“Arder” de Mas Que Uno – Reseña

Movilizar y producir un cambio desde el arte

Foto por:  Ale Campitelli /  Root Productora

Luego de pasar por un pequeño quiebre en la banda –  con la salida de su primer baterista- y en el medio de un contexto en el cual el feminismo nos está enseñando a crecer como seres humanos y como sociedad, Mas Que Uno logró tomar muchos de los ideales del movimiento  y volcarlos en una placa que nos demuestra que la lucha se produce desde todos los ámbitos.

El pasado 16 de Agosto se dio a conocer Arder, su más reciente trabajo, con un sonido fresco y contundente, complejo y simple a la vez. Esta vez lograron capturar un momento y un contexto que está cambiando la historia, pero desde un sonido, que si bien tiene un gran trabajado sonoro, suena a casi un vivo, a esa conjunción de banda en una sala, ese momento íntimo en el que lxs músicxs se sueltan y se dejan llevar.  Parte de esto tiene que ver con el tiempo en el que fue realizado, puesto que la producción entera, grabación y mezcla se realizó en 6 semanas, sin embargo cada detalle fue realizado de manera minuciosa, sin sobre-producción pero  plagado de detalles técnicos que llevan a que suene todo tan bien como si se hubiera llevado a cabo durante meses. Entre dichos detalles podemos destacar, por ejemplo, que  para intensificar la idea del sonido de la banda tocando en su sala, Lucas Romano – encargado de la co-producción junto a la banda- se encargó de encontrar un reverb – el efecto en el que reflejos de sonidos se descomponen tras rebotar en múltiples superficies-  que sonará similar al estudio A de Rompahonic, lugar donde la batería y el bajo fueron grabados en simultáneo, para darle un mismo sonido a todos los instrumentos, por otro lado la voz está como protagonista casi principal,  lo cual permite que se entienda cada palabra que Larro Carballido – cantante y guitarrista – expulsa de su interior para reflejarnos el concepto  que rodea a todo el disco. Por otro lado el excelente sonido en crudo que Fitu Bocci – bajista y corista- produce con su instrumento no requirió la utilización de un amplificador de bajo durante la grabación. Fue realizado en: Romaphonic: grabación de baterías y bajos; Estudio Átomo: guitarras y voces, estudio Doble Vida, coros y extras

Para quienes ya conozcan a la banda, se van a encontrar esta vez con una expresión artística quizás un poco menos introspectiva que en sus producciones anteriores, si bien en Puentes (2015) ya se podían destacar algunas líneas que llevaban a mirar un poco hacia afuera, Arder trae  toda una línea contextual actual, sobre el momento en que vivimos, en el que las mujeres decidieron decir basta y salir a las calles a expresar con mayor firmeza sus derechos y mostrarnos el camino; todo esto está reflejado en una labor impecable(que no voy a dejar de resaltar a lo largo de esta reseña) de las letras de Larro, quien logra plasmar en palabras y en su voz una gran cantidad de verdades dignas de enmarcar y de ser levantadas como estandartes.

Hablando ahora de la  música propiamente dicha, arrancamos este camino con Arder, que casualmente fue la primer composición que encendió el fuego inicial de esta placa. Inicia con un redoblante en “modo marcha”- con un pequeño guiño a Star Wars y la marcha imperial quizás? –  y con la voz en primer plano  desde un comienzo planteando un llamado a reflexión con poderosas frases como “Repensemos cada cosa que aprendimos” – que tiene un poder  y significado tremendos dentro el momento que nos toca vivir y todxs deberíamos intentar llevarla a cabo- hasta que desde atrás se empieza  a escuchar un coro que terminará siendo una majestuosa conjunción de 14 mujeres, que acompañan y defienden la lucha feminista, cantando en simultáneo, generando  una gran emoción para el escucha y que seguramente le erizará la piel. Es un tema que refleja muy bien la esencia de simpleza repleta de complejidad.

Luego se da un paso perfecto a Si Me Canso de Callar, con una guitarra y un riff “fuzzeado”, explotando por un amplificador Fender Twin de los 70 que marca mucho el sonido, mezclado con una combinación impecable de bajo y batería y una letra  que llama a tomar las riendas, dejar la sumisión, revelarse y elevar la voz del movimiento. Se puede comenzar apreciar además el gran aporte de coros  del más reciente miembro, Bruno Valente -baterista-. Quien demuestra además sus conducentes golpes al comienzo de Tu Caminar, que acompañados de palmas golpean directo al pecho del escucha. Si bien el tercer track comienza bajando un poco los decibles tiene una gran frescura y soltura, un estribillo muy “coreable” y “radial” acompañados de unos muy lindos “la la la” que le brindan una hermosa atmósfera y es otra de las canciones en los cuales la calidad y claridad del sonido me dejó maravillado.

Pasando la mitad llegamos a Distintos, con un guiño quizás a los fans de la vieja escuela, debido al parecido de nombre con su tema Instinto- perteneciente a Ser, el primer EP de la banda- tan solicitado en los show de la banda; pero no solo en nombre sino que luego de arrancar con un bajo sonando a pleno con mucho ritmo, que incita a moverse al unisono, y  antes de llegar al primer estribillo del track se escucha una guitarra con un riff y estilo sonoro muy similar al audio que tenía Ser, sin embargo muy atrás quedó el sonido de esa época ya que en la actualidad está mucho más elaborado,  tan solo si contamos los cinco sonidos distintos  de guitarras que se pueden apreciar; demostrando aquí que Mas Que Uno “no quiere ser solo uno más” y quiere llevar su sonido y su evolución un(os) paso(s) más adelante en cada nuevo trabajo. A continuación, llega Mártir, que logra bajar muchos decibles, pero manteniendo el fuego que le da sentido y conducción a todo el disco, el poderío de la letra lo voy a destacar aquí con Vine a romper lo que nos hace ser más esclavos que hermanos; sonoramente me recuerda un poco a algunas baladas de Puentes, pero nuevamente mucho más evolucionado y se pueden apreciar algunas programaciones de teclas, pianos y sintetizadores agregadas por Lucas Romano que se acoplan muy bien al sonido del trío

Llegando al final una batería contundente nos trae De Nuevo Por aca, acompañada de riff muy clásico a la identidad de Más Que Uno, tanto en guitarra como en bajo, y un estribillo hiper-pegadizo,de esos que te dejan cantando un largo rato. Tiene muy plasmada la esencia de la banda que además se encuentra acompañada por Luciano Villacé– cantante de Bigger- en voz; una excelente decisión elegir este tema como cierre para darle un broche a un trabajo sin fisuras, que unos segundos después del último acorde vuelve en una especie de círculo perfecto al coro de el inicio pero con mucha más soltura, risas y felicidad.

Como espero se haya podido apreciar a lo largo de estas palabras, la labor que realizaron Larro Carballido, Fitu Bocci, y Bruno Valente es impecable, si bien esperaba algo bueno,  la forma en que lograron plasmar todo un contexto, momento y lucha en música logrando conectarlo a través de todo el disco y con un sonido tan impecable( nuevamente destacar la labor de Romano, que claramente fue un cuarto integrante) me dejó maravillado, por lo cual sugiero muy exhaustivamente a quien sea que esté leyendo y que aún no haya escuchado Arder ni visto a Mas Que Uno en vivo que haga ambas cosas lo más pronto que pueda.

Por: Julián Castillo

Comentarios