Entrevista con La Cara De Los Últimos: “Estarán todos los matices de la banda en este show”

“Un Puente Invisible”, el nuevo disco de La Cara De Los Últimos, será presentado oficialmente en vivo el próximo viernes 18 de agosto en el Teatro Municipal Gregorio De Laferrer (Morón, GBA). Por este motivo, nos acercamos al lugar donde el álbum nació, la sala de ensayo-hogar de la banda, donde nos sentamos a charlar con sus cuatro integrantes Leandro Troiano -voz, guitarra, programaciones y sintes-, Vanina Becares -voz y bajo-, Nicolás Cravino -guitarra- y Mario Mendoza -batería- sobre este nuevo material, su gestación, los planes a futuro y más, en esta completa entrevista.

 

La manera de componer y grabar este nuevo álbum, ¿se dio de la misma forma que con los dos anteriores?

Leandro: Fue muy diferente porque en el primero, el simple, teníamos otra formación. No estaba Nico y había otro cantante, entonces fue totalmente distinta y más impulsiva. El primero fue en una sesión en vivo y el segundo es el momento en el que se va el cantante y quedamos en trío (Mario, Vanina y yo), y decidimos hacer canciones (algunas de la etapa anterior y otras de esta) y ponerlas en un disco, pero fue muy impulsivo. Este disco último, como ya éramos cuarteto, se hizo una pre-producción más seria y más larga. O sea, mientras tocábamos “Júpiter” por todos lados, acá adentro estábamos haciendo un montón de canciones paralelamente. “Júpiter” fue hecha como en una tormenta emocional muy grande, para los tres. De esa tormenta, siempre pienso que salió “Un Puente Invisible”, como después de que llueve, calma, un poco fue eso. Y además, en “Júpiter” hicimos las canciones que íbamos a grabar, acá hicimos treinta canciones y se quedaron grabadas diez. Se hizo ahí adentro -en la sala- un montón de pre-producción, después vino Gerardo -Farez, productor- y eligió temas, pidió más temas, se hicieron más temas… Fue mucho más pensado y honesto también con lo que está pasando.


¿Con estos temas que sobraron, tienen pensado hacer algo, o quedarán ahí archivados?

Leandro: Siempre. Aunque está bueno desechar información, porque son etapas también, pero quizás en un tiempo los agarremos y se genera otra cosa. Me parece que son unos temas hermosos algunos, que cuando Gerard dijo “este no”, medio que costaba dejarlos de lado, hubo algunos temas de ella -Vanina- que me encantan, pero también hay que darle tiempo a las cosas. También hay temas que eran demasiado para el momento, ya estábamos por grabar, a una semana, y aparecía una canción orquestal y no daba el tiempo.

Vanina: Sí, u otros que también tenían mucho de “Júpiter”, entonces como que él quiso dejar eso de lado, decir “Bueno, a mí me parece que esto ya existe, está buenísimo, pero ya pasó”. Fue correr eso y enfocar en algo que, una vez que terminó el disco y entendimos el concepto, nos dimos cuenta por qué esas canciones las eligió y no las demás. Había algo que nucleaba al disco, tiene como un concepto, si vos lo escuchás entero, hay un porqué de eso. A ver, nosotros conociendo todo lo demás que no quedó -risas-, pero escuchándolo después, entendés la mirada de productor que tiene una razón.

Mario: Sí, inclusive fue una decisión explícita de decir “Bueno, yo los quiero sacar a ustedes de su zona de confort”, no fue casual ni un misterio.


Habiendo dos voces en la banda, ¿se componen las letras entre los dos?

Vanina: Todavía no pasó eso, siempre fueron letras de él o mías, en los temas que yo le traía que en general siempre se los doy a él -Leandro- así con la guitarra, él los empieza a poner en una maqueta y después grabo yo otros coros, otras voces. Pero por el momento cada uno escribe sus letras, en estos temas míos un montón las tuve que reescribir, agregar, pero por ahora es así. Aunque lo pensamos que nunca había pasado…

Leandro: Es un proyecto a futuro, tuviste la visión, sí -risas-. Es como algo que hay que empezar a trabajar desde otro lado. Incluso siempre que canta ella, yo no canto, y si canto yo, ella sólo hace coros, nunca hay un ida y vuelta, no Pimpinela -risas-, pero sí algo tipo ping pong, no sé, es una buena idea, puede funcionar.


