El Bordo @ Teatro Flores | 09.07.16

Qué linda es la Argentina que toca trasnochar.

Foto de Irish Suárez

El nueve de Julio del 2016 se cumplieron los doscientos años de independencia en la República Argentina. Un país con una cultura artística rica y amplia, en constante mutación. Gracias a ella es que existe Rückker, como medio independiente, para captar y promocionar el crecimiento de la escena musical, y su transformación. Y porque la cultura se ha enfrentado a mucho, desde la dictadura militar hasta tragedias como la de Cromañón, es que Argentina festeja con tanto entusiasmo a las bandas que han trascendido. Así es que el 9 de Julio del 2016 encontró escarapelas por la tarde, y remeras de El Bordo deambulando por la noche con la misma alegría, en una celebración doble.

Tras un Luna Park a sala llena, y una breve gira con Cielo Razzo, El Bordo festejó sus dieciocho años en el Teatro de Flores. Coincidentemente con la edición de los dieciocho años de la fiesta La Reina, la banda se reencontró con Capital Federal para dar un show con gusto a barrio. Como el guitarrista Diego Kurz mencionó durante una breve charla con Rückker, a lo largo de sus casi veinte años de carrera, El Bordo ha tocado en Flores de manera continuada. Fue allí que incluso grabaron su primer disco en vivo, “Vivo en lo que pensás”, lanzado en el año 2012. Por lo que no resulta sorprendente que eligieran el marco de La Reina para su festejo.

El show comenzó con “El Regreso”, y desde aquel punto de partida pudo apreciarse la soltura de la banda que radica en la sensación de estar celebrando en casa. Con una lista de temas que acarició cada etapa de su carrera, El Bordo abrió el arcón de los recuerdos y convidó a todos los presentes con una cucharada de sus mejores memorias como banda. Desde “En la vereda”, con una intermission de “El 38” de Divididos, que había tocado más temprano esa noche en el mismo escenario; pasando por “Aquella nochecita”, que revivió la etapa más barrial de la banda, con un rocanrol desnudo y bruto. Con “El grito” y el acostumbrado coro del público, dieron una vuelta por su disco “Un grito en el viento”, para escalar a su álbum conceptual “Historias perdidas”, subiendo la escalera del tobogán con “Pensando en vos”, para luego deslizarse con “Desaparecer”.

“Te devoran”, y su base tanguera que alude explícitamente al género, volcó toda su potencia en un estribillo que incita a sacar a la vida a bailar. Así como también “Con el cuerpo a la mitad” mezcla vals y punk rock en una misma canción, en una fusión que logra el clímax perfecto para una fiesta como la de Flores. Luego, una única parada en el disco “Hermanos” de 2014, posicionó al bajista Pablo Spivak en el frente durante la intro de “Paseo Lunar”. El recorrido volvió hacia atrás en el tiempo, visitando nuevamente “En la vereda” con canciones como “Jazz barrial” y “Cansado de ser”. “La banda” y “Los perdidos” como dedicatorias infaltables a los bordolinos, se encarnaron en banderas, pogo y canto hecho eco desde abajo del escenario.

Finalizando el show con “Soñando despierto”, Flores encontró a un Bordo que, cumpliendo dieciocho años, hoy repasa su trayectoria con un alto nivel de madurez. La lista de diecinueve canciones paseó por la historia de la banda que aún continúa escribiéndose, con nuevos proyectos y giras que prometen vigencia prolongada e indefinida para El Bordo en el rock nacional. Para aquellos lectores de Rückker interesados, la gira con Cielo Razzo continúa en Auditorio Oeste, Rosario y La Plata, el 27 y 30 de Julio, y el 6 de Agosto respectivamente.

Crónica: Juli Galiano

Comentarios