Entrevista con Sevelhumano: “El camino es largo y los escalones se suben de a uno por vez”

Luego del lanzamiento de su segunda placa discográfica “Pictónico”, el cuarteto de rock oriundo de Luján se encuentra en vísperas de la gira de presentación de la misma, la cual dará inicio el próximo 10 de junio en Beatflow, Palermo. Previo a la fecha, nos dimos el gusto de hablar con la banda.


¿Cómo está compuesto el público de la banda?

Nuestro público está compuesto en gran parte por amigos, de los que ya teníamos y de los que se acercaron en algún momento a la banda y terminaron siéndolo. Hemos sumado bastante público y muchas bandas amigas tocando en distintas ciudades durante muchos años. Este año, con un disco nuevo editado, vamos a salir a tocar todo lo que podamos otra vez, esperando llegar a la mayor cantidad de gente que nos sea posible. Las redes sociales, plataformas digitales de audio y los medios de difusión también son fundamentales para nosotros a la hora de crecer y ampliar nuestro público.


¿Sienten que la banda le hace honor a la cantidad de años que tiene en relación a sus logros?

Realmente sí. Tocamos hace muchos años, y seguramente alguien pueda pensar que los logros no son suficientes, o que la banda a esta altura debería haber crecido más. Solamente quien transita el “under” sabe lo que cuesta dar cada paso, la cantidad de cosas en simultáneo de las que hay que ocuparse, así como también la satisfacción que dan esos pequeños-inmensos logros. Por suerte tenemos amigos que laburan con nosotros en el proyecto y nos ayudan inmensamente, pero siempre entendimos que el camino es largo y los escalones se suben de a uno por vez. Lo importante es eso, mantenerse, estar, seguir. Lo bueno es poder disfrutar de ese camino, cosa que hacemos y mucho. “Lo importante es ir, no viajés para llegar, viajá para viajar” canta Pepo San Martín y nosotros adherimos a esa sentencia rotundamente.


¿Cómo definirían el concepto de “Pictónico”? ¿Cuál es su significado?

“Pictónico” resulta de combinar pintura y sonido. Arte pictórico y arte sónico. El año pasado, cuando todavía estábamos grabando, decidimos convocar al “Meyi” Juan Pablo Diz, un artista plástico de Luján para que participara con sus ilustraciones en el arte del disco. Más adelante, cuando escuchamos las versiones finales de los temas, el concepto nos terminó de cerrar, porque el audio logrado tiene (al menos para nosotros) mucho de textura, de cuestión visual, nos gustó la idea metafórica de “pintar con sonido”. En esto tuvo muchísimo que ver Lucas Gómez, que trabajó en el estudio con nosotros, produciendo, mezclando y masterizando.


Desde que comenzó a gestarse el disco hasta que lo tuvieron físico en sus 
manos. ¿Cómo fue el proceso?

El disco empezó a gestarse con la composición de las canciones. Empezamos a trabajar en eso una vez que bajó un poco la cantidad de fechas en vivo que veníamos haciendo desde la edición del primer disco “La Era De Las Máquinas”, con el cual salimos a tocar mucho. Una vez que tuvimos una cantidad suficiente de canciones, empezamos a grabar demos y a hacer una preproducción en la sala donde ensayamos, que es también un estudio de grabación. Estuvimos un buen tiempo para cerrar los temas, tenemos una forma de trabajar tanto música como letra que es absolutamente comunitaria y “democrática”, todos participamos, y eso a veces hace que los tiempos se extiendan hasta ponernos de acuerdo. Pero creemos que vale la pena, lo que nos gusta de eso es que no hay una sola canción que sea creación exclusiva de alguno de nosotros. Siempre se parte de una idea que alguien trae, pero el resultado es una combinación de ideas de los cuatro. Una vez que tuvimos los demos terminados, fuimos a hablar con Lucas Gómez para preguntarle si le interesaba producir el disco. Hacía tiempo que veníamos con la idea de convocar un productor y Lucas era nuestra primera opción, por otros trabajos que había hecho y que nos gustaban mucho. Por suerte dijo que sí, y a partir de ese momento, todo fue una experiencia increíble para nosotros. Empezamos a grabar en julio del año pasado y en marzo el disco estuvo terminado. Aprendimos muchísimo con él y llegamos a un resultado que en el momento cero no hubiéramos imaginado jamás.


¿En qué aspectos el show que darán en Beatflow será diferente a los demás?

Para la gente que nos viene siguiendo en los últimos años, el show va a tener mucho de novedoso. Si bien el disco mantiene la esencia de la banda, suena diferente al primero, y estamos trabajando mucho en la sala para lograr nuevos audios en vivo. La combinación de los temas de ambos discos está dando un resultado que nos parece muy interesante. Además de eso, elegimos un lugar como Beatflow para poder hacer un show con buen sonido, luces, visuales, etc, estamos muy contentos con “Pictónico” y queremos que la presentación esté a la altura. Nos van a estar acompañando dos bandas amigas: Enser, de Luján y los chicos de Atropello Carregal. Esperamos que sea una gran noche, estamos poniendo toda nuestra energía para que así sea.

 

Entrevista: Maite Córdova

Comentarios