Entrevista con Rock A La Orden: “Es una apuesta muy grande este show, y lo único que queremos es estar a la altura”

Rock A La Orden se presentará hoy en el Teatro Vorterix por primera vez, con motivo de la presentación de su flamante disco “La Vanguardia”. Charlando de todo un poco, nos juntamos con Esteban Leotta (bajo), Pablo Liotta (guitarra), Leo Benítez (batería) y Facundo Maddio (trompetista), y podés enterarte de todo en esta entrevista que les realizamos.


Acaban de lanzar un nuevo disco, ¿podrían contarme un poco sobre cómo fue la experiencia?

Leo: Arranqué yo con el disco. A diferencia de los otros, este disco se laburó mucho previamente a entrar a grabar. Los otros fueron siempre armándose más sobre la marcha, con este fuimos ya con la idea, entendiendo lo que íbamos a tocar cada uno. Se preparó un montón.

Pablo L.: El transcurso de la grabación es lo más, la pasás muy bien en el sentido de que estás grabado un nuevo disco, fue una muy linda experiencia, yo la pasé muy bien.

Esteban: La verdad que estuvo muy bueno, todo ese trabajo previo nos permitió que la grabación en sí fuera mucho más rápida. Pero este disco fue distinto ya partiendo de la base, porque lo empezaron a trabajar mucho Matías (guitarra) y Pablo G. (voz) hará un año atrás, más o menos. Empezaron con las maquetas, y después sobre la marcha se fue viendo cuántos temas iban a ser, en qué estudio lo íbamos a grabar, de qué manera se iba a grabar, quiénes iban a ser partícipes de la producción del disco, etc.
Tiene en las filas de los productores tanto a Matías Reynoso (guitarrista de la banda) como a Nelson Pombal y también tuvo la participación de Santi Aysine (cantante de Salta La Banca), que también estuvo aportando un poco de ideas para todo lo que fue la grabación del disco. La verdad que fue distinto a los dos anteriores, porque a esos los trabajamos más nosotros mismos, sólo con Nelson como persona encargándose de todo, ahora abrimos un poco más la cuestión y dejamos que gente de afuera participe también en la grabación y la verdad que el resultado a nosotros nos pareció muy bueno, el disco quedó muy lindo. Si bien son ocho temas, que es un poco más corto que los dos anteriores, nos pareció que era lo justo y necesario que necesitábamos para este momento como banda, y los temas nos cerraron por todos lados. Si bien quedaron varias cosas afuera, es algo que va a generar que entremos devuelta a grabar, porque somos una banda que está todo el tiempo con ganas de grabar y hacer cosas nuevas. Este disco plasmó lo que es esta época de la banda, que fue mucho trabajo previo para hacer las cosas bien.


¿Qué sonidos y qué conceptos podemos encontrar en él?

Pablo L.: Lo que es el armado musical del disco, fue para cada uno encontrarse con uno y buscar el sonido que quería. Por ejemplo, Leo con las baterías, escuchó sus bandas para que lo influyan y estuvo buscando lugares de grabación para ver con qué tachos iba a grabar, o sea, buscarle el sonido.

Facu: También compartirnos música entre nosotros y decir “bueno, vayamos para este lado”, compartiéndonos los estilos, fijarnos en los arreglos. Escuchar distintas bandas y decir “robemos de acá” (risas), ver las ideas de cómo interpretan los tipos.

Pablo L.: Fue decir “bueno, este tema, ¿cómo lo hacemos?”, y después tirar las ideas de lo que pensaba cada uno sobre a dónde llevar el tema, hasta llegar a un acuerdo y ahí empezar a decir “bueno, vamos a tirarlo para este lado”, entonces investigábamos todo el tema, hasta encontrar la vuelta y decir “epa, ahí quedó lindo”.

