Entrevista con Cirse: “Es un disco oscuro pero con mensajes finalmente positivos”

Con esta definición describe Cirse a “Karma”, su nuevo disco, el cual será presentado el próximo 4 de noviembre en el Teatro Vorterix. En diálogo con Rückker, la vocalista Luciana Segovia y el guitarrista Gabriel Leopardi, anticiparon que la presentación será una fiesta y que no faltará emoción y alegría. Además nos detallaron lo que fue el arduo pero divertido trabajo de grabación y lo importante de haber tenido la chance de trabajar con un productor de la altura de Oscar Mediavilla.

 

¿Cómo están preparando el show para el 4 de noviembre? ¿Con qué expectativas, con que manija?

Luciana: Manijas como siempre. Estamos preparando un show con una lista larga, con cosas… Somos medio meticulosos en unir temas o en hacer este cover, este no, este sí…

Gabriel: …Luces, pantallas…

Luciana: Claro, toda la parafernalia para un evento tan importante como lo es este, que representa un momento tan feliz para nosotros, así que queremos que sea una fiesta para todos.


Y justamente también en Vorterix, donde han tenido otros shows importantes como la presentación de “Rompiente” (2013) o la grabación del DVD “Sinergia” (2015). ¿Qué sienten pisando de vuelta este escenario?

Gabriel: Es como nuestra casa. Hoy estuvimos ahí presentando unos temas nuevos, y la verdad que nos sentimos re cómodos, siempre nos tratan de diez, todo funciona a la perfección. Ya conocemos cómo es el lugar, entonces sabemos sacarle el máximo provecho a todo. De hecho hoy (24/10) ya estuvimos probando. Tato -Martín Magliano, baterista- estuvo probando unas cosas de proyecciones y eso, para asegurarnos de que todo salga a la perfección. Creemos que es un lugar que es ideal para nosotros para lanzar este disco.


Han tenido la particularidad en este disco, de tener la suerte, creo yo, de trabajar con Oscar Mediavilla, que es uno de los productores más importantes del país. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con él?

Luciana: Fue una experiencia inolvidable. Es la primera vez que trabajamos con un productor de semejante talla, y además nos encontramos con la sorpresa de que es una excelente persona, es muy divertido. Aparte, es músico antes que productor así que era una conexión instantánea. Nos contaba anécdotas de su banda que nos pasan ahora, entonces era como estar viviendo las mismas cosas. Y una premisa muy importante de él fue que si queríamos grabar un buen disco, teníamos que pasarla muy bien en la grabación. Así que hubo muchas risas, mucha diversión, muchos asados, muchas comilonas, muchas cosas lindas, y dio resultado. La verdad que lo pasamos muy bien, fue un trabajo re descontracturado, y cada uno grabó muy cómodo y muy bien. Hicimos lo que teníamos que hacer.

Gabriel: Hemos grabado en medio de charlas, de chistes. De repente, por ejemplo, estar grabando y decir: “No, frená, frená…”, y poner un video de YouTube, y después seguir. Realmente fue como de entrecasa, pero siempre laburando, obviamente. Bien pro en un estudio terrible, que es el estudio de Oscar que está equipadísimo. Incluso, antes de arrancar con nosotros a laburar, se cebó más, y lo equipó más todavía. Tiene un estudio tremendo, y le sacaron provecho porque el audio es increíble.


Esto demuestra que se puede trabajar seriamente, también riéndose…

Gabriel: Claro, exactamente, se lo puede pasar bien…

Luciana: Nosotros veníamos de otra escuela. De la preocupación, del esfuerzo y de que tenías que hacer todo bien… ¿viste?. Y me parece que Oscar la pegó, y tiene la posta en eso, de que en realidad podés laburar bien y ser divertido a la vez y matarte de risa. Yo cuando entré a grabar las voces me dijo: “Acá no tenés que demostrar nada, yo ya sé cómo cantás. Andá y pasala bien, divertite porque sino no tiene sentido”. Y así fue, así que lo pasamos muy bien, fue una experiencia hermosa.


Hablando un poquito del tema del sonido de la banda, cuando arrancaron lo hicieron por un lado, después fueron cambiando, y hoy llegan a “Karma”. ¿Sienten que encontraron el sonido que quizás buscaban cuando empezaron o todavía hay que seguir experimentando y buscando?

