Entrevista con Surrebire: “Estamos apostando todo al sueño”

Con esa premisa y una ilusión enorme a cuestas, los Surrebire arribaron desde Chaco, su provincia natal buscando crecer y expandirse como banda. Lucas Espinoza (guitarra) y Darío Bezerra (bajo), se sentaron junto a Ruckker para expresar su emoción y su gran ansiedad por mostrar todo su potencial en Buenos Aires y aparte recuerdan la adaptación a la jungla de asfalto y el trabajo realizado hasta el momento, sumado a los proyectos, y las cosas lindas que les depara el futuro inmediato en la gran ciudad.

– Bueno, aca estamos con Lucas (Espínola, guitarrista) y Darío (Bezerra, bajista) de Surrebire. Chicos, ¿en qué momento los encuentra ésta gira por Buenos Aires?

– Lucas Espinoza: Bueno, para empezar digamos que estamos en plena mudanza porque somos de Resistencia, Chaco, y nos mudamos todos para acá justamente para expandirnos más, para tratar de progresar más en todos los niveles, tanto a nivel personal, como musical y profesional sobretodo.
Ahora tenemos tres fechas cerradas. La primera es el 17 de Marzo en Museo Rock junto a Jauretche y Maldito Gordo. Después el 9 de abril acá en Maldito Rock vamos a hacer un acústico junto a La Mala Lengua, una banda uruguaya, y el 23 de abril en el Roxy junto a los amigos de Imaginados por Nadie que presentan su segundo disco, nosotros abrimos la noche. Estas son las 3 fechas que hasta ahora tenemos cerradas.

–  Hablando un poco de esto de la transición de mudarse, ¿Cómo fue, venirse de tan lejos con un sueño? ¿Cómo lo están viviendo?

– Darío Bezerra: La verdad que es complicado el proceso, pero siempre con la mejor onda porque estamos apostando todo al sueño, entonces cualquier cosa que pase, cualquier contratiempo, pensamos en que son cosas que pasan, pero siempre con la mejor onda…
– LE: Cuando pasa algo malo, agarras y pensás “¿porque estás acá?”, y decís “la puta madre, lo voy a pasar”, porque es mas grande lo que querés que lo malo que te pase.
– DB: Nos está pasando mucho de ir caminando y decir “che mirá donde estamos, lo hicimos”. Porque siempre la idea desde el primer momento fue, si las cosas se daban, sabíamos que en algún momento íbamos a tener que dar ese paso. Justamente el otro dia estábamos escuchando una nota vieja que nos hicieron en una radio, y nos preguntaban “¿qué sueñan?” y nosotros decíamos “no, la idea es ir a tocar a Buenos Aires…”, y lo estábamos escuchando acá. Entonces es muy loco que se estén dando las cosas, pero siempre con la mejor.

– Tengo entendido que en medio de la transición quedó un baterista allá en Chaco, ¿puede ser?

– DB:  Si, la verdad que venirse es un proceso muy grande y una decisión muy personal…
– LE:  Tenés que dejar toda tu vida, para venir a armar otra desde cero…
– DB: Claro, es muy heavy. Entonces siempre dijimos que nadie estaba obligado a nada,  si uno no está dispuesto a hacerlo está todo bien. Y el baterista dijo que no quería venir… Tenía otros planes, estaba tocando allá, estaba en otra cosa, y no era el momento para el de venirse.
– LE:  Y entendimos también que la rueda tiene que seguir girando y no nos podemos quedar por la decisión de uno solo cuando el resto esta de acuerdo. Fue un duelo, porque la realidad es que nos dio tristeza, pero el show debe continuar.
– DB: Claro, como te decíamos recién, siempre apuntamos a: “bueno paso esto, vamos para adelante, tenemos que seguir, no podemos detenernos”. Aparte ya teníamos fechas confirmadas.

– Claro, son obstáculos que se pueden superar…

– DB: Aparte sabíamos que podía pasar que alguno no se venga. Entonces, a darle para adelante nomás, siempre con la mejor onda. Por suerte conseguimos un batero para tocar la fecha, así que estamos en ese proceso de conocernos de vuelta con alguien. Es raro pero va bien.

– Se que tienen dos discos grabados: De(s)velar y Ríe en la Sangre… ¿no?

– DB: Si, De(s)velar en 2013 y Ríe en la Sangre en 2015…


– ¿Cuál fue la búsqueda qué tuvieron en ambos discos? ¿Fue algo parecido o fueron cosas diferentes?

– DB: La verdad que fueron totalmente diferentes. El primero nos cayó de sorpresa, fue una sorpresa entrar a grabar el disco…
– LE: Fue como un regalo que nos cayó del cielo…
– DB: Si, fue un regalo. Nos dijeron: “Che el lunes ¿qué tienen qué hacer?, bueno entren a grabar”. Teníamos los temas compuestos, pero…
– LE: Teníamos que seleccionar cuales, entonces fue como un “menjunje” de varias cosas…
– DB: Aparte no sabíamos si iba a haber otra oportunidad de grabar en un estudio profesional. Entonces hicimos una selección de temas y lo grabamos.
Se nota la diferencia entre los dos discos porque uno es mucho mas variado que el otro. En el primero hay una diferencia de géneros y todo eso.
– LE: Como que hay una línea en el segundo, como que está mas marcado para donde queríamos realmente ir en el sonido.
– DB: En el segundo fue: “Tenemos los temas ¿qué vamos a grabar?…”


– Fue como buscar una madurez ese segundo disco…

– LE: Exactamente, se notó bastante esa madurez…
– DB: Se notó como queríamos sonar, hicimos una pre producción del disco. Fue totalmente opuesto al primero.
– LE: Además el hecho de ya tener la experiencia de haber grabado. Antes no sabíamos donde estábamos parados. En el segundo sabíamos que era un proceso, ya teníamos un poquito mas de “cancha”. Tampoco la teníamos re clara, pero algo sabíamos, estábamos más preparados. Se notó eso, la madurez entre un disco y el otro.


– Se vienen como decían recién las tres fechas, muy importantes para ustedes para conocerse con el baterista, para madurar como banda. Y después… ¿Algún propósito para el 2017, algún laburo que estén haciendo?

– DB: Bueno, presentamos un video nuevo de un tema inédito que lo grabamos la última fecha que tuvimos allá en Chaco el año pasado en Diciembre de 2016. Grabamos un tema inédito en audio  video que está próximo a salir. Así que queremos presentarlo, y tocar mucho, mucho, donde se pueda, esa es la idea.
– LE: Si tenes algún lugar para tocar, metenos porque nosotros vamos! (Risas generales)

 



Entrevista: Ale Jerez
Fotos: Javier Abbas

Comentarios