Animals As Leaders @ Groove | 27.07.17

En una mini primavera por demás anticipada y con el mes de julio a poco de terminar, recibimos la visita en nuestro país de la banda procedente de Washington D.C. en los Estados Unidos. Hablo de los exponentes de un género que se hace cada vez más extendido como el djent, Animals As Leaders.

Alrededor del horario de inicio del show me hago presente en el venue elegido para el caso, se trata del boliche Groove en el corazón del barrio de Palermo de esta ciudad. Otras veces hemos estado aquí y suele sonar y verse bien, veremos cómo responde ante esta música que es de por sí algo extrema. Esta vez no hay bandas invitadas, lo cual puede ser una desventaja teniendo en cuenta el tiempo de espera.

El trío de Metal instrumental Animals As Leaders está conformado en la actualidad  por el virtuoso guitarrista shred Tobin Abasi en la primera guitarra, quien ha estado invitado a los famosos G3 y G4 junto a Satriani, Vai y Petrucci entre otros. La segunda guitarra está a cargo del guitarrista de origen mexicano Javier Reyes y la batería está en manos de Matt Garstka. La formación presenta la particularidad de no tener bajista ya que ambos guitarristas utilizan guitarras de ocho cuerdas.

La convocatoria colma cualquier expectativa, ya que el lugar se encuentra lleno y está claro que muchos de los que estamos aquí somos músicos, y en un porcentaje altísimo guitarristas. La banda y el género es desde su génesis meramente orientado a la guitarra y al virtuosismo.

Para hablar un poco de este género, debemos decir que es bastante joven, nació durante la década de los 2000 devenido de otros tipos de metal como el extremo y el nü metal. Su nombre “djent”, hace referencia al sonido que hace la cuerda grave de las guitarras con distorsión high gain característica y el palm mute al tocarla. El famoso, querido y nunca bien ponderado “machaque”.

Dentro del estilo, Animals As Leaders se destaca también por la complejidad de sus composiciones, patrones rítmicos sincopados y polirritmias junto con momentos de acordes complejos en guitarra limpia acompañado siempre de un despliegue virtuosístico por parte de los tres integrantes.

Durante el show, la banda repasa toda su producción, que cuenta con cuatro discos de estudio desde aquel homónimo que viera la luz en abril de 2009. Más allá de lo extremo del sonido de la banda, el audio es excelente y todo suena con remarcable prolijidad.

En algo más de hora y veinte sucede la presentación completa de esta demoledora propuesta progresiva y virtuosa. Casi ni hablan, sólo un par de “gracias” al finalizar algunos temas y el resto del tiempo: música y más música. Como siempre en Argentina no dejamos de destacar y los artistas se ven sorprendidos al escuchar al público corear algunas melodías e incluso riffs.

Durante todo el show es de destacar la fidelidad de la ejecución con los registros discográficos que hemos escuchado de ellos, se acompañan por momentos con pistas para lograr el relleno tímbrico que no sería posible de otra manera pero lo que tocan es prácticamente lo que está en los discos.

Para finalizar, la banda se despide con el tema llamado “Cafo” el cual es su, por decir de alguna forma, hit y la gente lo celebra.

Otra noche llena de virtuosismo y esta vez música extrema que te acomoda las ideas.

Crónica: Federico Iguera
Fotos: Agostina Reula

Comentarios