Entrevista con De La Gran Piñata: “Se retroalimenta lo que es banda y público, y las canciones están ahí en el medio como idioma”

Con vistas a su próximo show, que se realizará el miércoles 24 de Mayo en el Teatro de Flores, Lucas Martínez y Darío “Pantera”Giuliano dialogaron con Rückker sobre las expectativas sobre su próxima presentación. También hablaron de su gente, las experiencias, y de por qué todavía no piensan en sacar material nuevo hasta el momento.


Bueno, estamos los chicos de la banda De la Gran Piñata, con Lucas (Martínez) y “Pantera” (Giuliano). Chicos, me imagino que esperando el show del 24 de Mayo con mucha ansiedad. ¿Qué tienen para contarnos sobre éste show, para la gente que los escucha? ¿Algo planeado, alguna sorpresa?

L.M.: Deja de ser sorpresa (Risas). No, a ver, es el primer show nuestro propio del año en capital. Así que lo estamos preparando con muchas ganas de volver a casa y encima en el Teatro de Flores que para nosotros es como nuestra casa. Entonces, va a ser una fecha muy especial y es un miércoles. Para nosotros los miércoles son fechas bastantes particulares, ya que nos gusta mantener siempre ese ritual de tocar los miércoles, y por suerte la gente se copa. Encima éste que cae justo con el jueves feriado, mejor que nunca, así que todo hace que sea una fecha muy especial y estamos preparándola con muchas ganas, con mucho ímpetu. Va a ser un show así como al palo.

D.G.: Si, es ya de por si una celebración en si misma, por el hecho de ver como año a año se fue sumando gente y fue creciendo esa locura de los miércoles. La banda arrancó un miércoles, y empezamos siendo dos personas, literal (risas). Y de a poco, empezó hace cinco años más o menos, hicimos un miércoles en el Roxy, al otro año hicimos dos Trastiendas en días miércoles, el año pasado tocamos en Vorterix un miércoles y éste año en Flores ya da muestra de un crecimiento que ya de por sí te decía que es una celebración, ver que lo que uno tanto quiere crece y llega también a más gente.


Este año arrancaron con todo, tocando en festivales como Baradero Rock y Cosquín Rock, y en muchos escenarios importantes de Buenos Aires. ¿Cómo se encuentran ustedes ahora, como se ven como banda, como grupo teniendo tantos shows importantes en el camino?

D.G.: Nos engancha en un momento muy importante como grupo humano, así que esto de andar viajando lo disfrutamos muchísimo nosotros. Nos encuentra desde ese lado más humano, de disfrutar la compañía del otro, de disfrutar también los espacios, los paisajes, los tiempos, ese tiempo de introspección que te da la posibilidad de viajar. Arrancamos como vos decías, en Baradero, después en Cosquín, estuvimos en La Plata, Haedo, Rosario, y todo eso nosotros lo estamos viviendo de una manera, casi prácticamente como si fuera un viaje de egresados, un viaje con amigos. Siempre volvemos llenos de anécdotas y, por suerte cada vez más, con cosas nuevas que contar y que escribir.

L.M.: Consideramos que, además de la amistad que existe, los viajes fortalecen. Te dan vivencias, una atrás de otra. Aparte es mucho tiempo juntos…


Aparte eso, la cantidad de años que hace que están tocando juntos, casi 15, ¿no?

L.M.: Y, hace 13, 13 años. Y esas cosas siguen abriendo esas puertas a sentarse a charlar 8 horas en un viaje. Hay cosas que capaz por la vorágine del día a día a veces no pasan y en los viajes te dan esas posibilidades, además de lo lindo de estar con amigos y tocar en un lugar diferente, y aparte tenemos la suerte de que adonde estamos yendo, la gente nos está haciendo sentir como en casa. Así que nos encuentra en un momento muy lindo por suerte.


Y hablando un poco para ese público que tal vez no los conoce tanto, no los escucha… ¿Cómo describirían un show de ustedes para alguien que nunca los escuchó en su vida?

D.G.: Nos tomamos todos los shows, la verdad, de una manera particular. Justo, con esto de que veníamos tocando, con esta mini gira y los dos festivales que hicimos, nos dimos cuenta que lo tomamos con demasiada intensidad, cosa que disfrutamos mucho. Pero si yo tuviera que describirle un show de “La Piñata” a alguien, creo que le diría que lo que pasa en vivo en “La Piñata” no se repite nunca. Por más que sean las mismas las canciones, interactuamos mucho con la energía de lo que pasa en la misma noche, estamos muy conectados entre nosotros y con la gente, y yo creo que baja de una manera muy intensa, baja de la misma manera que sube. Se retroalimenta lo que es banda y público, y las canciones están ahí en el medio como idioma, como un diálogo, y eso es. Intensidad. Creo que esa es la palabra que definiría un show de “La Piñata”.