Gabriel: Yo creo que este sonido ni siquiera nos lo imaginábamos cuando empezamos. Y de hecho cada vez que laburamos un disco, tenemos un sonido en la cabeza. Por ahí cada vez le caemos más cerca al sonido que tenemos en la cabeza antes de grabar ese disco, pero no tengo ni idea de cómo vamos a sonar de acá a tres discos. Creo que eso va evolucionando con cada uno, con los gustos de cada uno, con los gustos que tenemos como músicos, con el crecimiento, con lo que pasa en vivo, y después lo difícil es reflejar eso que estabas buscando. Particularmente en este disco, nos animamos a cosas que nunca habíamos probado antes en cuanto a audio. Yo con el sonido de guitarra, por ejemplo, experimenté muchísimo más, usé diferentes tipos de guitarras, diferentes tipos de equipos y armé sonidos de los cuales no estaba seguro si iban a funcionar, y terminaron funcionando, y creando una fusión que estuvo buenísima. Seba –Leopardi- en el bajo lo mismo, es la primera vez que grabó con tanta distorsión. Hay un tema que lo grabó enchufado a un equipo de guitarra, el mismo equipo que usaba Lemmy (Kilmister) de Motörhead. Él lo grabó pasándolo por ahí, entonces creo que todos buscamos experimentar. Luli también desde el lado de la voz…

Luciana: Yo grabé con 4 micrófonos a la vez, ¡y qué micrófonos!. De hecho, Oscar me manda un mensaje de que estaba en Miami de vacaciones, antes de entrar a grabar, y me dice: “¡No sabés lo que compré para el estudio”. Y yo que no entiendo nada, le mandé a él -señala a Gabi-, y él me dijo: “No, increíble…”.

Gabriel: Y particularmente en cuanto al sonido, también hay que hablar de las canciones, y en este disco no nos limitamos en cuanto a estilo, o en cuanto a tipo de canción. Permitimos que el abanico sea más amplio, y eso terminó dándole una forma más de disco, un disco que pasa por diferentes lugares, lo cual está buenísimo porque es un disco muy entretenido de escuchar. Es muy difícil de mostrar en una primera instancia, porque si yo te muestro un tema, no te vas a hacer idea de lo que suena todo el disco.


De hecho los dos singles que han sacado (“Desaparecer” y “Karma”) son muy diferentes uno del otro…

Luciana: ¿Viste?, y hay más cosas distintas adentro del disco.

Gabriel: Es un disco muy amplio pero creo que todo está unido por la esencia de la banda.


¿Qué historias envuelven al disco? ¿Y a qué se refieren en cuánto a “Karma”?

Luciana: Le pusimos “Karma” porque el karma es la energía que vuelve después del dharma, que es la energía que vos das. Y creemos que la banda se encuentra en un momento tan bueno, tan positivo, la pasamos tan bien grabando este disco, que se tenía que llamar “Karma”. Creemos que es un buen laburo, y que es todo gracias a la energía que le pusimos nosotros, los stages, Oscar, la prensa, la gente que se ocupa del marketing digital, los que hicieron el videoclip, el coach de voces, los que grabaron, toda la parte técnica. Así que llamarse “Karma” era como que tenía que ser así.


Quedó justo el nombre…

Luciana: Sí, quedó justo el nombre. Y las canciones hablan un poco de todo. De experiencias, como siempre muy reales, nada inventado. Hay una canción en la que vino un día Gabi a contarme de que sus abuelos habían vivido la Segunda Guerra Mundial, y me contó una anécdota que su abuela le contó. Entonces, creo que a los dos días traje una canción que se llama “Demonios”, que habla de eso, en otras palabras, y me pareció tan fuerte la letra que creía que la tenía que cantar él. Y de hecho, la canta él. Entonces la última canción habla de temas tan importantes como ese. Tener alguien tan cercano que ha pasado por una experiencia tan oscura… Así que creo que es un disco oscuro pero con mensajes finalmente positivos.


El año arrancó con cambios en la banda, con la salida de Christian -Bonelli-, uno de sus guitarristas, y hubo que adaptar todo de vuelta. Ustedes arrancaron como cuarteto, pasaron a ser cinco en 2012, y ahora nuevamente son cuatro.  ¿Cómo fue arrancar el año así con esta situación? ¿Les costó?

