Carajo @ Teatro Sala Ópera | 22.07.17

Una renovación exitosa

En el marco del lanzamiento de los vinilos de “Atrapasueños” y “El Mar De Las Almas”, Carajo se presentó en el Teatro Sala Ópera de La Plata, el día sábado 22 de junio, en un show que repasó un gran repertorio de temas que no sonaban hace mucho y en los que mostraron una gran pulida en el sonido.

La banda integrada por Marcelo “Corvata” Corvalan -voz y bajo-, Hernán “Tery” Langer -guitarra y coros- y Andrés “Andy” Vilanova -batería- sabe dar un show que podemos disfrutar de gran manera, el profesionalismo y amor por lo que hacen siempre están y lo demuestran, ya sea por la soltura que transmiten desde el escenario, como también por la puesta en escena. Pero lo cierto es que hace ya un tiempo, la lista de temas no variaba mucho, y la salida de estos vinilos fue la excusa perfecta para darle una pulida a estos álbumes y sacar a relucir esos temas los ayudaron a ser quienes hoy son.

A diferencia de los días anteriores, la noche del sábado se presentaba cálida en la ciudad de las diagonales, respecto al show, nos encontraríamos con una lista muy variada entre los discos que se presentaban. “Hacerse Cargo” y “Atrapasueños”, ambos pertenecientes al segundo disco de la banda, comenzarían esto. Otro de ese disco fue “Triste”, y aunque este tema se escucha seguido en los shows, le da otro aire a la noche, en la que el público frena a escuchar y a lo sumo a mover las cabezas. Como dijimos anteriormente, dos serían los vinilos que se presentarían esa noche, y de “El Mar De Las Almas” (2010), para empezar, tendríamos temas como “Humildad”, otro clásico que casi nunca falta en los shows. Siguiendo con “El Llanto Espiritual” y “El Error”, la banda demostró cómo a veces se puede sacar provecho de un gran repertorio de temas, y que el sonido de éstos, se puede adaptar muy bien a la actualidad de la banda. Continuando con esta variación entre ambos discos, dirían presente “Bicho De Ciudad” y “Algo En Qué Creer”, con los que entramos en un lapso más pesado en la noche de la ciudad de las diagonales. “Una Nueva Batalla” y “Pruebas” terminaron de unificar al público en una vorágine de calor, sudor y disfrute al máximo. Una pequeña pausa se hizo, las luces se apagaron y el público quedó expectante, de pronto se escuchó un bebé llorando y con la posterior irrupción de violines, sabríamos que seguiría “Ácido”.

Es una pena que en el recinto platense no cuente con pantallas, ya que eso le supone un gran apoyo a la puesta en escena, y recordando también que este trío las sabe usar muy bien. Pero esto no fue un contratiempo, ya que la banda supo contrarrestarlo con un gran show de luces y humo. Luego de “Libres”, Corvata anunciaría que después de las fechas programadas, la banda se tomaría un pequeño descanso, ya que Andy será papá nuevamente. Entre aplausos, la banda aprovechó este emocionante momento a su favor, para entrar en el período más calmado de la noche, luego de “Mata-Rutinas” y “Como Debería Ser”, tendríamos temas como “Frágil”, “Virus Anti-Amor”, “Luna Herida” y “De Frente Al Mar”. Una seguidilla de canciones con las que, entre aplausos y vitoreo, la banda se bajó del escenario y sabríamos que no podían irse así, con tanta energía todavía sin expulsar.

Luego de un pequeño impasse, “Joder” haría lo propio, este tema de “Inmundo” (2007), cortó con la lista que estábamos teniendo y trajo consigo algunos temas clásicos de otros discos, le siguieron “Chico Granada” y “La Venganza De Los Perdedores”, para culminar con el que la gente estuvo pidiendo casi toda la última media hora, “Sacate La Mierda”.

Así, Carajo dio un show en el que demostró que hoy como ayer, siguen sonando con gran potencia, sólo que hoy la experiencia juega a su favor. No están muchos escalones más arriba, están consagrados, y la sinergia creada es cada vez más grande, lo que hace que estos temas tomen otro color, resignificándolos.

 

Crónica: Federico Cárdenas
Fotos: Marcelo Romero

Comentarios