Cosquin Rock 2018 @ Aeródromo Santa María de Punilla, Córdoba

Cada año qué pasa me hace replantearme que es lo que me impulsa a salir desde mí Cipolletti natal. Viajar mas de 1100 Km hasta las sierras cordobesas, soportar altas temperaturas y la siempre presente lluvia. A su vez, siempre que termina me dan ganas de volver otra edición.

Con una grilla variada, con muchas “figuritas repetidas” y otras que vienen pidiendo pista hace rato. Me decidí armar la mochila, pedir el sábado en el trabajo y emprender el viaje por tercera vez en los últimos años, esta vez con mí compañera de recitales. 

De por sí está edición acortaba su duración, de los típicos tres días, pasando solo a dos. Más que entendible porqué el festival salió de gira por varios países de latinoamérica.

Si hay algo que nunca falla todos los años además de la lluvia, es la interminable fila de vehículos en la ruta. Algo que intentó evitar es llegar tarde el primer día, por cuestiones de transporte (3 colectivos en un día) no pude asistir a ver a los que más prometen y llevan algo distinto. Renuevan el festival, tal es caso de Octafonic, Todo Aparenta Normal, Violeta castillo. Nada de esto paro la manija que uno tiene al ver el enorme aeródromo colmado de gente y escenarios.

Luego de varias horas, con bajada del colectivo y caminata de 7km incluida, llegamos al predio para escuchar a Las Pelotas. Realizando un repertorio más que normal y esperado sobre la banda. Dónde sonaron varios hits como “capitán América”; “Esperando el milagro”. Un show prolijo, correcto que dejó a todos conformes, nada que no hayamos visto en ediciones pasadas.

Siempre hay que elegir alguna banda sobre otra, en este caso elegí a “Ciro y los Persas” sobre “Dancing Mood”. Desde principio del 2017 no presenciaba un show de la banda. Arranco tarde el show, con varios temas de sus discos con los persas. Pero siguiendo con sus “caballito de batalla” el repertorio piojoso, “Como Alí” “Genius”, “Balneario de los doctores crotos”. En resumen, realizó el mismo show que en la “Fiesta de la manzana” del año pasado. El final fue el mismo.

Los que si se adaptan y siempre presentan algo nuevo, sin olvidar los clásicos, son “Los Pericos” brindando un gran show de comienzo hasta el fin. A eso le sumamos la participación de Andrew Tosh.

Cerca del escenario temático, se encontraba la gente de CBA X, saltos en BMX, motocicletas. Con un gran despliegue atlético incluido, desde un muro para trepar. Una gran propuesta del cosquin este año. Y en el escenario llegaba el turno a “New Indians” banda liderada por Fabricio Oberto. Con un rock muy Seattle y siendo una propuesta musical muy seria.

Al final primer día, donde por cuestiones de horarios, filas y recorrer cada una de las propuestas no musicales que brindaba el recital. Llegaba el turno en el escenario principal de “Las Pastillas del Abuelo”. Con un público ansioso esperando, a partir del primer se hizo presente la lluvia, ese factor que se encuentra en todas las ediciones. Obligando a que la banda acorte su repertorio y a todos los presentes buscar los colectivos para salir del predio.

Así terminaba el primero de los dos días de festival, volvíamos empapados a Carlos Paz. Felices pero aún faltaba un día y desde lo personal era el más esperado.

El segundo día ya arrancaba con el cielo nublado y con lluvia en la previa. Pudiendo llegar temprano esta vez al predio. La ventaja de eso es poder ver las bandas que abren los escenarios, que por cuestiones horarias muy poca gente las ve.

El plato fuerte de esta edición estaba dividida entre dos escenarios, el “universo géiser” y el “Quilmes Garage”. El primero lo abrió “La secta del Sonido” banda que dejó asombrado a todos con su pop/rock.

Rápidamente se encontraba “El mató a un policía motorizado” que no para de girar por varios escenarios del continente, presentaba “La síntesis O’konor” llevando el indie al escenario principal. De lo más destacado del festival, con temas como “Chica de Oro”; “Más o menos bien” hicieron bailar y corear cada tema a los presentes. 

Con un galpón más que lleno, con mucha gente afuera, fue el turno de los chicos de “Barco”, muy destacada su participación. Luego debutaron “Lo’ Pibitos” con todo su Funk, Hip Hop. La verdad una gran banda que impresiona en vivo, demostrando que ese escenario les quedaba muy chico.

Donde se vio una gran movilización de gente fue a las 19Hs con “Residente”, empezando puntual su show. El ex Calle 13 acompañado con una super banda integrada por músicos de distintas nacionalidades. Se presentaron con temas como “Calma Pueblo”; “El Aguante” y “Vamo’ a portarnos mal” de su anterior proyecto y nuevos de su disco solista.  Invitando a los presentes a descargar sus temas y ver su ultimo documental (Que fue proyectado ambos días en la carpa).

Con un notable recambio de publico, se hicieron presentes los trapos para una de las más esperadas del escenario principal. Los uruguayos de “La vela Puerca”, que no quisieron fallar y empezaron bien arriba con su show “Va a escampar”; “Todo el karma”; “La teoría”; “Zafar” y entre medio temas de su ultimo disco “Erase” y algo de su primer disco proximo a cumplir 20 años “Deskarado”. 23 temas para todos los gustos repasando toda su discográfica.

En el “Quilmes Garage” estaban los Mendocinos de “Usted Señalemelo”, banda que no para de crecer. Mientras tanto “La casita de Blues” la cerraba “La Mississippi” con el lugar repleto, la banda de Ricardo Tapia hizo vibrar a todos con “un trago para ver mejor”; “ese detalle” y un clásico para cerrar la noche del Flaco Spinetta “Post Crucifixion”.

Otra banda que debuto en este Cosquin y que lo hizo casi sobre el final del escenario temático Heavy fue”Asspera” que de punta a punta la rompieron, presentando “La concha de dios” editado hace poco tiempo. Siempre con su característico rock bizarro, “Partiendo cabezas”; “Tarifazo”; “La del Diego”. Cerrando con “Hijo de Puta” y “Pogo al corazón”, agradeciendo al gran respeto del publico y deseando volver de nuevo al festival.

Entradas las 24hs, con un gran cambio de publico, pero siempre con el escenario lleno, subia “The Offspring”. Primer show en el año para los oriundos de california. Con una lista llena de Hits abriendo con “You’re Gonna Go Far, Kid”. Por unos instantes, fue un regreso a los 90’s, realizando un gran repaso por toda su discográfica.

Una vez culminado el show, saliendo del predio (no nos pudimos quedar para las ultimas bandas por temas de horario) me volví a preguntar “¿Que es lo que me hace volver al Cosquin?” La respuesta es muy simple, la gran variedad de bandas que uno se encuentra, las nuevas propuestas en los escenarios alternativos y sobre todo lo que sigue generando esa imagen del predio lleno de gente que viene a disfrutar de lo mismo que uno, rock.

 

 Crónica y foto: Pablo Méndez

Comentarios