Entrevista con Sobreviento: “Construir desde la autogestión entendemos que es construir desde los lazos con los demás”

Foto: Jacquline Isoldi

Sobreviento festeja sus 5 años de vida el próximo 19 en El emergente Almagro. Antes de esta importante fecha, nos comentaron cómo se vive el día a día de una banda autogestionada, sobre sus proyectos paralelos a lo musical. Y sobre todas las cosas, cómo se logra consolidar una banda con una gran proyección por delante.

 

Cumplen como grupo 5 años de vida, lo cual no es poco, ¿cómo viven el día a día siendo una banda totalmente independiente y autogestionada?

El día a día es muy intenso, porque cada día estamos pensando qué podemos hacer para que el proyecto avance y crezca. No sólo se trata de ensayar dos veces por semana y hacer música, que desde ya es lo más importante; hay también muchísimas cosas que hacen que la maquinaria funcione. Cuando además de estar pensando en acordes y letras, también tenés que pensar en la gacetilla de prensa, la logística de un show, calculando costos, armando proyectos para aplicar algún subsidio, entre otras cuestiones, la cosa se vuelve más compleja. Pero nos gusta esa complejidad, porque te hace ver un mapa más completo, se aprende muchísimo. A la vez, la autogestión como nosotros la entendemos nos lleva a estar todo el tiempo en contacto con otros colegas, con otras experiencias y proyectos, de las que nos nutrimos un montón. No siempre fue así, es un camino que fuimos construyendo. Mirando para atrás, no mentiríamos si decimos que en los últimos años son más los días del año en que nos vemos entre nosotros, que los que no lo hacemos. Estamos en una conversación permanente, que nunca termina. La intensidad, si bien puede traer muchas complicaciones, resulta siempre en un saldo que es positivo.


Este show, además de ser el festejo de los 5 años, es un fin del ciclo de la banda. ¿Qué nos van a adelantar el 19 sobre lo que viene?

No sé si un fin de ciclo, es un paso a una nueva etapa, que recoge mucho de todo lo que hemos vivido hasta el momento. Sí es verdad que despedimos nuestro primer disco, “Cielo Y Caer”, que ya viene girando hace unos años. Probablemente este sea el último show en que casi todos los temas pertenezcan a ese disco. Actualmente estamos trabajando en nuevo material, y algo de eso vamos a adelantar en el show del 19. Estamos redescubriendo nuestro sonido y la forma de componer. Y en concreto, para el festejo de los 5 años estamos haciendo una apuesta grande tratando de vincular la solidez del sonido en vivo que hemos logrado construir en el último año, en el que tocamos un montón, con la propuesta escénica. Estamos preparando algo diferente en ese sentido. Que lo musical y lo visual entren en diálogo, sean parte de la misma propuesta artística.


Pasaron unos años de su primer trabajo discográfico “Cielo Y Caer”, ¿en qué etapa se encuentran las nuevas canciones para el próximo disco? ¿Cómo es en su caso el proceso creativo?

Durante los últimos meses tuvimos un proceso de repliegue en el que nos propusimos componer nuevas canciones, tratando de salir de eso más etéreo y abstracto que tenía “Cielo Y Caer”, y bajar más a tierra. Creemos que es momento de ser más concretos, más precisos con lo que queremos contar, sin perder, claro, la propuesta poética que nos interesa que esté. Pero los tiempos que vivimos nos imponen el hecho de ir más al hueso, decir las cosas como hay que decir. Salieron muchas canciones en esa línea, y ahora que esas semillas están plantadas, es el momento de trabajarlas en conjunto, en la sala de ensaya o frente a la compu empezando a maquetear. Ya hay algunos avances, que son los que se van a poder escuchar el domingo. Tenemos material para elegir, y seguramente sigan saliendo cosas nuevas. El proceso es y está abierto. Todos componemos, y ese cruce nos interesa muchísimo. Para este cúmulo de nuevas canciones decidimos que el proceso sea, en principio, individual. Cada uno tratando de buscar su expresión, su relato. Pero después la cosa se abre y todos participamos, opinamos, y comienzan a darse los cruces, en lo que está la mayor riqueza.


Siguiendo con “Cielo Y Caer”, éste presenta un gran arte de tapa, ¿la misma banda lo diseñó?

El arte gráfico de todo el disco es obra pura y exclusiva de quien no sólo es una gran diseñadora, sino una gran amiga nuestra, Laura Musso. Ella es la quinta Sobreviento. La tapa está inspirada, al a vez, en un cuadro de Sebastián Miale, artista plástico, que en su momento la pintó para nosotros. Laura también diseñó el arte de “Odezia”, nuestro primer EP. Fue durante ese proceso que nos conocimos y entablamos una relación profesional y humana excelente. Nos parece importante que, con aquellas personas con quienes nos rodeamos para trabajar, también podamos establecer un vínculo desde lo humano, que para nosotros es la base de cualquier construcción sólida que queramos llevar adelante, es fundamental.


No sólo se quedan en el formato musical, si no que apuestan a las gestiones de varios ciclos y de una revista, ¿qué los impulsa a realizar tantas actividades?

Es todo parte de lo mismo. Hoy, de algún modo, nos cuesta pensar una cosa sin la otra. Los ciclos en su momento nacieron por una cuestión más individual de la banda, de no sentirnos cómodos con algunos espacios que había, porque no podíamos encasillarnos, y dijimos: “Hagamos un ciclo donde no haya etiquetas musicales, que se dé la mixtura más allá de lo que supuestamente imponen los géneros”. En ese proceso nos dimos cuenta que era más interesante pensar el ciclo no sólo para nosotros, sino también para y con aquellos músicos independientes que de alguna manera estaban en la misma. Y la revista es la forma que tomó esas ganas y ese impulso por dar a conocer todo eso que nosotros veíamos y vemos que sucede en la escena emergente, no sólo para difundirla, sino para pensarla, para generar una reflexión en conjunto con los actores que la hacen. Construir desde la autogestión entendemos que es construir desde los lazos con los demás, y las formas de tejer esos lazos pueden ser muchas, nosotros hasta el momento nos dimos estas. El objetivo ideal es que se genere una gran trama en la que todos podamos estar relacionados.


Cerrar el año con una fecha así, deja la vara muy alta, ¿ya están pensando en cómo arrancar el próximo ciclo?

Sí, aunque todavía no hay nada concreto. Lo único que sí está claro es que el año que viene nos va a encontrar con un segundo disco bajo el brazo. Ya estamos planificando fechas y demás cuestiones. La idea es que ese nuevo disco sea una síntesis de todo esto que venimos viviendo desde lo musical y lo extra-musical, la nueva etapa va a estar signada por eso. Nuevo disco, nuevas canciones. Por ahí va la cosa.

 

Por: Pablo Méndez

Comentarios