Finnegans + Pushit @ The Roxy Live | 14.01.17


Con motivo de festejar un nuevo año, el recinto de la calle Niceto volvió a sus clásicas fiestas de fin de semana, tituladas “The Roxy Sábados” y en esta primera edición, los protagonistas serían Pushit, banda proveniente de la Plata y Finnegans, que dio a la luz el año pasado “Campos de Sed, su segundo disco.

Cuando uno va a presenciar shows de estas nuevas bandas, “emergentes”, por ponerles un mote, se debe tener presente la diversidad que hay en los sonidos de las mismas y que las influencias pueden ser muy variadas, por lo que al acoplar los sonidos encontramos resultados interesantes y, para quien redacta esta crónica, muy satisfactorios.

Comencemos por donde se debe. La noche del sábado se presentaba calurosa, mas no pesada, ¿Qué mejor que un poco de Rock para cerrar la semana? Una cita perfecta, teniendo en cuenta que además, los presentes podrían quedarse en el local festejando toda la noche, con música a cargo Gabo Rossi y Dani Berman, dos especialistas en el Rock y el Pop, con más de 10 años de trayectoria en este genero.

Corrían las 00:30hs, de a poco la gente se iba acercando con la clásica bebida en la mano, separada en grupos de amigos y los mas fanáticos cerca de vallado, las luces estaban apagadas pero aguardaban detrás de un telón que al abrirse no solo liberó a las mismas, sino que además nos mostró a la banda platense y los dejo tomar el control, por los menos en el comienzo de lo que sería una gran noche. Recordamos que en estos eventos, titulados “The Roxy Sábados”, las bandas dan un show mas corto de lo que quizás es habitual, por lo que deben acoplarse a eso e intentar descargar lo mejor en poco menos de una hora. Pushit, quien fue la banda encargada de abrir la noche, entendió esto a la perfección. Los músicos se encuentran presentando su último trabajo discográfico, titulado “Ciclos” y que mejor que temas del mismo para abrir la noche, en este caso, “Paralelos” y “No soy parte”, dos temas que muestran claramente el sonido alternativo que caracteriza a la banda. Esto también se pudo ver reflejado con “Ciudad de pobres corazones”, primer cover de la noche, el cual también esta en su último disco dándole un estilo propio. A todo esto, se pudo apreciar un gran juego, tanto de luces, como de visuales. Donde mas se pudo ver reflejado fue en los covers, en el primero, unas luces amarillas con las pantallas verdes se combinaban en el humo dándole color al escenario. Luego de seguir con más temas de su último álbum como lo son “Ultramar” (En el que el público siguió coreando luego de que termine), “Particulas” y “Egos”, llego el segundo cover en el que las luces con el logo de la banda de fondo jugaron su papel, así “Personal Jesus” de Depech Mode se hizo presente, también con una excelente versión con la cual se cerraría este corto pero potente show de la banda, que se prepara para un 2017 recorriendo distintos escenarios a lo largo del país.

Había pasado ya casi una hora desde que esto comenzó, la noche venía siendo lo que se esperaba, mucha energía quedó concentrada entre el público que ansiaba una segunda dosis de rock. Así se abrió el telón nuevamente y, tras el humo que se combinaba con unas luces rojas oscuras, fueros los chicos de Finnegans quienes se hicieron cargo del asunto. “Where did you sleep last night” de Nirvana, fue la elegida para abrir su show. Lo característico de esta banda es que manejan un tono en sus propios temas y saben aplicarlos a los covers a la perfección, desnudándolos y poniéndoles su propio estilo, este primer tema es el ejemplo perfecto de esto, sacando el grunge y agregando el sonido ya dicho, con bajos graves y una voz imponente de parte de Nicole Mugneco. Recordamos que la banda sacó en el 2016 su segundo trabajo discográfico, en el que se nota un gran crecimiento en estos pocos años de banda, algo realmente para destacar y al igual que Pushit decidieron que este último trabajo este presente esa noche. Así, sonaron “Una obra y su telón” aún con unas luces rojas de fondo que iban perdiéndose y oscureciendo de a poco, “La bestia” con una gran visual de bestias de color verde (las cuales están a cargo de Martin Thiessen) y “No sin sangre” en el cual el calor del público se hizo sentir con los coros y las palmas. Luego de esto, los músicos piden un minuto y se sacan las camperas, el calor se había adueñado también del escenario, así siguieron “La estrella del sur”, “Entre líneas” y uno de los grandes temas de la banda, “Rompiendo el eco” con melodías tétricas, oscuras, de esas que estremecen la piel, llegando a un punto altísimo de simetría entre los cuatro músicos y un gran deleite sonoro para los presentes. Para cerrar, “Blue orchid” de The White Stripes y “Monos”.

De esta manera Finnegans cerró lo que había empezado Pushit, una gran noche en la que el calor, la diversidad de estilos y la calidad musical fueron grandes protagonistas. Aunque los shows han sido cortos, también fueron la excusa perfecta para que mas adelante podamos volver a ver a estos artistas que emergen y crecen constantemente.

Crónica: Fede Cárdenas
Fotos: Clau Esquivel

Comentarios