En Baradero me tocó verlos y la verdad que se nota que hay mucha conexión con la gente. Es algo que va más allá de lo físico, me parece…

L.M.: Si claro, es tal cual como lo que te está contando él. Muchas veces decimos que vamos a salir con cierta energía, diciendo “hoy vamos a romper todo”, y uno termina en realidad fluyendo en la ola de lo que va pasa enérgicamente con el publico, y es como un “quilombo controlado”, digamos…

D.G.: Siempre decimos “vamos a romper todo”, y terminamos todos rotos nosotros (risas). Pero es eso, nos dejamos llevar un poco también por lo que pasa. Como te decía, es un “quilombo controlado” que hace que cada show que vivimos sea único.


Con respecto al último disco: “El equilibrio entre los opuestos”, ya está instalado en las radios, en los oídos del oyente del rock nacional. Más allá de esto ¿tienen algo planeado a futuro? ¿Hay intenciones de grabar algo nuevo, algún video quizás?

D.G.: Si, la verdad que estamos muy contentos con el disco que salió hace dos años ya pero lo estamos viviendo como muy actual, muy contemporáneo. Estamos disfrutando mucho tocándolo y creemos que todavía tiene mucho para dar, por lo menos para darnos a nosotros. Así que todavía no nos hemos sentado a planificar la grabación de un disco ni mucho menos, pero si cada vez mas se notan las ganas de salir  a tocar cosas nuevas. Pasa que por ahí nos metemos en una sala con una lista para practicar tal show, y un “ruidito” o una nota que no iba, desencadena una zapada de dos horas que se va a la mierda el ensayo, la lista, todo. Y por ahí sale como te digo, un riff, que por ahí no tiene el nombre de tema nuevo, pero que seguramente de alguna forma va a quedar ahí como para recurrir a eso cuando vayamos a grabar.


Como que las ideas están en el aire y no tienen nada concreto…

D.G.: Claro, todavía no bajamos nada en concreto. Pero las ganas están…


Recién me hablaban de que tenían ganas de seguir dándole “manija” al ultimo disco. ¿Tienen en mente algún lugar que todavía no hayan ido a visitar para mostrarlo, o algún deseo de viaje en particular?

D.G.: Nos queda un montón de país por recorrer, la verdad. Tratamos de llevar dentro de lo posible siempre el mismo show a todos lados, y eso a veces complica un poco porque es una estructura muy grande. Nosotros somos 4 tocando pero es una banda de 15 personas, así que moverla te imaginaras que es un montón de costo, un montón de plata, de energía y tiempo que a veces no hay. Creo que el sueño de la banda es llevar, precisamente a la banda por todo el país, por empezar.
Nunca fuimos para el sur. Y aparte tenemos un muy amigo en Calafate así que… (deja el suspenso).

L.M.: Incluso, algunos si, pero personalmente yo nunca fui para el Sur. No conozco la nieve, salvo la de Buenos Aires en 2007 (risas). Pero, sobretodo ahí porque nos remonta a éste amigo que te decía él, y después por suerte muchos lugares a los que soñamos ir fuimos, pudiéndolo cumplir, y quedan muchos más.


Bueno chicos, antes que nada gracias por el tiempo que se han tomado para Ruckker,  por estar acá y por la buena onda. ¿Algún mensaje final que le quieran dejar a la gente que los sigue y va a estar, seguramente, ahí haciendo el aguante el miércoles 24?

D.G.: Que lleguen temprano que va a estar tocando una banda amiga que se llama Atropello Carregal, que es un bandón. Así que lleguen temprano, la entrada ya esta paga asi que no sean boludos, y aparte ven una banda del carajo que está muy buena. Porque después se anda diciendo que no hay bandas. Ahí va a haber una banda, así que entren y apoyen a las bandas.

– L.M.: Hay que rescatar eso, porque se gira, se dice que el rock ya no existe, que está muerto, que no hay talento. Pero hay muchísimo talento. Dense la oportunidad de verlos. Antes de que toquemos nosotros va a haber mucho talento, después de las 21 se corta(Risas fuertes). No pero en serio dense la oportunidad que es la única manera de hacer crecer.

 

Entrevista: Alejandro Jerez

Comentarios