dsc_1326

Una de las bandas que acompañará al trío Más Que Uno el próximo domingo 25 de septiembre, SYGMA, está preparando un show acorde a la magnitud del evento. Previo al mismo, nos dimos el gusto de hablar con los hermanos Mezger: Alan, su cantante y bajista; y Alexis, su baterista.

Siendo una agrupación joven, con una carrera relativamente corta. ¿Consideran que la banda le hace honor a la cantidad de años que tiene en relación a sus logros?

Alan: Sí, dado a que la banda comenzó al mismo tiempo en que nosotros aprendíamos a tocar, ahí que comenzó a gestarse algo. Fue un proceso muy lento, naturalmente, porque ninguno hacía mucho tiempo que tocaba ni tampoco habíamos tenido proyectos anteriores.

Después llegó el momento de proponerse algo más serio, una meta. Se trataba del primer concurso en el que participamos. Fue en Zona Norte, nosotros somos de Capilla del Señor. Ahí competíamos con muchas bandas, y ganar nos permitió grabar nuestro primer disco. Entonces se produjo un quiebre mental sobre cómo tomar el proyecto y nuestra apuesta. A partir de ahí vinieron otros concursos, como el Ruta 26 Rock, que también ganamos. Ese fue más desafiante, ya que consistió en una batalla en vivo contra otras 100 bandas. Además fue muy importante ya que ahí se terminó de consolidar nuestro público.

Cabe mencionar que acá está faltando Octa (Octavio Benzaquen), nuestro guitarrista y le mandamos un fuerte abrazo. Va a estar rompiéndola con nosotros el domingo.

Alexis: Yo estoy en la banda hace un año y algunos meses, antes tocaba con otra banda pero mis mayores logros como músico fueron con SYGMA. El año pasado me empaparon en fechas al principio como para curtirme y ensamblarme a ellos, estuvo genial. Este año tuvimos menos fechas y reforzamos lo compositivo para poder encarar un nuevo material. Fue muy productivo, consolidamos mucho público y cada vez se va manifestando más. Tuvimos una fecha en Greens (Devoto), y una en el Marquee (Capital Federal) donde vinieron casi 60 personas. Siendo que somos una banda de Zona Norte fue muy importante para nosotros poder mover tanta gente. Hace poco tuvimos la grabación del segundo material que todavía está por terminarse. Esta fue mi primera grabación, y fue excelente, de un alto nivel. Me parece que va a salir algo muy bueno y se va a notar un salto en la calidad. La fecha del Roxy es el regreso después de no tocar por dos meses.

¿Cuál fue el concepto que intentaron plasmar en el último disco?

Alan: Si tomamos como referencia nuestro primer y único disco “Un Nuevo Amanecer” hay varias cosas que se engloban. Por un lado hay una temática social que tiene que ver con el bombardeo de información de los medios y de cómo la gente canaliza esas cosas, a veces sin procesarlas. Trata de hacer un poquito de conciencia nada más, nosotros creemos que es cuestión de escuchar todas las voces por igual y sacar conclusiones propias, de tener un pensamiento crítico y no dejarse llevar tanto; con las falencias y virtudes que eso pueda tener. No se trata de repetir algo que está totalmente procesado o incluso de cosas de las que uno no está seguro.

Por otro lado, tenemos un costado mucho más introspectivo del ser, de momentos de una persona, ya sean de alegría o tristeza, y de cómo llevar esos momentos. Trata mucho de aceptar las cosas como son y de sacarles el mayor provecho posible. Me refiero a que no habría buenos momentos si no los hubiera malos, y que hay que aprender a reconocerlos para saber disfrutar los buenos y a las personas, de poder sacarles el jugo y así aprovecharlos. Por ahí vienen las temáticas del disco y la propuesta de la banda en general.

¿Cómo componen? ¿Las ideas nacen zapando en la sala o las traen de armadas?

Alexis: De las letras se suele encargar Alan. De cualquier forma, él las pone sobre la mesa, las debatimos entre todos y en base a eso vemos cómo podemos expresar la temática que se quiere abarcar. En cuanto a cómo surge la composición de un tema, suele ser improvisado. A veces es a partir de letras, o un riff de Octa, o una base de batería… El material nuevo lo hicimos grabando todo el tiempo cada paso que dimos y volviendo para atrás si algo no nos convencía, esto lo hizo más rápido.

Alan: No es tanto lo que se dice “zapado”, sí tratamos de laburar en la sala y de que sea espontáneo. Pero no perdemos mucho tiempo improvisando sobre algo, sino que tratamos de darle una forma a las idea y vemos para dónde las llevamos. Esa es la forma de trabajo.

¿Cómo está compuesto el público de Sygma? ¿Cómo es la relación con el mismo?

Alan: Es muy variado y la verdad que el saber que tanto gente muy joven como niños, jóvenes y adolescentes, o adultos de familia se sientan identificados con lo que hacemos es algo que nos llena mucho. Eso es lo más prometedor de todo esto también, el saber que a cualquiera le puede gustar lo que estamos haciendo.

Alexis: Nos ha pasado que la gente se acerca a felicitarnos u opinar sobre lo que estamos dando. Generalmente se manifiesta de esa manera y se genera un vínculo entre espectador y nosotros, lo cual está genial; hemos conocido mucha gente de esa manera y confiamos en que seguirá siendo así. Con el paso del tiempo nos dimos cuenta de que creamos algo así como una familia, es mucha la gente que nos sigue hace mucho tiempo y que por ahí a show no pudo venir pero al siguiente sabés que está, que van porque disfrutan lo que hacemos.

Alan: Es muy importante este vínculo del que habla Alexis. Nosotros dedicamos muchísimo a que la gente sepa cuán importante es para nosotros que el que vengan a vernos. Los hacemos realmente sentir importantes, con todo el esfuerzo que eso implica, el dedicarle el tiempo a cada uno. Pero así lo hacemos y la verdad que da sus frutos. No solo porque te llena como persona, sino porque la gente se siente parte y esa ida y vuelta es vital.

¿Cómo se están preparando para la fecha con Más Que Uno en Roxy? ¿Cómo fue que los convocaron?

Alexis: Con Más Que Uno nos conocimos cuando compartimos un show en Alquimia, Pilar. Fue una gran noche, llevamos mucha gente de nuestros pagos. Lo que ellos dan en el escenario es impresionante, es muy bueno y completo lo que tienen para brindar. Ellos a su vez vieron lo que nosotros tenemos para dar y les gustó mucho, además de la respuesta de la gente. De hecho tenemos un bondi lleno que va a venir de nuestros pagos con gente y  otros de acá también, así que las expectativas están en el techo.

Alan: No podemos dejar de decir que fue una grata sorpresa para nosotros que nos tuvieran en cuenta tan pronto y para una fecha tan importante siendo que sólo compartimos el escenario una vez, se nos anticipó un poco a lo que esperábamos y eso nos llena de orgullo. Para nosotros es un paso fundamental, así que nos estamos tomando este festejo de sus cuatro años y sus cien shows con una gran importancia y con la responsabilidad que eso implica. Si vienen el domingo a Roxy se van a ir a sus casas llenos de sensaciones y emociones, va a explotar, será tremendo.

Entrevista: Maite Córdova
Fotos: Clau Esquivel

Comentarios