Pensaba preguntar cuál era el concepto detrás de “Un Puente Invisible”, aunque me lo respondiste en la primera pregunta, así que reformulo y pregunto, ¿cómo creen que se ve reflejado ese concepto en la tapa del disco?

Leandro: Es una pregunta muy difícil, te voy a responder primero la primera porque no estaba completa la definición. “Un Puente Invisible” en realidad es una canción que quedó afuera, una canción de ella -Vanina-, que salió en Mar Azul. La amaba a esa canción, la amo todavía, y el título… Esa canción por supuesto no tenía nombre, como todas las canciones de Vani, no tienen nombre hasta que hay que ponerle uno, y la canción empezaba con esa frase. A mí me pareció maravilloso. Cuando tradujimos un poco entre todos ese nombre, dijimos “Una canción es eso también, es un puente invisible, es algo que va y no tiene un camino, una canción puede ir a cualquier lado. Las músicas son puentes invisibles, está en el aire pero… Las conexiones entre las personas son puentes invisibles…” Hay un montón de cosas que después aparecieron a partir de eso.
La tapa del disco no la imaginó ninguno de nosotros cuatro, es de un diseñador gráfico venezolano que por casualidad llegó a nuestras vidas, es el mismo que hizo por ejemplo la gráfica de “Barro Y Fauna” -disco de Eruca Sativa-, como también lo del Séptimo Día de Soda Stereo, fijate que incluso los círculos tienen todo que ver. Y me parece que de alguna manera lo representa, como cuando el color de las palabras representa esa tapa, el concepto adentro, pero fue propio de él, no es que nosotros le dimos un pie. Él escuchó el disco, le dijimos “hacé lo que quieras”, tiró 20 ideas, dijimos “esta es la que nos gusta” y ahí la reformuló. Me parece que representa el sonido del disco, el momento de la banda y esa luminación verdosa…

Vanina: Sí, salió a partir de las fotos. Nosotros le dimos las fotos que habíamos hecho, habíamos ido a hacer una sesión justamente a Mar Azul, por eso eso que se ve es un médano de Mar Azul, y con esa imagen y con esa playa y esa cuestión, él imaginó todo eso y se armó todo un flash. Cuando nos mandó el resultado, la verdad que nos encantó.

Nicolás: En realidad eso es un portal que él imaginó, es como que el puente invisible. Nos pareció que en realidad es algo abstracto que te despierta cualquier cosa, está bueno escuchar la música y ver la tapa, inclusive ahora en la fecha del Teatro vamos a tener los discos impresos, todo el arte gráfico del disco está muy bien llevado, vos escuchás los temas y lo ves reflejado ahí en los colores, como decía Leandro, un poco en ese hermetismo que tiene la tapa, pero que a la vez, hoy en día es medio difícil que alguien se ponga a prestar atención a algo más de cinco minutos, está bueno eso, que te obliga a decir “che, ¿y esto qué es?”, te obliga a darle un poco de vuelta, escuchar la música y ver la conexión. Ese portal se lo imaginó en un sueño, nos había dicho. Está bueno, la verdad que es distinto.

Vanina: Adentro también quedó muy lindo, pero bueno, para eso tendrán que esperar, si vienen el 18 lo verán -risas-.


Para quienes no los conocen, ¿qué dirían para invitarlos a escuchar este nuevo disco?

Leandro: Me parece primero que es un disco honesto. Yo siento que es un disco honesto con lo que nos pasaba en ese momento, previo al disco y durante el proceso. No digo que todos los artistas sean deshonestos, pero a veces siento que se escribe por escribir o se escribe algo que no pasó en tu vida. En este caso siento que es un disco medio sanador, es de catarsis, es un disco donde se habla de cosas personales reales, no estoy contando una historia del que está acá a la vuelta, y son canciones para el que le gusta buscar historia dentro de la sonoridad. Hay muchas cosas lindas: hay moogs, que son sintetizadores análogos viejos, hay pianos de cola, hay guitarras de doce cuerdas, hay efectos de viola, hay sintetizadores digitales. Hay una búsqueda sonora y una profundidad que tiene el disco, que es la que buscábamos. Siguen siendo canciones más allá de la instrumentación, que por momentos es compleja, hay un montón de instrumentos, pero fundamentalmente son canciones. Me parece que la invitación es para descubrir. Si yo no fuera de la banda (no sé cómo hacerlo, pero bueno), si escucho el disco me parece que se descubre algo. No sé si sonamos a otra banda, quizás sí. Me parece que no es nada nuevo, pero sí es algo que no se está escuchando en treinta bandas que suenan así. Si escuchás el disco con todo su contexto, es un disco que tiene un criterio sonoro, más allá de los matices que se presentan, es un disco que cierra. No sé si me supe explicar o si di mil vueltas -risas-.


