Entrevista con Javier Mareco: “Si un día se me ocurre hacer algo conceptual, aún así lo lanzaría digitalmente”

Javier Mareco se presentará en vivo en el Club Cultural Matienzo el sábado 8 de julio a las 20.30hs con su proyecto Javier Mareco Y Los Monos Del Espacio. La propuesta trae su catálogo interminable con una formación cambiante y siempre interesante. Antes de su próxima función, se acercó a nosotros a contarnos un poco de qué va la mano.

¿Cuánto hay de tus colaboraciones a otros proyectos en este viaje que decidiste emprender por tu cuenta?

Tengo la suerte de haber tocado y arreglado con músicos muy buenos y muy variados, y de todos aprendí algo.
Por mencionar un par de casos, tocando con Cafundó aprendí que la música en vivo puede ser una celebración colectiva. No será la única razón para escuchar música en vivo, pero pasarla bien es una de las mejores. Con Lito Vitale aprendí a disfrutar al 100% todo lo que uno hace, y a valorar a toda la gente con la que uno toca. Ni hablar que cada arreglo que escribí para la música de otros me hizo adentrarme en su música y de ahí absorber algo valioso. En el último disco de Los Periplos –por ejemplo- escribí unos vientos, y ese proceso me llevó a conocer al grupo más de humanamente, y entender un poco más su enfoque para lo que hacen. Todo esto que menciono –y muchísimos casos más- está presente en lo que hago tanto al componer como al grabar y tocar en vivo.

¿Sentís que tu decisión de no apegarte al formato de EP o LP es un hecho que se pueda dar a futuro en otros conjuntos musicales? ¿Tiene influencia en esto el hecho de que exista una distancia conceptual entre los distintos temas que componés?

Creo que ya es lo que pasa en la música actual. Aún los artistas que hacen discos físicos suben sus temas a Spotify, YouTube y demás canales. La idea es llegarle al público, y si la tecnología está yendo para ese lado, la música la va a seguir. No diría que en el futuro todos van a editar digitalmente, sino casi lo contrario: en el futuro, cada uno va a hacer lo que le parezca mejor para llegar a su público. Lo cual quiere decir que ‘sacar un disco’ va a dejar de ser la única forma de hacerlo. Yo creo que la diferencia que hay entre cada canción mía es algo que se hubiera dado aún si pusiera todo junto en un disco. Me encantan los discos conceptuales de bandas como Yes o Queen, pero lo que me sale ahora mismo es pensar a cada tema como una obrita en sí misma. Si un día se me ocurre hacer algo conceptual, aún así lo lanzaría digitalmente.

La banda que te acompaña no parece tener un formato fijo. ¿En qué favorece o complica este aspecto a la hora de presentarse en vivo?

Hasta 2017 este era el caso, pero ahora estoy tocando siempre con el mismo grupo de musicazos. Lo que venía haciendo era mantener al proyecto vivo y tocando más allá de si en un lugar no entrábamos todos, o en alguna fecha alguien tenía conflicto de agendas. Pero en los dos primeros años del grupo se fue dando naturalmente que el formato sea siempre el mismo, y eso le da una solidez tremenda.

¿Quiénes serán “Los Monos” que acompañarán en esta ocasión?

El 8 de julio en el Matienzo vamos a ser:
Martín González en Batería, Damián Carballal en Percusión, Yonatan Mijelshon en Piano, Luciana Torfano en Guitarra,
Gabriel Sainz en Trompeta y Trombón, Cecilia Dottore en Saxos alto y soprano, Gonzalo Pérez (invitado del grupo 8, con quienes compartimos fecha) en Trombón… y yo, Javier Mareco en Bajo y Voz.

¿Qué músicos actuales te gustaría ver contribuyendo en tu proyecto?

Uf, esta pregunta me lleva a soñar demasiado alto. A mí me encanta incluir distintos artistas en mis temas, y eso siempre sale de que al grabar pienso “en esta canción quedaría muy bien tal persona”. Así es como en mi tema “La Cumbia De Los Muertos” está de guitarrista líder mi amigazo Matías Vergara, del grupo Guanabana; y en mi versión del tema “El libro” cuento con las voces de Lucía Boffo, Marina Wil, Juan Belvis (del grupo 8) y Juan Mayo, quien también contribuyó con un solazo de guitarra. Cuando llegue el momento de grabar nueva música -según los temas me lo propongan- invitaré a más gente que le quede bien a cada canción. Ya te puedo anticipar que tengo un lugar reservado para Nahuel Briones y otro para Maca Mona Mu. Espero que me digan que sí.

¿Existe una distancia sonora marcada entre lo que se escucha en las grabaciones vs lo que puede apreciarse en vivo?

Siempre tuve la idea de que un disco es como ver una película, y la música en vivo es como ir al teatro. La historia puede ser la misma, pero los recursos y sensaciones son completamente distintas. Al momento de grabar, por ejemplo, no me limito al poner la cantidad de instrumentos que se me ocurran​ para el tema. Así es como mi canción “Roberto” cuenta con 24 músicos sonando juntos (gracias a la magia del estudio). A la hora de llevarlo al vivo, está la limitación lógica de que no entra tanta gente en el escenario. Pero a la vez, eso permite que cada uno de los que toca tenga más espacio para divertirse y aportar. Cuando ensayamos, siempre les digo a los monos del espacio que no me importa que suene prolijo, sino que tenga ‘onda’. Y eso es finalmente lo que busco para el vivo: que suene divertido, que te haga mover el pie. Y ojalá el resto del cuerpo.

¿Qué puede esperar el nuevo oyente de la presentación en el Centro Cultural Matienzo?

Este año el show creció muchísimo. Desde lo musical, la banda suena más sólida que nunca, y cada instrumentista se apropió de su parte de una forma muy linda de escuchar. Desde lo escénico, le estamos dando mucho lugar a lo visual y a la performance, para buscar que el espectador se vaya pensando “wow”. Recomiendo venir a verlo en vivo, qué te puedo decir.

 

Entrevista: Javier Abbas

Comentarios