nirvana, entre algunas de las influencias del cuarteto.

La segunda mitad del show contó con una serie de particularidades. En primera instancia, Damiani dedicó su ejecución a las mujeres de su vida, y luego llevó a cabo su versión de “Eigth Days A Week” de The Beatles, ante el silencio respetuoso y el aplauso general de todos los presentes una vez terminada la canción. Sin soltar la acústica, la banda volvió para tocar otra del último disco: “Renacer”, una canción con toques de balada al comienzo, que sube los tempos y termina siendo un rock pegadizo en cada uno de sus versos, matizado con la fuerza vocal de Leandro. Después fue el turno de Miguel de enfrentar solo al público con la acústica en sus manos, en este caso para interpretar un mashup bastante raro pero bien logrado entre “Sorry” de Justin Bieber y ”You’ve Got Her In Your Pocket” de The White Stripes. El estupor y la miradas de sorpresa de los espectadores, fue la antesala de la ovación ante tan original creación.

“Dale I.D., dale I.D., dale I.D., y dale, dale I.D.” resonaba el grito de guerra contra las paredes del Roxy, mientras el segundo y último invitado se alistaba con su guitarra para participar de la recta final del show. De esta manera, Ignacio Ajargo tocó “Buscando Dónde Ir” junto a sus amigos, una canción con tonadas bluseras, que contó con las palmas de la gente acompañando en gran parte de la interpretación de la misma. Antes de continuar, Leandro hizo un par de agradecimientos e hizo unas dedicatorias de turno, para después llevar a cabo una gran versión de “Detroit Rock City” de The Kiss, aún con Ignacio siendo parte del grupo con su guitarra.

Antes del final, el que quedó solo fue Nicolás, quien tocó y cantó una versión muy personal de “Gas Panic” de Oasis. La pasión y el esfuerzo del bajista, fueron bien recompensados por el público. El cierre a todo trapo a cargo de “Transición”, el más aclamado del último disco, dio lugar a más agite del que había habido hasta el momento, para un final intenso con el grito clásico de Leandro en el epílogo de la canción: “¡SOMOS I.D., SOMOS I.D., SOMOS I.D!”. La aclamación de los presentes fue unánime, y el cuarteto se alejó del escenario con felicidad y satisfacción en sus rostros, con la sensación de haber cumplido un gran objetivo y con las ganas de encarar lo que queda con mucha más energía.

Santana Bar (1/12) y Kirie (15/12) serán las dos últimas paradas de los muchachos previo a las vacaciones y al cambio de año. ¿Seguirán sorprendiendo a sus fanáticos en estos próximos shows, o la expectativa quedará guardada en un cajón hasta que arranque 2018?

 

Crónica: Alejandro Jerez

Comentarios