Entrevista con Domino: “Si sólo te juntás a ensayar una vez por semana, no hay conexión”

Con mucha constancia y esfuerzo, la joven banda Domino se encuentra en la previa de una de las presentaciones más importantes de su carrera el próximo 11 de junio, en La Trastienda de San Telmo. Por eso, sus guitarristas Federico Giordano e Iván Sorokin, se sentaron a dialogar con Rückker para contar las sensaciones que se viven en la banda previo a esta gran fecha, para hablar de su material discográfico (“Domino”) que ya tiene unos cuantos años de haber salido a la luz, y de lo que vendrá a futuro.


Chicos, el 11 de junio se viene la presentación en La Trastienda. ¿En qué momento los encuentra este show tan importante?

Federico: A full, ensayando. Muy contentos, la verdad. Venimos de tocar en el Vorterix hace unas semanas y que se nos venga La Trastienda encima, ahora, es único. La verdad que no lo esperábamos y creo que lo estamos llevando bien, con mucho laburo, ensayo y contentos, muy contentos.


¿Y cómo se preparan para un show de esta magnitud, teniendo en cuenta la cantidad de gente, la importancia del lugar? No solamente en los ensayos, sino también en la mentalidad de cada uno y del grupo.

Iván: Ensayamos, ensayamos y ensayamos. Hablamos desde las partes más técnicas del show, planteando una lista de temas diferente para cada show al que vamos a tocar. También desde la parte más escénica, de las luces, la puesta en escena, y eso compaginado con el ensayo de todos los días de la semana nos lleva a estar muy tranquilos y llegar a la fecha bien, como para decir: Vamos a sonar en la fecha igual que en el ensayo”.

Federico: Sí, yo creo que además algo importante que tenemos es que capaz no nos juntamos a ensayar un día porque alguno no puede y a la noche nos juntamos a comer y a charlar, que haya continuidad. Si sólo te juntás a ensayar una vez por semana, no hay conexión, no hay una idea fija de lo que querés hacer. Es un laburo de casi todos los días.


Está muy bueno el concepto que marcás, porque la idea no es solamente tocar sino también convivir y muchas otras cosas. En fin, son cinco integrantes en la banda, y como pasa en cada grupo, siempre uno tiene una influencia diferente que el otro. ¿Es también el caso de Domino?

Federico: Yo creo que más que nada se puede ver en el primer disco eso, que teníamos unas influencias muy diferentes. Cada uno llevó sus arreglos y sus cosas de la música que le gustaba, en cambio ahora encontramos una unión dentro de lo que nos gusta y lo que funciona para Domino y para lo que es Domino y para lo que queremos contar. Pero sí, las influencias son distintas. A Iván le gusta una música mucho más tranquila, a mí me gusta más el hard rock. Yo escuché mucho Guns N’ Roses toda la vida, y él es fanático de John Mayer por ejemplo, dos polos opuestos, y encontramos la forma de hacerlo funcionar.


En 2014 salió el disco “Domino”. ¿Cómo fue el trabajo previo de este disco? ¿Cómo lo sacaron, cómo fue la experiencia de largar un disco? ¿Cómo lo vivieron?

Federico: Fue meterse en el estudio básicamente. No hubo productores, no hubo manos de afuera. Fue irnos los cinco a Calafate, meternos en el estudio y grabar el disco que estaba como estaba. Tiene sus pros y sus contras. Obvio que nos ayudó mucho a crecer como grupo y a conocernos, y a laburar juntos en un estudio. Obviamente tuvimos esta posibilidad enorme de ir a Calafate y de tener el estudio para nosotros. Una tranquilidad de estar ahí metidos y tener el estudio disponible a toda hora, y en un lugar donde abrís la ventana y tenés la montaña y un lago. Es fantástico, pero fue laburo. Siempre fue laburar, y meterle. Nada de colgarse, siempre laburamos.


Y hablando del disco y de los temas, ¿en qué se basan a la hora de componer? o ¿ en qué se basaron en el disco y actualmente en qué se están basando a la hora de componer?

Federico: Actualmente en este disco nuevo, es una idea que trajo Jero –Romero-, el cantante, en la que se habla mucho de una transición, no sé si de la adolescencia o a partir de los 18 años hasta los 30, donde uno no encuentra su camino o está dudando y no sabe bien para dónde tirar. Por eso viene el nombre del disco: “Coma”, estar en un estado de coma, de no entender qué pasa, qué está pasando. Creo que es difícil de ver, y de alguna manera poética y musical lo llevamos a canciones.

Iván: Es el pasaje de muchos estados de ánimo diferentes que van desde la euforia, pasa por la angustia, pasa por la ansiedad, y empezamos a ponerle música a eso, así nace “Coma”.


Como para que la gente se sienta identificada, ¿no? Para que el público joven lo tome y lo pueda captar…

Federico: Lo cual no es fácil ya que tampoco es fácil entender los temas. Capaz hay veces que escuchás un tema que está narrado de una manera muy poética y la persona no entiende exactamente lo que estás diciendo, pero se puede sentir identificado de alguna otra manera, y es válido también.


¿Algún proyecto que tengan en mente posterior a esta fecha del 11/6?

Iván: Salir a tocar al interior. Ya estuvimos tocando en Concordia hace una semana, y vamos a ir a Rosario dentro de tres semanas, después de La Trastienda. Pensamos tocar un poco más ahí, en todo lo que no es Buenos Aires, y ya la presentación de lo que es el nuevo disco sería en Septiembre.


¿Ya tienen el lugar para esa presentación?

Iván: Estamos en la búsqueda, porque no queremos hacer nada convencional. Queremos plantear un show audiovisual. Queremos tener diferentes propuestas escénicas y el lugar tiene que dar pie para poder hacer eso.

Federico: Claro, tiene que haber lugar para poder ir un día antes a planear, armar, llevar. Poder probar, que no salga nada desprolijo. Que de repente, por ejemplo, no se le ponga la “barrita” de Windows en medio de la proyección, ¿me entendés? -risas-. Que esté todo bien, y que sea profesional.


Bueno chicos, les deseamos desde Rückker un buen show para el 11/6 y que todos estos proyectos puedan salir a la luz y puedan seguir creciendo…

Federico Iván: ¡Muchas gracias!

 

Entrevista: Ale Jerez
Fotos: Pablo Chamarra

Comentarios