Esteban: Yo creo que las influencias musicales del disco son varias, y particularmente lo que nosotros quisimos hacer, fue llegar medianamente a un sonido a similar o parecido a bandas que nos gustan mucho, de la escena exterior. Si hilás fino en el disco, podés encontrar cosas de The Strokes, Electric Light Orchestra, Kings Of Leon, bandas de afuera, obviamente traído para lo que es el rock nacional. Después cada uno en su toque obviamente tiene sus influencias particulares que hacen cada instrumento suene de determinada manera, pero en lo que es el concepto del disco, buscamos una determinada manera de sonar, y que cada tema que a nosotros nos parecía que apuntaba para un lado, intentar acercarlo para ese lado definitivamente, lo que más se pudiera. Por eso tenés temas tan diferentes entre sí, como entre “Brindis” y “Siento” que hay mucha diferencia de estilos, pero se puede llegar a encontrar un sonido similar, que es propio del disco y es lo que lo hace conceptual. La influencia estuvo más basada en el afuera que en lo que es la escena local. Nosotros igual somos mucho de escuchar bandas de acá, rock nacional, que para nosotros es muy bueno. Y también se dio en un marco que justamente estábamos grabándolo con Nelson Pombal, que es quien trabajó en el último disco de Charly García, así que hubo también un ida y vuelta de cosas con lo que fue el disco de Charly. Nelson también es una persona muy abierta a la música, y muy abierto a la música que escuchamos nosotros particularmente, entonces fue como que se pudo tirar más para ese lado, que era lo que queríamos nosotros, tirar más para el lado de afuera. Y creo que lo logramos bastante bien.

Pablo L.: El tema de la composición en letras… Pablo (Germade) es el encargado de escribirlas, son hechos personales de lo que pasa en la banda o en su vida, pero también con frases que uno se puede sentir identificado. Por ejemplo, lo que me pasa a mí es que yo escucho las letras y son cosas que me pasan a mí también. Eso es algo re lindo, al momento de grabar, porque estás sintiendo el tema como es realmente, capaz me pongo en su lugar y se siente bien. No escribí ninguna letra (risas), pero es como si las hubiera escrito yo, me las sacó de adentro, una cosa así. Sonó mal eso (risas).
Van a presentarlo en vivo nada más ni nada menos que en su primer Teatro Vorterix, ¿cuáles son las expectativas al respecto?

Esteban: Son MUCHAS (risas).

Leo: La verdad que siempre, como dije anteriormente, nosotros vamos pasando etapas, vamos escalando por decirlo así. Hoy nos toca Vorterix, que es el lugar más grande donde hemos tocado hasta ahora. Creo que lo máximo fue Groove. Donde van a tocar todas las bandas de la escena local, yo he ido a ver bandas ahí, y hoy estar pisando este escenario es increíble e inesperado para nosotros.

Pablo L.: Expectativas grandes, ensayando mucho.

Esteban: Es lo que decimos siempre entre nosotros, es estar viviendo el sueño del pibe, porque nosotros arrancamos con esto desde muy chicos, se fue sumando mucha gente en el camino, pero cada uno que se sumó y que se quedó en la banda, vive las cosas como las vivimos los que estamos hace más tiempo. Y llegar ahora a encontrarnos de cara a un Vorterix, nos llena de orgullo, es poder decir a todos “che, miren lo que estamos haciendo, vamos a hacer un Vorterix y no le tuvimos que pedir nada a nadie, lo hicimos nosotros”. Ser autogestivos, en ese sentido, te coloca de otra manera, vos te ponés de otra manera frente a estas cuestiones, así que las expectativas son muchas y muchas son las ganas también de hacerlo bien, y que la gente se vaya conforme, que se note realmente la evolución de Rock A La Orden en cuanto a todo el tiempo que estuvimos hasta sacar este disco que es el que nos cierra más por todos lados, el sonido nos gustó mucho más, es como un concepto para nosotros el disco. Es una apuesta muy grande este show, y lo único que queremos es estar a la altura. Después, si se llena o no, mucho no nos tiene preocupados. Lo que sí nos preocupa es que la gente que vaya al lugar, se vaya diciendo “miren lo que hicieron estos pibes, la verdad que la rompieron”.

