Electrocuerpo @ Carnal | 12.11.16

electrocuerposing

Las callecitas de Buenos Aires tienen ese qué se yo, ¿viste? Salís de tu casa, vas a Niceto Vega y tenés todo el rock. Podrás pensar que lo menciono por la explosión de Niceto Club del día sábado, pero no. Del otro lado del río de autos, Carnal daba cita para un evento distinto. Cuatro años tuvieron que pasar para que, finalmente, Electrocuerpo volviese a pisar los escenarios de la Capital Federal.

La banda oriunda de Paraná está desde mitades de año en una gira apasionante por la presentación de su nuevo disco, su primer LP, Conexión. Este trabajo cuenta con la vuelta a la esencia de ser, ya no un quinteto, sino un trío de rock alternativo con varias canciones nuevas y reversiones de temas ya pertenecientes a Ser, su EP y primogénito, y a la Electrosession, grabada en 2013 en La Vieja Usina, centro cultural ubicado en su ciudad natal.

Pasados algunos minutos de las 23 hs, la banda, ya dispuesta en el pequeño escenario de aquel bar y ante un público que mezclaba conocedores con casuales visitantes atónitos, comenzó a hacer desfilar, uno por uno, los acordes de “Con vida”. Ya entrado el ambiente en calor, Yamil Issac, oportunista, quién diría, labró la prosa de “El Camino” hacia una audiencia cada vez más expectante.

Tras unas palabras dedicadas al público, se dio paso por los parlantes la canción que da nombre al disco, “Conexión”. Luego, Yamil presentó el siguiente tema del CD, “Suero Negro”, canción que, como el mismo mencionó en el momento, contó con la presencia de la voz de Lula Bertoldi. No fue casualidad, ya que, al día siguiente, la banda se presentaría con nada más ni nada menos que Eruca Sativa en La Plata.

Los aplausos de los asistentes no hicieron demorar los siguientes temas del disco, que mantuvieron la fidelidad del sonido que daba el mismo. “Brutal ficción” fue seguido por “Sentir más” -¿Olvidaron sus “Recuerdos rotos”?-, para desembocar en “Ves”.

La banda comenzó a despedirse del público que asistió a Carnal y, sin demora ni premura, fuerte y claro golpeó los platillos Leandro Segovia para dar paso a “Imaginás”. Ante la ansiedad y la necesidad de, al menos, una última canción, Yamil anunció “Agitá”, tema que, así como finaliza el disco, terminó con una noche que, para muchos de los oyentes, resultó deleitable.

Sin duda alguna, desechando cualquier prejuicio, el rock emergente ocurre en todo el país y grita por ser escuchado, combate por su lugar. Electrocuerpo demostró la soltura de una banda grande, de trayectoria, con la potente música que trajo desde Paraná. Por supuesto, tras un espectáculo así, solo queda esperar el momento de poder volver a disfrutar de la sonora fortaleza que este trío de rock tiene para ofrecer.

Crónica y Fotos: Javier Abbas

Comentarios