Divididos @ Estadio Ruca Che (Neuquén) | 12.11.16

divididosrucaFoto de Matías Subat (Archivo rionegro.com.ar)

Ubicado al Oeste de la Capital Neuquina se encuentra el estadio Ruca Che, lugar que está acostumbrado a recibir eventos de gran envergadura, ya sea el Pre Mundial de Basquet del 2001 con Ginobili y Oberto a la cabeza, B B King, Living Colour, o la ya visita histórica del colorado Mustaine con Megadeth en el mes de Agosto, luego de 3 años volvía a recibir a Divididos.

Desde temprano, mucho antes que abrieran las puertas y la boletería, ya había gente esperando para entrar al estadio, la previa se vivía con gran emoción, cerca de 5000 personas, el merch oficial de la banda quedo agotado mucho antes de que arrancara el show.

Cerca de las 22:30 dieron inicio con “Haciendo cosas raras” de su primer disco, seguido de “Elefantes en Europa”; “Tanto Anteojo” y “Alma de Budín” dejando bien arriba al público ferviente que saltaban en todos los temas.
Lejos de querer calmar el ritmo frenético siguieron sonando hits de la banda como “Salir a Asustar” “Perro Funk” de su última placa “Amapola del 66”, donde se notó una gran conexión entre Ricardo Mollo y el público cantando “Y en la vida hay amores que nunca pueden olvidarse”; “Que Tal” y “Azulejo” lograron los pogos constantes en el campo del Ruca Che.

Marcando la mitad del show y empezando con los homenajes empezó a sonar “El Arriero” de Atahualpa Yupanqui, bajando un poco las revoluciones con la parte más acústica, pero no por eso menos impactante arrancaron con “Dame un limón”; “Spaghetti del Rock” y “El Burrito”, el descanso para el público no duro mucho ya que siguieron con “Sabado”.

“Mientras tanto el hombre se convierte en U lo que significa que la clase media va a desaparecer, no muchachos, no hagamos eso, tratemos que eso no pase – Decía Mollo antes de que sonara “Hombre en U”, siguiendo con los homenajes casi obligatorios en su repertorio “Tengo” de Sandro; “Salgan al Sol” de “billy bond y la pesada del rock and roll” donde alguien de la multitud tiro una remera de Billy Bond y “Sucio y Desprolijo” de Pappo, canción que ya se siente propia de la banda.

Hubo un espacio de reflexión en medio de “Amapola del 66” donde subieron mujeres pertenecientes a “Estrellas Amarillas” para generar conciencia a todos los presentes sobre los peligros que nos cruzamos todos en las rutas “Todo está vivo a pesar del dolor, tiene que ver con el dolor de unas familias que perdieron a su cuñado, a su hijo a su marido, perdieron familiares en la ruta y entonces decidieron juntarse no a llorar” “Ellas están pensando en nosotros no en las personas que perdieron, están pensando en los que quedamos” Hablaba Ricardo con el público.

Indicando ya el cierre y volviendo a los pogos frenéticos continuaron con “Paisano de hurlingham”; “Rasputin hey jude”; “Paraguay”, el siempre fijo “El 38” –En el Oeste está el agite- retumbaba en las paredes y “Ala Delta”, empezando a jugar con la gente para que elijan con que tema cerrar, tanto Mollo como Catriel tocaban un poco de “Nextweek” y “Crua Chan” de Sumo, terminando tocando ambos temas cerrando bien arriba la noche de ese sábado.

Como en toda visita, Divididos no defraudo, con un Arnedo exquisito en el Bajo, cada uno con sus momentos para destacarse, Mollo tocando con una zapatilla, en resumen un típico y excelente recital de La aplanadora del rock.

Crónica: Pablo Sepúlveda

Comentarios