Erik Canales @ La Viola Bar | 27.01.17

Desde México con amor…

En el marco de unas “mini” vacaciones en Argentina, Erik Canales, vocalista de la banda mexicana Allison, aprovechó su estadía en nuestro país para realizar dos acústicos por la zona de Palermo. El pasado viernes, se presentó junto a su amigo Tom Taranto (Infierno 18),  juntos tocaron por turnos temas de sus propias bandas para cerrar juntos en un mix inolvidable.

Esta claro que la música es un constante generador. De sentimientos, de emociones, de conocimientos, encuentros, y demás. También es una gran motivadora de amistades. Es exageradamente extensa la lista de músicos/as se han conocido tocando en vivo, en una sala de ensayos o en algún camarín y le han dado inicio a amistades interminables.

Este es el caso de Erik Canales, actual vocalista de Allison (México) y Tomás “Tom” Taranto, guitarrista y cantante de Infierno 18. Conocidos por varias idas y venidas, con recitales en Argentina o en el lejano y a la vez ,vecino país mexicano, decidieron volver a juntarse, luego de tantos años, para rendirle un culto a eso que los unió como amigos: la música.

Es por eso que tras la presentación de ambos del jueves 26 de Enero, en “Rocket Bar” (Rodríguez Peña 1027), volvieron a realizar su show acústico en el mítico “La Viola Bar”, el viernes 27. Desde temprano, y con presencia de mucha gente seguidora de ambas bandas, e incluso algunos con remeras del vocalista mexicano, el primero en subirse al escenario fue “Tom”. Con su guitarra acústica y un micrófono, el cantante de Infierno 18 le dio inicio a la noche de rock acústico con “Rumbo Natural” y “Lejos de lo normal”.

Agradeciendo a los presentes por haberse acercado, y mediando pocas palabras, Taranto desplegó un set list de ocho temas repasando varios momentos de la carrera de Infierno 18.  Para destacar , el nivel elevado de emotividad que se vivió en “La Viola Bar” durante la interpretación de “Esperando”, (perteneciente a “Ya era hora”, editado en 2009), que dejó sensibilizados a propios y extraños, especialmente con la ternura y la tristeza que se denota en su estribillo:

“Me involucro, tengo miedo, no es fácil. Solo enfrento cada instante, un momento, nunca es tarde para comprender”.

Tras el cierre de “Tom” con “Serenata al 900”  y “Salpicando”, fue el tuerno de Erik de subirse al escenario. “120 kilometros”, “Ya no te amo”, y el popular y enamoradizo “Baby please”. Con un caudal de voz potente y a la vez suave y dotado de mucha ternura, Canales se dirigió a la gente luego de ejecutar “Algo que decir” (valga la redundancia) y dijo: “Argentina es un gran país, con influencia rockera. En México estamos lejos, pero somos hermanos”. La ovación de los presentes fue unánime.

Tras la interpretación de “Aquí”, Erik se corrió a un costado para dejarle lsugar a “Tom”, y entre los dos iniciaron el tramo final de la jornada acústica en la noche de Palermo. “Solucionando Problemas”, de Infierno 18, fue el primer tema interpretado por ambos “frontmans”, y recibido con mucha alegría por los fanáticos presentes.

“Esta canción le da nombre al disco que nos trajo a la Argentina” informó feliz Canales, antes de que tocaran “Memorama”, segundo disco, y a la vez segundo tema de dicho CD, grabado por los Allison en 2008. El final con la triste historia que cuenta “Dime que…”, de Allison, fue el punto final de la jornada. El abrazo de los músicos y el cariño de la gente que se acercó a disfrutar de la noche y del reencuentro, fue la imagen que resumió la jornada. Canales volverá a su país habiendo dejado una huella en la noche porteña con su retorno y unas ganas gigantes de volver, algo que el mismo cantante y los fanáticos esperan que sea pronto.

Comentarios