Eruca Sativa @ Encuentro Club | 06.04.18

En el marco de una de su primera​ presentación en la provincia de Buenos Aires, el power trío conformado por “Lula” Bertoldi (voz y guitarra), Brenda Martin (bajo y coros) y Gabriel Pedernera (batería y coros), aterrizó en San Justo el pasado viernes para desplegar su poderoso material, en el marco del inicio de la gira por los 10 años de la banda.

Y después de tantas idas y venidas, de arrancar un año a pleno con muchas novedades, una fecha en Capital y varias en el interior del país, con un mini tour por el Viejo Continente incluida, llegó el día indicado para que Eruca Sativa vuelva a cruzar la Avenida General Paz. En este caso, los beneficiados fueron los habitantes del Oeste. En cercanía con la Avenida Juan Manuel de Rosas, el sitio indicado para el reencuentro fue Encuentro Club, un modesto bar de la zona que se vio asediado de seguidores de la banda, haciendo fila, incluso mucho rato antes de que se abrieran las puertas.

Cerca de las 22:00 hs, el ingreso de la gente dio inicio a la jornada, que tuvo como aperitivo inicial las presentaciones de Tristemente Célebres y Mariana Bianchini, ante una concurrencia que ya era bastante grande.

Con los preparativos de rutina, y la ansiedad general, Eruca Sativa salió al escenario ganándole a la medianoche por 10 minutos, y ante la expectativa que se respiraba en el ambiente, atacó sin contemplación de manera insólita y efectiva con “El Límite”, el tema inédito que no está en ningún disco y que siempre es de los más solicitados por el público “eruquero”. La sorpresa de los fanáticos fue directamente proporcional al agite provocado por el ritmo infernal de la canción. Con ese comienzo tan alocado, sólo había tiempo para seguir rockeando, así que sin mediar palabras, los temas siguieron continuando a un ritmo frenético. De esta manera pasaron “Para Que Sigamos Siendo” e “Inercia”, unidos al pegadizo ritmo de “El Balcón” y a la explosión sonora de “Abrepuertas”.

“¡Buenas noches San Justo!” fue el grito de guerra de Lula Bertoldi para saludar a la gente y dar por iniciado el habitual feedback de la banda con su público. A pesar de que el show ni siquiera iba por la mitad, el calor  se hacía cada vez más incesante, a medida que la intensidad de los pogos aumentaba tema a tema. Luego de la interpretación de “Mi Apuesta”, todos se tomaron un breve respiro mientras el “Eruuuuca, Eruuuuca…” resonaba en las paredes de Encuentro Club. Tras la interpretación del furioso “Desátalo”, todo hacía prever que llegaría el momento de los temas tranquilos del trío, como hacen habitualmente en la mayoría de sus shows. Las sospechas crecieron cuando las suaves melodías de “Somos Polvo”, con Pedernera acompañando con la guitarra, le bajaron las revoluciones a la noche aunque sea por un momento. Las luces amarillas de fondo moviéndose de un lado a otro, matizaban aún más un ambiente de armonía cada vez más intenso.

Sin embargo, y pese a las sospechas iniciales, el habitual set de canciones calmas nunca llegó. Mediante otro saludo de Lula: “¿Cómo anda el Oeste?” y la respuesta eufórica del público, Eruca volvió a la carga con “Confundiste”, uno de los temas más aclamados de Barro Y Fauna”, su último disco, y a la vez el track elegido para la salida del último video oficial de la banda.

Popular en las canchas de fútbol de nuestro país, y en varios eventos públicos, los cantos en contra del actual presidente no faltaron tampoco en Encuentro Club, con Brenda Martin acompañando la voz del público con su bajo, mientras sus compañerxs alistaban sus instrumentos para continuar el show. Lo que siguió fue una montaña rusa de intensidad y sensaciones que subía y bajaba sin control. Primero, los ánimos subieron un poco con “Japón”, y ese solo de Bertoldi que nunca falta. Después, las luces violetas invadieron la escena para acompañar los suaves acordes de “Sin La Red”. Sin mediar palabras, el pogo volvió a tomar lugar con “Fuera O Más Allá” y “Eco”, para decantar otra vez en un ambiente cálido y relajado gracias a la llegada de “Justo Al Partir”.

El momento emotivo de la noche con “Amor Ausente” y “Antes Que Vuelva A Caer”, dio lugar a la gran sorpresa de la noche. Lula tomó la palabra en el primer (y único) parate largo de la noche para presentar a una de las cantantes que le “rompió la cabeza” en sus inicios como artista. Así, Mariana Bianchini subió al escenario ante la ovación de los presentes, para interpretar junto a Eruca Sativa un clásico de los años ’70, perteneciente a la banda estadounidense Heart: “Barracuda”. Luego de esta inédita interpretación, aclamada por el asombrado público, Bianchini estiró su estadía en el escenario para darle rienda suelta a “Agujas”, otro de los temas furiosos del power trío oriundo de Córdoba.

El set final estaba cada vez más cerca. El desbocado y realista “Tarará”, recibió una ovación unánime cuando Bertoldi cambió una de las estrofas de la canción, y en lugar de decir: “No más fanatismos, no mas ismos”, la vocalista cantó: “No más fanatismos, no MACHISMO”, para aportar un pequeño grano de arena en la lucha que vienen llevando hace rato las mujeres.

La combinanción de “Magoo” y “Queloquepasa”, fue la elección perfecta para que los niveles de agite aumenten desenfrenadamente y los presentes dejen lo poco que les quedaba de energía para ese momento. Parecía el final, pero Eruca se guardaba un par de cartas para cerrar la noche a toda orquesta, por lo que el cierre definitivo estuvo a cargo de “Nada Salvaje” y “Armas Gemelas”. La voz mancomunada de banda y público en esta última canción genera emoción y euforia, emociones que se unen a una ruidosa ovación que despide del escenario al power trío. Agradecidos, los músicos saludan a su gente, hacen la habitual entrega de púas, palillos y listas, bajan del escenario a sentir el calor y el afecto de su público en vivo y en directo, y se retiran con gestos de agradecimiento hacia el interior de los camarines.

La calma vuelve a ser el personaje principal en la escena de Encuentro Club. Sólo se escucha el murmullo de algunos fanáticos que se quedan en la puerta hablando, y riendo. La tormenta declinó, el huracán “Eruca” ya pasó y sigue su camino, a paso firme y acelerado, como nos tiene acostumbrados…

Crónica: Alejandro Jerez

Fotos: Jesica Cabrera

Comentarios