Gabriel: Bueno, Nek medio que se había ido casi en diciembre, por más de que la charla fue después. Él no pudo estar presente en enero y febrero que fue cuando laburamos todo el nuevo disco. Entonces ya nos estábamos como adaptando a ese sonido. Pero de repente empezaron a llegar las fechas y hubo que de nuevo volver a hacer sonar la banda como cuarteto, como sonaba antes. Entonces, en principio lo que hicimos fue retomar muchos temas viejos, lo cual estuvo bueno porque trajo como un revival para la gente que nos sigue, y al mismo tiempo para nosotros, la empezamos a pasar bien. Y de a poquito fuimos sumando el resto de los temas. Hubo que arreglar canciones, tocar de otra manera. Seba tuvo que laburar mucho más los audios de bajo, porque ya no estaba la otra base de viola, entonces con el bajo tenía que, de algún modo, suplir eso cuando había un solo o un arreglo. Por ahí nos costó un poquito al principio, pero creo que estamos cómodos.


Encima aparte de este cambio vino el disco, con toda la movida que conlleva, y sumado a eso las fechas, los viajes, festivales, la fecha con “The Kills” en el Konex… Han tocado un montón este año. ¿Cómo hacen para no parar? Porque con un trabajo tan grande como este, uno piensa: “No, no pueden tocar, es muy complicado”. Pero ustedes hacen todo junto, no pueden parar…

Luciana: ¿Viste? Pero sabés que nosotros nos propusimos: “Che hay que parar un poco, paremos para  hacer el disco…”

Gabriel: Yo creí que habíamos parado… -risas-. Eso para nosotros fue parar un poco.

Luciana: Parece que no paramos, pero laburamos así hace años, estamos re acostumbrados. Somos obsesivos los 4, y ahora Oscar también, tiene la misma obsesión que nosotros. Así que fue fácil no parar.

Gabriel: Sí, además nos ayudaron mucho Oscar y el técnico. No tuvimos que encargarnos de la parte de laburo del disco. Sí ir y grabar, opinar, meter sintes, esas cosas, pero sumó un montón el laburo de ellos.


Volviendo a las letras, ¿con qué letras del disco se identifican más y por qué?

Luciana: ¡Guau!… Bueno, yo con todas, porque las escribí todas -risas-. Pero por ahí me gusta mucho “Remolinos”, que es una sensación sobre la cual nunca había escrito porque suelo ser muy positiva. Y “Desaparecer” es una canción que me gusta muchísimo, que es algo que lo he sentido mucho tiempo, y expresarlo en una canción fue como un descubrimiento para mí de poder reflejarme a mí misma en esta canción.

Gabriel: Obviamente “Demonios”. Cada vez que la escucho, me emociono. Mis abuelos están vivos, están muy viejitos, y realmente para mí es algo importantísimo que haya una canción inspirada en ellos, como que quede su huella ahí. Creo que no hay mucho más que decir.


Si bien están los cañones apuntados al 4 de noviembre, me imagino que ya en sus cabezas está rondando la idea de ir a tocar a todos lados y mostrar el disco.
¿Ya tienen alguna idea de dónde empezar a tocar después de Vorterix?

Luciana: Sí, ahora es una planificación compartida, no es solamente nuestra sino que Media Music también va a estar ahí aportando ideas y cosas que se puedan hacer. Sabemos que hay intenciones de tocar afuera también, así que todo está en manos de nuestro manager y Media Music, trabajando en equipo. Lo que sí te puedo decir es que se viene un súper laburo porque siempre con un disco bajo el brazo, ahora lo próximo a hacerse es tocar, tocar, tocar, tocar y tocar.

Gabriel: Tocar mucho por todo el país y lo más lejos que se pueda.


Para cerrar la nota, quería que le den un mensaje a la gente, que les cuenten un poco lo que va a ser el show, y lo que sientan respecto al disco…

Luciana: Bueno, “Karma” es el nuevo disco, la nueva fotografía, la nueva sensación, el nuevo sonido, el nuevo escalón, la nueva etapa de Cirse, así que creemos que va a ser reflejado en el show y estamos muy felices de estar en este momento, en este lugar, y queremos que sea una fiesta el show. Así que vamos a preparar una fiesta. Vengan a festejar con nosotros esta sensación que tenemos, esta alegría y fruto de mucho trabajo. Los esperamos a todos el 4 de noviembre en Vorterix. Vamos a estar ahí lanzando “Karma” junto a todos ustedes.

Gabriel: Nada más que agregar. La verdad que los esperamos, y como dijo Luli, va a ser una gran fiesta. Sabemos que la gente que nos sigue está tan contenta como nosotros con este disco, y esperemos que sea pura alegría. Nos vamos a emocionar también pero va a ser emoción y alegría.

 

Entrevista: Alejandro Jerez
Fotos: Matías Renna

Comentarios