Escalandrum @ Ciudad Cultural Konex | 21.09.17

Primavera Porteña en el Abasto

Foto: Laura Tenenbaum

Escalandrum se presentó en Konex el jueves 21 de septiembre para homenajear a Astor Piazzolla y recibir a sus invitados de lujo.

La banda de jazz encabezada por Pipi Piazzolla -nieto de Astor y baterista- celebró la “Primavera Porteña” en el Abasto. Este barrio tiene cierta mística enlazada con el tango. Desde la esquina porteña de Carlos Gardel y Tomás Anchorena donde permanece la estatua de Gardel, hasta otros pasajes en los que se conmemoran a otras figuras del género, como Astor Piazzolla. En esta zona también se ubica Ciudad Cultural Konex, que albergó a varios entusiastas del jazz y del tango en una de sus salas en plena noche primaveral caracterizada por la lluvia incesante y el frío fastidioso.

El show se llevó a cabo en una de las salas del Konex. La humedad predominaba en el ambiente a pesar de que fuera techado y una melodía de trompeta suave acompañaba la espera de las personas que iban llegando al recinto. Al detenerse la música, los músicos subieron al escenario entre los aplausos de su público y Pipi les dedicó unas palabras: “Muchas gracias a todos por venir. Hoy especialmente le quiero agradecer a mi abuelo, es un honor poder interpretar su música”. Luego de presentar a todos sus compañeros, se dio comienzo al concierto.

Cada instrumento interpretó con dulzura cada una de las piezas. Llevar los sonidos tangueros hacia planos jazzeros, característicos de Escalandrum, no fue tarea fácil para los músicos. “A veces trasladar lo que hace el bandoneón a los vientos es de mal gusto”, agregó Pipi.

Entre tema y tema, el baterista realizaba algunas acotaciones o agradecimientos. En una de esas interrupciones, recordó un momento muy particular de la banda: “Este tema me hace acordar a esa noche extraña del 2012 en que ganamos el premio Carlos Gardel de oro (con Piazzolla Plays Piazzolla) frente a Miranda y Babasónicos. La canción que vamos a tocar a continuación sonó mientras íbamos a recibir el premio”. Posteriormente, con las luces rojas posadas sobre ellos, interpretaron “Lunfardo”. Luego, la melancólica “Milonga For Three” dio pie a “Escualo”. Sobre esta última, el nieto de Astor Piazzolla agregó: “Este tema fue dedicado a los tiburones. Mi abuelo era fanático de ellos”.

La noche no sólo albergó los clásicos del difunto compositor de tango, sino que también recibió a varios invitados. El primero de ellos fue Kevin Johansen. Con su guitarra acústica y un escenario para él solo, el cantante representó “Chiquilín De Bachin”. Al culminar, Kevin se refirió a Astor por su modernidad dentro del género y se mostró orgulloso de poder tocar en la fecha. Luego, había llegado el turno del bajista Javier Malosetti, que sin esbozar ninguna palabra, ejecutó su respectivo instrumento mientras los integrantes de Escalandrum lo observaban con atención. El talento de Malosetti fue innegable y al finalizar con su solo, el público le regaló su aclamación. Para continuar, Escalandrum se le unió a Malosetti en “Vayamos Al Diablo”.

“Viene un grupo de los más grosos de percusión que hay. Es increíble, novedoso y contemporáneo”, advertía Piazzolla para recibir a La Bomba De Tiempo. La agrupación fue dirigida por Richard Nant, como si fuera una orquesta que sigue al director. Al terminar, Pipi expresó su felicidad y agradecimiento. Además, le brindó su gratificación a River Plate (que había ganado ese día) y agregó: “Hoy el Muñeco Gallardo es más que Miles Davis, lo voy a hacer componer canciones”.

Antes de despedirse, los músicos llevaron a cabo “Adiós, Nonino”. Sin embargo, ante la insistencia del público por una canción más, Escalandrum interpretó “Libertango” junto a Richard Nant, Javier Malosetti y Kevin Johansen. Si lo anterior había sido genial, este cierre rozaría lo inexplicable. De esta forma, los presentes se retiraron del recinto para regresar a sus hogares entre los pisos mojados y la humedad; pero con la felicidad de haber disfrutado un día de la primavera con jazz, tango y músicos de primer nivel.

 

Crónica: Belén Rossi

Comentarios