Data Festival #4 @ Ciudad Cultural Konex | 24.09.17

 

Llegó el Data Festival, en su cuarta edición. Esta vez, la temática fue la música indie y se desarrolló durante la tarde y noche del domingo 24. El line up estuvo formado por Louta, Indios, Huevo y Bandalos Chinos.

Ciudad Cultural Konex abrirá sus puertas un rato antes de las 7 de la tarde y recibirá en el predio una fila de una cuadra, que espera desde hace rato para ingresar y vivir esta experiencia. La gente se junta en distintos rincones: hay sillas en el patio y un sector de comida y bebida que, si bien está apartado, permite la visión de los dos escenarios en que se llevará a cabo. Quien desee comer o tomar una cerveza podrá hacerlo y disfrutar de los shows al mismo tiempo.

Pasadas las 19, anuncian por parlante que debemos trasladarnos hacia la Sala de columnas, porque allí comenzará la primera presentación.

Louta es el encargado de dar inicio a la velada del Konex. El escenario está ambientado como un living: hay una lámpara, unas plantas, un sillón, un maletín y un retrato sobre una mesita. Recuerda a una obra de teatro más que a un recital, por lo que podemos anticipar que estamos a punto de ver algo distinto. Entra saludando como un campeón. A partir de entonces, no habrá un segundo para distraerse: su show es un sinfín de momentos bizarros que se suceden y nos sumergen en una realidad diferente.

Comienza con “Ponételo Bien” (“Este es el puré de la verdad y sólo voy a darte la mitad“) y hará un recorrido por su disco debut, con temas como “Cuadradito De Prensado”, “Alto Uach” y “Qué Bien Que Estoy”, algunas reversiones y otras canciones. Con una base electrónica, efectos en la voz y su actitud de ganador hará a su público bailar y moverse. Los juegos de luces, los pasos de baile, los vestuarios; nada parece librado al azar y cada detalle aporta para lograr un show más que completo. Por momentos lo acompañan bailarines, vestidos como estadounidenses de la década de los 50′. Él participa de las coreografías y juega con distintos elementos, algunos presentes en el escenario y otros que le irán alcanzando.

Muchos son los instantes que merecen una mención especial, detenerme en todos sería arruinar la sorpresa. Por eso, elegí dos: mientras se suma un baterista y toca solo, concentrando la atención, Louta aparece en una pelota gigante que se mueve en medio del público. O, más adelante, una “pelea de almohadas” en el escenario terminará con la gente llena de pedazos de espuma. Siempre hay algo explotando; siempre hay algo más que puede explotar cuando menos lo esperás.

Su presentación irá llegando a su fin con “El Meneaito”, para lo que arengará a la gente a seguir la famosa coreografía. El público, divertido, responderá bailando con él, quien bajará del escenario para esto. Cerrará con “Papi Chulo”, continuando con este humor festivo. Un absurdo bien pensado y planificado, totalmente en consonancia con el ánimo antidomingo que se vive en Konex.

No pasan más de unos minutos desde que termina el show en la Sala de Columnas hasta que se empiezan a escuchar los primeros acordes provenientes del patio. La gente corre hacia allí y el turno ahora es de Indios. Ya cayó la noche, el clima refrescó, pero nadie parece desanimarse por eso.

Joaquin Vitola, la voz de la banda, baila compenetrado y anuncia: “En el Data la gente pierde la lucidez” para dar lugar al tema del mismo nombre. Luego tocarán “Luz Azul”, de su nuevo disco “Asfalto”, que ganó los Premios Gardel como Mejor álbum pop. Con “Me Da Miedo El Amor”, el sonido es envolvente, a tono con las notas melancólicas de la canción.

A continuación presentan un tema inédito, donde Vitola pasará a tocar el teclado. Las visuales muestran fenómenos de la naturaleza (lluvia, por ejemplo) y distintas construcciones (como vigas), y las luces acompañan creando el ambiente adecuado. Seguirán con “El Extranjero” y el guitarrista se lleva toda la atención con un solo tremendo.

Anuncian la despedida, pero el público pide una más. “No queremos irnos“, dicen. En “Ya Pasó”, uno de los temas más conocidos del primer álbum, la gente canta con ellos. Luego, “Tu Geografía”, y por último, “Asfalto”, donde el carismático cantante se subirá a la batería.

Esta banda nos dejará su particular energía, con una estética y actitud que por momentos recuerdan a las de Babasónicos (el disco fue producido por Diego Uma, de esta banda, entre otros), un estilo de base indie pop y sus canciones pegadizas.

Al retirarse, nos quedamos en el patio esperando a Huevo, que comenzará no más de 15 minutos después. El primer tema es “Nos Espera”, del último disco de la banda, y la gente se pone a saltar inmediatamente. Arrancan con toda la fuerza, no se guardan nada. Seguirá “Cabra Adolescente” y luego invitarán a Louta a que cante con ellos.

En “Gladys”, la guitarra de Julián Baglietto se impone y los efectos para la voz son claves. Las visuales galácticas acompañan el comienzo de “Yo Le Vi”, donde sus seguidores cantan y no dejan de saltar.  Luego, “Se Escucha”, nos trae un momento más tranquilo que, como se espera, no durará. Todo explota de nuevo en “Pasan”.

Continúan con “Saltar Y Esquivar”. Detrás del escenario, las visuales muestran una animación en 8bit, como si fuera un videojuego de plataformas. Y en el campo, el pogo lo llena todo. “Ya estamos locos“, dice Julián, anticipando el próximo tema: “¿Qué Es Esa Música Abuela?”. Tomás Sainz la rompe en la batería. Para “Cable”, llamarán al segundo invitado de la noche, Javier Malosetti, que le aportará su sello inconfundible al tema. Aquí harán una breve pausa para preguntar por Santiago. Luego, el cierre será con “Un Día En Serrano”, donde Julián baja a saltar con sus seguidores y al volver tira agua desde el escenario.

Se los vio enérgicos, de muy buen humor, y eso es lo que transmitieron. Pisaron fuerte en este festival. Al despedirse, los Huevo dejan todo vibrando, como es su costumbre.

El cierre del evento estará a cargo de Bandalos Chinos. Tocarán en la Sala de Columnas, por lo que nos movemos nuevamente. Abrirán con “Veccar”, seguirán con “Isla” y “Un Día”. Inauguran, así, un viaje por su disco “En El Aire” y otras canciones. Invitarán a un saxofonista para que los acompañe en algunos temas. Ese sonido tan especial y característico del instrumento aportará pura belleza en las canciones.

En el medio del show, presentarán una canción nueva. La gente baila, entretenida, ya acercándose el final del encuentro. Estamos en presencia de una banda que explora géneros variados, donde prevalece el electro pop y donde también encontramos ritmos orientales, funk, un bajo con mucha presencia y, por supuesto, sintetizadores. Con “Dije Tu Nombre” y “Nunca Estuve Acá” se cierra esta noche musical.

Casi cuatro horas de música después, podemos decir que el Data Festival fue un éxito. Un festival coherente, con una buena elección de bandas, con mucho para conocer y disfrutar. Una oportunidad para empaparse de la música indie nacional, de la mano de artistas con personalidad y propuestas originales y divertidas. Nuevas experiencias rítmicas para actualizarse, refrescarse y arrancar la semana con todo.

Crónica: Guadalupe Romero
Fotos: Jesica Cabrera

Comentarios