¿Qué tipo de show están preparando para presentar el álbum oficialmente en el Teatro de Morón? ¿Por qué eligieron este escenario?

Vanina: Es un show bastante… Es un poco más largo de lo que acostumbramos hacer, por una cuestión de que tenemos el espacio y que es un show especial, entonces elegimos varios temas de “Un Puente Invisible”, vamos a tocar “Júpiter” también, y vamos a tocar algo del EP, que fue el primero. Tenemos invitados, que son sorpresa. Va a venir a tocar el productor artístico del disco, que obviamente lo vamos a invitar, porque es como EL momento para “Un Puente Invisible”, así que nada, estamos ensayando un montón, ensayamos con los invitados también, todo está predispuesto para que sea…

Leandro: Va a haber puesta de luces, nosotros llevamos nuestro propio sonido para que se genere algo mejor y también la profundidad del disco se respete en el vivo. Se versionaron cosas nada más que para este show, o sea, por ejemplo, los temas del primer EP se amoldaron al show. No se hizo nunca esto. Se ensamblan temas para que sea un show más dinámico… Y hay poder y amor, las dos cosas, o el poder del amor, o furia y poder -risas-. Pero estarán todos los matices de la banda en este show.


¿Se sienten más seguros para este show, habiendo ya tocado estas canciones en vivo en otras presentaciones?

Leandro: Sí, pero no creo que dependa de los shows. O sea, sí un poco, pero estamos seguros porque tenemos re tocado el disco también, porque ensayamos mucho de por sí para los shows… Nos sentimos ansiosos, seguros.

Nicolás: Esa ansiedad es ganas de… La verdad que es un lugar que hace un año venimos con ganas de hacerlo ahí, ya sabíamos que la presentación del disco era ahí o ahí, entonces de toque el show ya lo teníamos ensayado hace un mes, más o menos, porque en el medio grabamos el videoclip de “Curar”, así que venimos dándole palo y palo, y también sacando el disco físico, así que por ese lado yo creo que es como dice él, estamos ansiosos, es un lugar hermoso, el otro día lo fuimos a ver y está buenísimo. La verdad que tocar en un teatro donde están todas las butacas viéndote a vos… Está todo preparado como para brindar un show, no es un bar donde no sabés lo que puede pasar, donde está todo más ligado al azar, acá el marco es especial y da para dedicarnos a eso. Por suerte nosotros ensayamos bocha y mucho tiempo.

Leandro: Tener sala propia es una gran ventaja también. Acá ensayamos, acá grabamos, paramos, vienen ustedes, volvemos a ensayar…

Vanina: Lo bueno es que hay temas de “Un Puente Invisible” que ya tocamos y que la gente escuchó en vivo, y hay un par de temas que vamos a tocar el 18 que la gente no escuchó nunca en vivo, entonces la ansiedad también viene por ahí, de querer meter más de lo que podemos, porque hay tiempo que cumplir. Tuvimos que reorganizar la lista mucho, para ver qué poner y qué sacar, cómo ordenarlo…


¿Qué los llevó a decidir que “Brillar” sea el primer corte del disco? Y vi en las redes que ya filmaron el segundo también, me comentaron en la pregunta anterior que es “Curar”, ¿se puede saber cuál será la temática de este videoclip?

Leandro: Sin perder el misterio, te voy a decir que “Curar” no tiene nada que ver con el video de “Brillar”. Incluso ya las características de las canciones son distintas. Se buscó también un videoclip desde otro lado, sin la melancolía, pero ya desde el vamos el matiz de la canción es distinto, más festivo. Es en un lugar fijo, pero hay muchos extras en el video, y si escuchan la canción, se van a dar cuenta que hay que bailar mucho.

Vanina: Es una mega producción independiente de la banda, que nos deslomamos pero estamos muy contentos, porque fue un trabajo de nosotros.

Leandro: Más que nada por la energía. Era un día de rodaje, juntar mucha gente, juntar técnicos, juntar a todos con un montón de amor, pero posta te lo digo.

Vanina: Armar la puesta, luces…

Mario: Montar todo el día anterior, y una vez que estás todo roto, empezar a desarmar todo -risas-.

