Claudio “Tano” Marciello + Apolo @ Niceto Club | 16.09.17

El pasado sábado, el gran guitarrista y cantante Claudio Tano Marciello se presentó con su banda en el mítico recinto de la calle Niceto Vega para llevar al público su más reciente disco, titulado “CTM”. Antes de ellos, pudimos disfrutar del show de Apolo, que supo calentar el escenario.

Corrían las nueve de la noche cuando el recinto se veía de a poco con más almas que salieron a disfrutar de la noche. Fue en ese momento que Apolo irrumpió en el escenario, para despertar a los presentes. La banda lanzó en 2016 su segundo disco, llamado “Vencer Al Ser”, y es por eso que en esta noche predominaron temas de ese mismo. Algunos de ellos fueron “Abrí Tu Mente”, “Sed De Crear” o “Donde Está El Nene”, pero también entre sus temas hubo tiempo para un par de covers, el primero sería “Cinco Siglos Igual” de León Gieco, y cerrando la noche, el clásico “Sucio Y Desprolijo” de Pappo.

Luego de esta primera entrada, todo estaba preparado para el plato principal, entre la espera se escuchaba al público alentar por el Tano, apoyando al artista. Con el escenario lleno de luces y humo, los músicos salieron uno tras otro y dieron comienzo. Primero con “Revoltoso Y Peligroso” y “Banderas Rojas”, donde los primeros riffs que caracterizan al guitarrista se hicieron ver.

Esto siguió y los temas del último disco continuaban sonando, como “Voy A Mi Destino”. Sin embargo, también hubieron interpretaciones de sus otras placas, como “Soy Un Luchador”. Luego, un tema de su último álbum pero que, según el artista, es de los más nuevos, “En El Umbral”. “Lo Verías Bien” trajo al primer invitado de la noche, que sería Hernán Rupolo, aportando sus dotes de guitarrista. Luego de “Desafío” llegó el punto fuerte de la noche, donde el Tano decidió bajar del escenario y tocar entre el público, pasando muy de cerca entre ellos y recorriendo todo Niceto.

De vuelta en el escenario, “Abriendo Caminos”, compuesto y cantado por la baterista de la banda, Melina Marciello, sonó de manera estridente. Luego de “Bajo El Cielo”, llegó el turno de “Gratitud”, canción instrumental que el artista se dio el gusto de hacer. “Adelante”, un tema clásico del cantante, pudimos ver que se realizó de manera semi acústica, dándole otro tono a la noche.

Con mucho respeto les voy a tocar este tema que sigue vivo, como la banda”, con esa introducción se realizó “Alma Fuerte”, en un momento que fue muy emocionante y se vio eso entre el público y los artistas, sobre todo en el guitarrista que, al terminar añadió “Almafuerte fue una banda que creamos con el señor Ricardo Iorio y que por muchos años nos acompañó”. Siempre con mucho respeto hacia los presentes, de una forma más descomprimida sonó “Sé Vos”, que luego del comienzo, la batería golpeó con fuerza y volvió al formato real, y el metal se hizo presente la noche del sábado.

Otro invitado subiría en “Insoluble”, este fue Willy Herrera, guitarrista de la banda Huaykil. Cerrando la noche, “El Espejo”, el cual en este caso fue compuesto por Leo Radanelli, bajista de la banda que también cantó el tema. Llegando al final, “Junto A La Música” y el clásico “Donde Está Mi Corazón”, canción de Almafuerte que el artista ya realizaba en vivo, donde todo parecía cerrar, pero los músicos decidieron sumar “Generador”, tema que abre el disco.

Así se dio fin a una noche que terminó como empezó, y aunque tuvo sus pasajes tranquilos y en contraste momentos metaleros, predominó el rock puro, en un show que estuvo cargado de grandes momentos y riffs potentes por parte del Tano. Veremos qué sigue ahora para la banda, que dio un gran paso en su larga carrera y que todavía tiene mucho tramo por delante.

Crónica: Federico Cárdenas
Fotos: Juan Paradeda

Comentarios