Bulldog @ Teatro Vorterix | 29.09.17

La expectativa llegó a su fin:
Bulldog presentó “Sangre Y Fuego”

Foto: Natysys

La mítica banda rosarina regresó de su gira por España para presentar “Sangre Y Fuego”, el disco que grabaron precisamente en el continente europeo y que fue producido por “Nando” Miguel, de La Fuga. Las inmensas expectativas por parte del público por presenciar los nuevos temas, produjeron que la sala estuviera colmada y acorde a la presentación del nuevo álbum.

Está claro que la expectativa de los seguidores de Bulldog era incesante. Luego de una serie de shows que la banda llevó a cabo durante la mitad del año, la banda realizó un último show el 21 de julio en El Galpón de Hurlingham y anunció que se despedían por un tiempo debido a un viaje a España en el marco de una gira y también, con las intenciones de empezar a grabar el nuevo disco.

Mientras la banda grababa y tocaba en la lejana Europa, en nuestro país las publicidades, los flyers y los panfletos anunciando la nueva fecha alteraban los agitados corazones “bulldogueros”. La cita en Vorterix el 29 de septiembre se hacía demasiado lejana. Pero llegó. En primera instancia estuvo la presentación previa, el 28/9, con firma de discos, y con un gran grupo de fanáticos que hicieron horas de fila para ver a sus ídolos y tener el disco autografiado.

Al día siguiente, algunas personas con remeras de Bulldog ya comenzaban a rondar desde temprano por los alrededores del Teatro Vorterix. Con la puerta abierta a las 19:30, el primer puñado de madrugadores se aprestó a ingresar al teatro para ver a la primera banda de la jornada. Pasados diez minutos, se abrió el telón para el ingreso de Cumulus. Esta banda de punk rock provenientes desde la Zona Oeste del Gran Buenos Aires, aprovechó su oportunidad para demostrar su repertorio, influenciado a las claras por el estallido del punk de los ’70. Con una lista de 10 temas a velocidad “ramonera”, el quinteto dejó una buena impresión con sus canciones dotadas de poder y mucha energía.

Minutos cercanos a las 20:30, fue el turno de salir a escena para los NCN (No Creas en Nadie), con un estilo más cercano al rock clásico, pero sumándole una impronta personal a las bases y a los riffs. Prometiendo la grabación de su disco para fin de año, el cuarteto dio un gran show y se fue despedido con muchos aplausos por los seguidores que se acercaron en masa a hacer el aguante.

La expectativa en las instalaciones de Vorterix iban en aumento con el correr de los minutos. Los más rezagados se apuraban para tomar el centro de la pista, y de a poco la concurrencia comenzó a ser más acorde al hecho que se estaba por celebrar en instantes. Tras poco menos de media hora de espera, el telón se corrió y el escenario quedó a la vista de todos los espectadores. Con una melodía de carácter casi épico, sumada a las luces de color rojo furioso que iban invadiendo el recinto en secuencias, tras la espera, finalmente los músicos se asomaron lentamente yendo cada uno a sus lugares, y con el saludo protocolar y efusivo de su cantante Hernán “Mantu” Mantoani, los acordes de “Sangre Y Fuego” abrieron la noche, al igual que abren el nuevo disco. Con la intención de no dar respiro al público, “Otra Vez” y “A Un Amigo”, dieron lugar a la continuidad del show y a los temas de siempre, que también jugarían un papel preponderante en la noche.

