Eruca Sativa @ N8 (Ciudad de Mendoza) | 01.05.16

Y cuando te des vuelta, yo voy a seguir estando acá.

eru

Llegó el día tan esperado, Domingo 1 de mayo, donde Eruca Sativa se presentaría en N8 Estudio y desde temprano un gran grupo de rockeros esperaba para verlos. El sol radiante nos aseguraba que se avecinaba una gran fiesta.
A las 20hs, dieron apertura de puertas a los espectadores, y de a poco, el lugar se fue colmando de un público variado y ansioso por ver a la banda tan esperada por 2 largos años…

Pasadas las 21:30hs, con sala llena y luces tenues, se hace presente el power trío en el escenario para dar comienzo al show. Suenan las primeras notas de “Fuera O Más Allá”, los gritos de los presentes denotaban esa emoción siempre presente en un gran reencuentro.

En un momento de la noche nos deleitaron con “Eleanor Rigby”, cover de The Beatles, incluido en la primera edición del disco “La Carne”. En el quinto tema de la lista, con un público muy eufórico y que no paraba de saltar, sonó “Quemas” seguido de “Frío Cemento”, donde Lula Bertoldi remarcó el contraste con la presentación del día anterior en Wine Rock, y el calor de lo que se vivía en ese instante en N8.

La química entre la banda y el público se hizo notar constantemente, con coreadas de la multitud en “Guitarras De Cartón”, se percibía que es una canción que se disfruta mucho. Antes de tocar “Amor Ausente”, Bertoldi mencionó a Titi Rivarola, un reconocido músico cordobés que cumplió un rol muy importante en la formación de la banda. Llegó el turno de “El Balcón”, que nos hizo bailar a todos al ritmo del bajo de Brenda Martin y la percusión de parte de Gabriel Pedernera. Ya casi en el punto cúlmine de la fecha, en “Agujas”, hubo mosh. Y por fin llegó el clásico poguero de Eruca: “Queloquepasa”. Para concluir la noche, se hizo presente “Nada Salvaje”, que condujo a una oleada de aplausos y gritos.

Si bien todos creímos que el show ya había llegado a su fin, los mendocinos no tardaron en pedir una más, y el trío no se hizo rogar. Lula preguntó al público “¿hacemos un lento o se va todo al carajo?”, la respuesta fue obvia, y como “amague” ella comenzó a cantar dulcemente “había una vez un…”, pero de repente comenzaron a sonar los primeros acordes de Breed, cover de Nirvana, y todo se descontroló una vez más.

Fotos: Nina Nadalin.
Crónica: Nina Nadalin y Manu Romero.

Comentarios