Pablo L.: Para nosotros es lo mismo tocar para 5 personas que para 500. Nos ha pasado (risas).
¿Cómo vivieron la devolución del público ante este nuevo disco y ante el anuncio en Flores de la fecha y lugar de presentación?

Esteban: Estuvo buenísimo. La verdad que para lo que fue la salida del disco, fue algo que pasó como muy rápido, nosotros lo sacamos y ya creo que a esta altura (que es a dos meses de haberlo sacado), los comentarios fueron en la gran mayoría muy buenos. Donde la gente nota realmente una evolución en la banda. Y es que también estamos más grandes nosotros (risas). Haberlo anunciado en el Teatro Flores, en el marco de la Gjira Fiesta, que es una fiesta que siempre nos recibe re bien, la verdad que estuvo muy bueno, la gente lo recibió muy bien. Y a nosotros nos pone contentos porque los comentarios son generalmente “che, loco, felicitaciones, la verdad que se lo merecen” o “la verdad que se están matando hace un montón de tiempo para esto” y esas son las cosas que te ponen bien. Si no recibiéramos ese tipo de comentarios, algo estaríamos haciendo mal.

Pablo L.: Es muy gratificante que te tiren esa buena onda o buena energía, te dan ganas de ensayar, romper todo, que llegue el día y que suene muy bien. Es ir a devolver todo ese cariño que te dan. Te preparás para que llegue ese día y decís “tomá, loco, gracias por tanto, esto es lo que tengo para ofrecerte” y ahí dar todo.

Esteban: El disco tiene alrededor de 25.000 reproducciones en YouTube, cayó muy bien.

Pablo L.: Yo creo que si te largan un disco con 8 temas, es una piña en la cara que decís “loco, no me podés dejar tan manija” (risas).

Esteban: Ese fue otro comentario que nos dijeron, que quedó corto el disco. Lo que pasa es que era medianamente lo que nosotros queríamos.


Es algo que se hace bastante ahora, igual…

Esteban: Exacto, es que nos pusimos a pensar cuando teníamos que sacar el disco, y nosotros dividimos las etapas del rock en dos: la vieja y la nueva escuela. La vieja escuela es todo lo que pasó y todas las bandas que quedaron, todos los mounstros que tenemos en este país hace tantos años. Y la nueva escuela son todas las bandas que están resurgiendo post Cromañón, lo vemos de esa manera. Y viendo, tiempo atrás, hay muchas bandas que grababan así, quizás hacían un disco por año, era otro tipo de dinámica la que tenían las grabaciones. Después se empezó a dar la cuestión de hacer los discos más largos, más extensos, más conceptuales, y quedó eso. Pero en el día de hoy, con las redes sociales y con internet tan a fuego, las cosas quedan viejas a los dos meses de que las sacaste. A fin de cuentas preferimos sacar un disco de 8 temas que sea mucho más laburado para lo que nosotros podíamos, y por ahí de acá a seis meses o un año entramos a grabar otra vez. Eso lo va a dictar las ganas que tengamos de hacerlo.

Pablo L.: A ver, ganas hay, porque pasa esto que dice Esteban. Terminás el disco y resulta que hiciste un disco de 8 temas y quedaron afuera bastantes, y temas viejos también. Por ejemplo “La Farsa” es un tema viejísimo y lo metimos ahora, porque pensamos que entraba para esta etapa de la banda, para este disco venía justo. Y así como entró ese, quedaron afuera un montón. Entonces decís “bueno, te voy a lanzar un disco de 8 temas, que para mí está perfecto” y así pasa que empezás a carburar y decís “uy mirá, yo tengo esto”, “y yo esto”, “yo esta letra” y es genial, porque no parás nunca de componer. Pero quedaron afuera bastantes, casi como para otro disco (risas).
Por lo que pude apreciar en las redes sociales, tienen una relación bastante fuerte con su público. ¿Qué sienten, por ejemplo, cada vez que alguien nuevo aparece con un tatuaje de la banda?