Tras la interpretación de “Entre El Cielo Y El Infierno”, un clásico de las primeras épocas de la banda, Hernán se dirigió a su gente y les dijo: “Gracias por estar en esta etapa de ‘Sangre Y Fuego’. Bienvenidos…”. La denotada emoción del frontman fue directamente proporcional a la efusividad de la ovación recibida. El momento emotivo fue interrumpido por Guillermo “Willy” Tagliarini, quien -guitarra en mano- anunció que se venía otro de los temas nuevos. La base con aires “punkrockeros” comenzó a sonar para darle la bienvenida a “Amo El Viento”, una canción con la impronta melódica clásica que caracteriza a Bulldog referida a la lucha por los sueños y a atesorar cada momento vivido. “Noche Gris”, otro de los debutantes, tuvo su lugar un par de canciones más adelante, con sus bases influenciadas en la vieja mística de los Ramones y con el bajo de Ramiro “el Rata” España sacando notas una tras otra, sin parar. Al finalizar la canción y ante la correspondiente ovación, “Mantu” avisó: “Medimos con aplausos, ¿eh?”, en referencia a la aprobación del público para con los temas nuevos, a lo que “El Rata” le recriminó en broma: “¡Pero no vale pedirlos!”, provocando la risa de todos los presentes.

La noche ya pasaba por momentos de altísimas temperaturas. La efervescencia de los fanáticos iba en aumento y quedaba evidenciada en el pogo y en la gente que volaba por arriba de la valla una y otra vez. Siguiendo con el repaso de los materiales anteriores, pasaron “Adonde Nadie Ve El Sol”, del anteúltimo disco (“Ciudad Deseo”) y “Cementerio Punk”, uno de los grandes clásicos de la banda, perteneciente al segundo trabajo de estudio: “Un Lugar Para Juntarnos”.

Con un riff bastante reflejado en el rock clásico de los años ’80, “Willy” dio paso a la ejecución de “Se Marchó”, otro tema del nuevo disco. También sonaron “El Dictado”, “Camino A La Locura”, “Mundo Enfermo”, y “Mi Anestesia” (esta última con “Willy” asumiendo el papel de cantante) tres de las canciones que están incluidas de misma forma en el nuevo material y que recibieron la aprobación unánime de toda la concurrencia.

Pero como era de esperar, los clásicos y los temas de antaño tenían que seguir siendo parte de la fiesta. Por eso sonaron canciones no habituales en los últimos shows de Bulldog como la emotiva “Sangre Combativa” o la furiosa combinación que formaron “Si Yo” y “No Te Aguanto Más”, sumados a grandes clásicos “bulldogueros” que nunca faltan, como “La Vida”, “Más Que Diez”, “3° D”, “Circo Calesita”, que se fueron sucediendo unos tras otro para la alegría y exaltación de los efusivos fanáticos.

Para el final, Mantu volvió a tomar la palabra y anunció la llegada de una “noticia alegre”. Con una felicidad indisimulable en el rostro, el frontman informó: “‘El perro’ va a estar tocando en Obras el próximo 10 de Diciembre…”, noticia que despertó el grito y la algarabía en cada uno de los presentes, celebrando esta gran oportunidad para el conjunto rosarino. El pico máximo de pogo tuvo lugar con “El Ángel De La Muerte”. Para el final, hubo lugar para un agradecimiento especial desde el escenario: “Gracias, esperamos que les guste el disco. Lo hicimos pensando en ustedes…”, y con la gente cantando a pleno: “¡Ohhh vamos los Bulldog, los Bulldog, los Bulldog, vamos los Bulldog!”, fue el momento de dar por cerrada la historia, con el trágico “Fatal Destino” y el relato de un amor no correspondido retratado en “Algún Día”, y cantado por El Rata.

El final a puro desahogo y aplausos fue la imagen de la comunión que existe entre Bulldog y su gente. La banda se quedó un largo rato saludando, repartiendo listas, púas, palillos y parches de batería autografiados, pero por sobre todas las cosas, agradeciendo de corazón el recibimiento que tuvieron tras su viaje de más de un mes a España, y las buenas vibras que recibió “Sangre Y Fuego” por parte del público.

Con muchísimas metas más por delante, está claro que el tiempo que llevan en carrera poco importa para estos cuatro músicos, sumados los más de una decena de discos que llevan editados, parecen no encontrar nunca el techo ni las ganas de parar. ¿Aguantará su gente la expectativa hasta diciembre?.

 

Crónica: Alejandro Jerez

Comentarios