Leandro: Grabamos en un lugar cerrado, había herramientas de filmación viejas que nos sirvieron para hacer ciertas cosas del rodaje, fue acá en Morón, en un lugar que se llama “la fábrica de fideos”, que es un centro cultural o algo así, puertas adentro, y ese lugar se llama “la capilla”, era una capilla dentro de la fábrica. Armamos todo un cubo adentro para hacer la escena.

Nicolás: Elegimos el lugar porque nos daba el tiro y también porque podía albergar como veinte extras, más o menos, que fueron los que estuvieron ahí. Es como “Brillar”, es otra cara de lo que veníamos haciendo, del corte que teníamos de “Júpiter”, del EP… Me parece a mí, y creo que todos sentimos lo mismo, yo la primera vez que escuché “Brillar” dije “este es el corte, no hay otro”.

Leandro: Ah, claro, y “Brillar” se eligió porque era el que más nos gustaba. Me parece que representaba también al disco, es como el tema que representa al momento del disco, el mensaje era ese para este disco, después todas las cosas tienen que ver.


Hablando de las canciones, pero esta vez yendo más allá de los cortes y aprovechando que los tengo acá a los cuatro, ¿cuál es la canción que más le gusta o más lo identifica o más sensaciones le despierta a cada uno?

Mario: Es una pregunta muy copada y muy interesante. Creo que “Lo Sé” es un tema que me gusta mucho, ya sea cómo quedó, la pre-producción… Fue un tema que mutó mucho en el proceso, es un tema que siempre me encantó. “Raro” me parece que es una locura, esos dos son mis favoritos del disco, por cómo quedaron y por el proceso de cada uno.

Vanina: A mí me gustan mucho algunos de los que son más íntimos… Uno es “Mundo Veloz”, es un tema hermoso que es el último. Tiene una cuestión ahí de intimidad que me gusta. Y el otro es “Circular”, que más allá de que lo cante yo, la producción que hicimos y lo que suena la banda cuando se escucha, que parece que tiene una orquesta sinfónica tocando, me parece que es un momento del disco que nunca tuvimos, que está súper logrado, que me encanta. Es muy emocionante, es más, en el primer momento que nos mandaron una mezcla, yo iba caminando por Haedo, empezó el momento cuando entra la banda y se me llenaron los ojos de lágrimas, fue como “wow, esto no puede ser nuestro”, era como el power de decir “somos esto”. Había algo que estábamos diciendo que iba más allá de lo que se escuchaba en la música, en las canciones, en la letra… Es como sentir el momento real de lo que estábamos haciendo. Nada, eso, voy a llorar -risas-.

Leandro: Para mí los dos temas son “Brillar” y “Circular”. “Brillar” representa un montón de cosas para mí, y “Circular” me parece súper emotivo. Me gusta tocar todos, pero esos dos… Esta vez me pasó algo raro, que no me había pasado con ningún disco que hubiera grabado, y es que todavía lo escucho a veces y me emociono, porque es como una foto linda que me gusta todavía ver.

Nicolás: Para mí es dificilísimo, sinceramente. Creo que “Brillar”, que es un tema que desde que lo trajo él -Leandro-, me acuerdo de los primeros ensayos, y como que siempre me emocionó. Lo toco en cualquier momento y me emociona. Aparte sirve para cualquier momento. “Siento Que Soy”, me parece que es un temazo que… Bueno, si no estuviera “Brillar”, sería ese. Me gusta mucho “Hablando De Mí”, después es según el día -risas-, yo el disco lo escucho, lo escucho y lo escucho.


¿Cuáles son los planes para lo que resta del año o incluso el año que viene?

Leandro: Planes hay un montón… Vamos a grabar este año alguna cosa nueva, no nuestra pero sí está el plan de hacer un cover que nos gusta mucho. Por supuesto seguir tocando, tenemos fechas programadas, algunas a confirmar, otras ya confirmadas, y está la idea también de ir afuera, pero eso es un proyecto. Ir al interior sí, pero también a México quizás, estamos haciendo ya ciertas tratativas para buscar la forma y los lugares. El año que viene seguramente grabemos nuevo material, porque incluso con Vani ya estamos componiendo temas nuevos, y eso en algún momento hay que largarlo y ponerlo en un disco… Hay que hacer alguna movida, por lo menos un simple.

 

Entrevista: Sol Danisa López
Fotos: Carolina Pedace

Comentarios