Entrevista con Sobredosis de Soda: “Queremos darle algo nuevo al público”

Luego de presentarse en Groove el pasado 7 de abril, la banda tributo a Soda Stereo vuelve a Palermo con una nueva propuesta: realizar un especial de la música de Gustavo Cerati como solista. Mariano Albergoli, cantante y guitarrista, nos adelantó algo de lo que será el show del 6 de mayo, su opinión sobre el rock argentino y cómo surgió la idea de formar la banda.

¿Cómo surgió la idea de armar dos shows separados de las dos etapas musicales de Gustavo Cerati?

Durante el año pasado veníamos tocando mucho, solo canciones de Soda, y cada tanto le regalábamos al público alguna joyita de Gustavo como solista. De alguna manera, buscábamos destacar su carrera como artista, más allá de si fuera su música como solista o con Soda Stereo.  El año pasado surgió la idea de hacer un especial en el Teatro Vorterix y estuvo muy bueno, después lo quisimos volver a repetir pero no se dio. Ahora los planetas se alinearon y coincidió justo que se podía hacer en abril el show con los temas de Soda y en mayo, con las canciones de Gustavo solista. Es una forma de darle al público algo nuevo y que el repertorio vaya variando, teniendo en cuenta que no se renueva. Además, la gente que vino al Vorterix del año pasado se va a encontrar con una lista de temas distinta.

En mayo van a haber ocho músicos en escena, ¿van a incluir instrumentos orquestales para dar una breve reproducción a los “11 episodios sinfónicos”?

No. Pero es un viejo deseo que tengo. Hubo una posibilidad con un músico del Colón, pero todavía está muy verde el tema de que el trío toque con una orquesta. En este caso van a ser dos guitarristas más, el tecladista y una chica que hace los coros. Vamos a ser siete y el octavo va a ser un invitado sorpresa.

Como la banda que acompañaba a Gustavo en su momento…

Claro, sobre todo la formación de “Fuerza Natural”, el último disco. En muchas canciones ese formato es necesario, por eso encaja todo bárbaro. Los músicos que nos van a acompañar son todos amigos con los que solemos tocar y les encanta Soda, que para nosotros eso es fundamental.

En entrevistas anteriores mencionaste que con el paso del tiempo se pondrá a la música de Gustavo en el lugar que hoy ocupan Motzart o Beethoven, en el sentido de que mucha gente hoy en día interpreta su música y nadie los acusa de estar aprovechándose de eso ¿Qué otros músicos creés que van a acompañar a Cerati en esa categoría?

Yo creo que Spinetta o Charly. También las bandas de la primer camada del rock nacional que fueron los que hicieron un camino que no existía y lucharon para que nos dejaran cantar en castellano; Litto Nebbia me parece que es el que resalta. A mí algo que me gusta mucho de Litto y Spinetta es que siempre le dieron espacio a los artistas jóvenes.
En cuanto a los músicos más actuales se me vienen a la cabeza Federico Moura de Virus, Ricardo Mollo, Luca, Los Redondos o los Babasónicos, que hoy en día no se los valora tanto. Creo que también hay una camada nueva que quizás se les pueda sumar a esos músicos como Carajo o Eruca Sativa.

¿Por qué eligieron hacer una banda tributo a Soda Stereo, teniendo en cuenta la admiración que tienen por otros músicos del rock?

Claramente por la plata no. Fue un conjunto de cosas, en ese entonces nunca había cantado en ninguna banda, pero en zapadas con otros músicos tomé algunas veces la voz líder y me sentía cómodo en ese rol de cantante. En Gustavo encontré un referente importante. Al mismo tiempo, Soda Stereo llevaba varios años separados. Un día, al ver un show de The Beats empecé a pensar la idea de recrear un show de Soda Stereo, para mí era una idea alucinante pero al mismo tiempo conllevaba un gran laburo.
Los músicos que te nombré anteriormente son artistas que admiro y que son muy grosos, pero siempre sentí que los Soda Stereo eran un poco más. Para mí Gustavo era perfecto, aunque quizás en algún show pueda haber algún que otro error, pero siempre tuve la sensación de escuchar a una persona que estaba de diez.