Esteban: Nah, es una locura.

Pablo L.: Es como decir…

Facu: ¿Qué estás haciendo? (risas)

Pablo L.: Desde mi punto de vista, es como… Yo nunca me tatué una frase de una banda, ni un logo, nada. Es más impactante para mí ver que se están tatuando algo de mi banda. Decís “¿qué le pasa por la cabeza?”, o sea, yo siento los temas pero este los debe sentir sarpado (risas).

Esteban: Particularmente, yo lo que pienso es que a todos nos causa mucha emoción, ni me imagino lo que le debe suceder a Pablo (Germade) que es el que los escribe, debe tener un plus. Pero a lo que voy es que nosotros entendemos que la música te acompaña donde terminás etapas de tu vida en determinados momentos y cada uno vive la música de manera diferente. Hay gente que sin música no podría vivir, hay gente que la música lo salvó de estar mal, hay gente que la música le produce un bienestar que no se lo produce otra cosa, y es simplemente música. Un grupo de personas que se juntaron y están tocando. Que eso llegue a ser plasmado en un tatuaje, es una locura. Yo tengo tatuajes de bandas, y lo veo desde esa manera, o sea, lo entiendo. Está perfecto porque la música es un sentimiento, y que cada uno haga de eso lo que le parezca mejor, es lo mejor que tenemos. Los tatuajes, particularmente, son la libertad que tiene la gente de decir “hago con mi piel lo que se me canta el culo” y eso es genial. Es una frase que en algún momento le hizo bien al alma, o le recuerda a algún familiar, una situación, qué sé yo.

Facu: Aparte, cada vez que alguien se tatúa una frase es porque la siente mucho. Así que es muy fuerte para nosotros.
¿Cuáles son los planes para después del 12 de Mayo? ¿Hay una gira planeada? ¿Qué lugares nuevos querrían visitar?

Pablo L.: Yo, por mí, me compro una casa rodante y vamos a todo el mundo (risas). Los puntos fijos los tenemos, por ejemplo Córdoba, Rosario, Santa Fe, son puntos que vos vas y tenés un buen público, a la gente le gusta que vayas ahí. Es un tema igual, pero hay gente que nos llama desde Mendoza, Ushuaia inclusive, ¡Ushuaia, boludo! (risas). El otro día estábamos ensayando e hicimos un video en vivo por Instagram, y la gente nos pedía que fuéramos al Chaco, o lugares así.

Esteban: Nos pasó en Cosquín de cruzarnos a personas que nos pedían que fuéramos a Misiones. Te juro que me encantaría, tengo familia en Misiones, pero en este momento de la banda no podemos.

Pablo L.: Claro. Hay lugares donde decimos “acá hay que volver”, no es “si podemos”, no, hay que volver porque está armado así.

Esteban: Es que ahí hay mucha respuesta de la gente. Hay puntos particulares donde hay mucha gente que nos escucha y le quedan un poco cerca, entonces para nosotros que autogestionamos absolutamente todo lo que sucede en la banda, irnos a tocar a alguna provincia o a alguna ciudad es un poco complicado, pero una vez al año intentamos salir a visitar algunos lugares porque vemos mucha respuesta de la gente, así que seguramente hagamos los puntos de siempre y algo más. Lo tenemos que armar todavía, porque estamos dándole mucha mecha a lo que es el Vorterix y preparándolo bien. Así que no sabemos exactamente aún, pero las ganas están siempre.

Pablo L.: Hay que armarlo. Y lo vamos a armar.

 

Entrevista: Sol Danisa López
Fotos: Javier Abbas

Comentarios