Él también iba en busca de la perfección…

Quien trabajo con él te dice que los ensayos no bajaban de ocho o nueve horas, todos los días. Creo que es el único secreto: mientras más tocás, mejor te va a salir. Pero además él tenía cierta facilidad. Con los Soda se juntaron en 2007 con casi 50 años, fumaba un montón, y cantó todos los temas bien, salvo dos, en el tono original. Él tuvo el don y lo supo aprovechar.

Antes me contabas que este especial con los temas de Cerati como solista era para darle algo nuevo al público ¿qué otras cosas hacen para que la gente se encuentre con alguna sorpresa?

Nosotros siempre tratamos, en cuanto a la parte escénica, que no sea un show retro desde lo visual. Jugamos un poco, humildemente por cuestiones de presupuesto, pensando en cómo sería un recital de Soda Stereo hoy. En 1997 cuando se despidieron, hicieron un show de última tecnología con toda la puesta en escena. Volvieron en 2007 e hicieron una monstruosidad que nunca había hecho nadie. Entonces nosotros pensamos qué hubieran hecho en 2017 con toda la nueva tecnología que fue creciendo. Poco a poco vamos agregando cuestiones de luces, automatización y temas visuales. También tenemos ganas de usar mapping 3D y lásers, pero por ahora nunca se dio. Más allá de que renovemos el repertorio o el vestuario, llega un momento en que esos recursos se agotan.

¿No se sienten presionados por la opinión de la gente?

Siempre te podes encontrar con alguno que no le gustó el show o la lista de ese día. Pero se hace con respeto, no hay ninguna improvisación ni nada. Al que no le gusta, está perfecto. También recibimos bien la crítica. Nos ha pasado de tocar en algún auditorio con mal sonido y si esa persona no nos decía que no se había escuchado bien, nosotros no nos enterábamos de eso. Para tomar cartas en el asunto es mejor que te lo digan, pero siempre con respeto. Ya cuando te dicen “ladrón” o “chorro” no hay posibilidad de diálogo.
La presión que uno siente es que la gente que viene siempre te compara con ellos, que eran una máquina. Entonces arrancamos desde la idea de alcanzar lo que ellos eran, o menos. Pero nunca vas a poder tocar mejor. Ahí está la mayor presión que sentimos, de rompernos el alma en cada recital.

Llevaron la música de Soda a varios países ¿en cuál se sintieron más cómodos?

En general el público siempre se porta muy bien. Pero creo que en Colombia y Paraguay encontramos un público más parecido al nuestro. En Colombia me sorprendió que hicimos 20 canciones y se sabían todos los temas, eso que no tocamos todos los grandes éxitos.
También, más allá de Soda, ellos saben mucho de nuestra música y hasta te da vergüenza porque más que Juanes, Shakira y Bomba Estéreo no conocemos.

Si existiera la posibilidad de que puedan tocar en otros países, ¿dónde les gustaría tocar?

Nos hablan mucho de México o Chile, que vamos a ir en Septiembre. Como rareza, tengo un amigo que se fue de gira con su banda y en Viena el dueño del boliche les pidió que tocaran un tema de Soda. Donde sepamos que haya algún fan de Soda como nosotros, nos gustaría ir a tocar.

Con respecto al show que se viene ¿van a hacer toda la discografía de Gustavo?

Agarramos todos los discos de Gustavo y empezamos a armar una pre-selección. De esas 40 y pico, tuvimos que bajarlas a 25. Además tuvimos en cuenta a la gente que vino al primer especial de Cerati como solista y vamos a tocar canciones que no tocamos esa vez para darles algo nuevo.

 

Entrevista: Belén Rossi y Javier Abbas
Fotos: Javier Abbas

Comentarios